"Nos duele aplazar la Feria del Libro, pero la prioridad es la vida": Presidente de la Cámara Colombiana del Libro

Noticias destacadas de Cultura

En un diálogo para El Espectador, Enrique González, presidente ejecutivo de la Cámara Colombiana del Libro, habla sobre la decisión de aplazar la Feria Internacional del Libro de Bogotá, las implicaciones económicas y la esperanza de que esta crisis sea transitoria.

Ustedes ya venían hablando sobre la posibilidad de posponer la feria…

Sí, ya veníamos teniendo algunas dificultades por la asistencia de invitados que, primero, tenían que estar en cuarentena en Colombia, es decir, quedaban descartados los que venían de China, Italia, Francia. Luego, los países nórdicos que son los invitados de honor, ya estaban comenzando a tener problemas para salir de sus países porque también tenían muchos contagiados. Para esta Feria teníamos pronosticados 500 visitantes extranjeros que se dividían entre escritores (180), más editores internacionales, agentes literarios, bibliotecarios y visitantes en general. En ese sentido, cuando comenzaron a cancelar y decir que no podían venir, nosotros supimos que había dificultades. Luego cancelaron la Feria del Libro de Leipzig, en Alemania, el Salón del Libro de París y la Feria de Londres. También fíjate en que la Feria del Libro de Madrid aplazó hasta octubre, así que estaba más que claro que este era un problema internacional.

Teníamos que llegar a esto, pero estábamos a la espera porque Colombia aún no tenía ni tiene un número muy alto de personas contagiadas. 

 Es decir, están de acuerdo con lo que decretó el Distrito y el Gobierno Nacional en las últimas horas…

Sí, lo estamos. Somos responsables y solidarios con las decisiones que tomaron el Distrito y el Gobierno Nacional. Respaldamos esas medidas aunque tengamos dificultades económicas y logísticas por este aplazamiento. Para nosotros es mucho más importante la salud y la vida de los colombianos. Tenemos que ayudarnos todos. 

¿Cuáles serán esas dificultades económicas y logísticas? ¿Qué implica este aplazamiento?

Somos tres socios operativos importantes: Corferías (50%), la Cámara Colombiana del Libro y los países nórdicos, que también son los invitados de honor. Lo que queremos es salvar la feria y la participación de nuestros socios. Estamos en la búsqueda de una fecha con Corferias y cuando la encontremos, los nórdicos decidirán si participan o no, pero estamos esforzándonos para que eso suceda. Lo que queremos es minimizar las pérdidas. Trataremos de que los tiquetes que les hemos enviado a los escritores sean utilizados. Que el dinero que pagaron los editores y expositores por los stands en Corferias, pueda usarse. También quiero mencionarte a nuestros aliados: nuestro principal patrocinador es Bogotá y ya hablamos con la alcaldesa, las secretarías de Cultura y Educación. Nos dicen que nos respaldan totalmente. Los demás aliados también, pero están a la espera de la fecha.

Teniendo en cuenta que la situación tendrá que definirse conforme al comportamiento del virus en el país, ¿esa fecha ya la tienen clara?

No, aún no. Sabemos el afán para que demos alguna fecha y entendemos que habrá una pequeña crisis de tipo económico a raíz de esta decisión que todos estamos tomando. Muchas nos afectarán de alguna manera, pero nosotros, por encima de eso, trataremos de salvar la feria y cumplirles al público y los aliados. Queremos y esperamos hacer un evento tan fuerte y potente como el que ya teníamos programado para abril. 

También dependerán del calendario de Corferias... 

Sí, un calendario que todo el año está lleno. Hacen 65 ferias y perderán alrededor de dos meses de eventos, entre esos, la Filbo. Ellos nos han dicho que le darán prioridad a nuestra feria porque es la que más asistencia tiene a lo largo del año: en 2019 fueron 605.000 personas. También entendemos que tienen unos compromisos firmados y esperemos a que ellos consulten con las demás ferias que tienen para los próximos meses. Tenemos que pensar también en cuánto puede durar esto. 

¿Ya hablaron con las editoriales? ¿Qué dijeron ellos? 

Sí. Hay dificultades de tipo económico. Por ejemplo, los libros de los nórdicos ya están importados. Los pedidos ya están hechos y además las compras ya fueron efectuadas. Algunos ya han pagado los espacios, pero reitero: les hemos dado el respaldo y el compromiso de que Corferias le dará prioridad a la Feria del libro sobre las otras ferias que tiene. En ese sentido, nosotros creemos que les podemos minimizar las pérdidas. ¿Qué tanto? Aún no lo sabemos. En la medida en que se estire el plazo, habrá proveedores que no podrán esperar. Esa parte la desconocemos. Por eso trataremos de que esa nuevo agendamiento no sea muy lejano. 

Entiendo por sus respuestas que tiene la esperanza de que esta crisis no dure mucho... 

Creo que las medidas que tomaron las autoridades son las correctas. ¿Eso le da un bajón a la economía? Claro, es cierto. Colombia vive de la exportación del petróleo y esos precios están en el suelo, así que este país tendrá unas dificultades importantes. Seguramente este será un año difícil, pero en la medida en que todos nos solidaricemos y nos unamos para sacar el país y nuestras industrias adelante, minimizamos las perdidas. Yo no creo que esto dure mucho. El hecho de que la Organización Mundial de la Salud diga que estamos enfrentando una pandemia, es una buena noticia porque no se escatimará en medidas para enfrentarla. Para mí, Colombia las ha tomado con anticipación. Felicito a las autoridades colombianas porque están tomando decisiones valientes  que priorizan la salud por encima de la economía. Este asunto es transitorio. Yo creo que si miramos a los ojos a este problema y le buscamos solución unidos, que es lo que le pedimos a nuestro gremio, vamos a ser capaces de salir de esto. 

¿Cuál es su mensaje para el resto de eventos culturales que aún no han cancelado y no se han manifestado sobre este asunto? 

Nosotros somos respetuosos de las decisiones de las autoridades. Eso es lo primero. Estamos de acuerdo con estas medidas que sí, son dolorosas, pero es más doloroso tener un país contagiado. Ya hemos visto las consecuencias de los países que no tomaron las medidas a tiempo. En la medida en la que todos vayamos hacia un mismo lado, reduciremos las posibilidades de contagio. No estamos en el momento de tener reuniones masivas y nos duele mucho aplazar la Feria del libro, pero priorizamos la vida. Tenemos la seguridad de que ser responsables con la salud de los colombianos, nos dará la posibilidad de hacerla en algunos meses. 

 

* “Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus". 

Apóyanos con tu suscripción

Comparte en redes: