ONIC confirma el primer fallecimiento de un indígena por COVID-19 en Colombia

Noticias destacadas de Salud

La Organización Nacional Indígena de Colombia confirmó este jueves, en su último boletín, el fallecimiento de un indígena del pueblo Yanakuna por coronavirus. Se trata de el primer caso confirmado y se presentó en San José de Isnos, Huila.

Desde hace varias semanas, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) ha realizado un seguimiento especial a la situación de los Pueblos indígenas del país frente a la pandemia. Según sus reportes, actualmente hay 249.673 familias indígenas en alto riesgo de contagio, debido a la cercanía a centros poblados con casos confirmados. (Le recomendamos: Indígenas, una población vulnerable que también lucha contra el coronavirus)

En el reporte de este jueves se confirmó el primer fallecimiento de un indígena por coronavirus en el territorio colombiano. Se trata de un integrante del pueblo Yanakuna, cuyo resguardo se encuentra ubicad en San José de Isnos, en Huila.

“A la ONIC se le reportó que en el sector conocido como San José de Isnos, vereda Ciénaga Chiquita en el Departamento del Huila, la Secretaría de Salud confirmó un caso positivo del virus. La víctima de género masculino perteneciente al pueblo indígena Yanakuna, Cabildo de San José, fue llevado el 11 de abril al centro médico, a donde llegó con dificultad respiratoria y lamentablemente falleció poco después. Aunque el fallecimiento se registró el día 13 de abril, el proceso de confirmación del diagnóstico se hizo público hasta el día de 19 de abril por parte de la gerente Mildred Cifuentes de la ESE San José de Isnos y la Secretaría de Salud departamental de Huila”, informó el reporte de la Organización. Puede leer:  Indígenas llevarán su propio conteo de casos y muertes por coronavirus)

También aseguraron que la preocupación se extiende en los territorios campesinos e indígenas de dicho sector, ya que “no hubo protocolos de protección ni de aislamiento adecuados antes, durante, ni después del deceso de la víctima; temen porque al sepelio asistieron comunidades indígenas habitantes de la zona”. Al cierre de este último boletín, indicaron, la Secretaría de Salud estableció el cerco epidemiológico y practicó las pruebas a las personas que tuvieron contacto con el indígena que falleció.

Entre otros casos confirmados en comunidades indígenas se encuentran los de 2 yukpas, un zenu, 3 pastos y 1 yanakuna. Además, explicaron que se sigue haciendo un seguimiento especial a 90 indígenas del pueblo Embera Dóbida, del resguardo de Peñas Blancas en Riosucio, Chocó, donde se está a la espera el informe de la brigada de salud.

“Continuamos exigiendo que se realicen pruebas masivas territorializadas y que se apoye a las autoridades indígenas en el monitoreo y las brigadas de salud propias que se están implementando en algunas comunidades y que se necesitan realizar en todas, para la detección temprana de personas contagiadas sintomáticas y asintomáticas y poder contener la expansión del virus”, aseguran, resaltando también que a la pandemia se le suman otros factores como el recrudecimiento del conflicto armado y la falta de garantías alimentarias, de bioseguridad y agua potable.

Comparte en redes: