ONU pide a los gobiernos fomentar un plan para manejar los desechos hospitalarios por COVID-19

Noticias destacadas de Salud

El programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente explicó que el manejo inadecuado de desechos como guantes, tapabocas o pañuelos de papel, puede causar efectos imprevistos sobre la salud de las personas y el medio ambiente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido enfática en los cuidados de bioseguridad que debe tener el personal de la salud para tratar a los pacientes que resulten positivos por COVID-19. Los guantes, tapabocas, mascarillas, pañitos, pañuelos de papel, recipientes de antibacterial o frascos de alcohol están contantemente en los hospitales, pero ¿qué pasa con todos esos desechos? (Vea aquí toda la información sobre coronavirus)

El programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente les pidió a todos los gobiernos del mundo un plan para hacer un correcto manejo de estos desechos. En un documento, explicó que su objetivo es reducir los riesgos de contagio, sobre todo para los recolectores de las empresas y los recicladores de basura doméstica.

“El manejo inadecuado de estos desechos podría desencadenar un efecto de rebote. La gestión eficaz de los desechos biomédicos y hospitalarios requiere de un proceso apropiado de identificación, recolección, separación, almacenamiento, transporte, tratamiento y eliminación de los residuos, así como de aspectos asociados importantes que incluyen la desinfección, y la protección y capacitación del personal”, señaló el organismo. (Puede leer: OMS recomienda el uso de tapabocas para todas las personas)

Una de las formas seguras de botar los desechos como mascarillas o guantes usados, es envolverlos en bolsas separadas, preferiblemente si están marcadas como “de alto riesgo”. Además, deben almacenarse aparte de otros flujos de residuos domésticos y ser recolectados por operadores municipales u operadores de gestión de residuos especializados.

Carolina Montes Cortés, docente investigadora del Departamento de Derecho del Medio Ambiente, de la Universidad Externado de Colombia, en un artículo de esta institución aseguró que aunque en los hospitales se puede garantizar una gestión sanitaria de los residuos de los pacientes contagiados, en el hogar no se puede tener el mismo manejo. (Puede leer: El falso gráfico con el que el alcalde de Medellín creó confusión sobre uso del tapabocas)

“Los residuos infectados se deberán mantener en recipientes con tapa de pedal dentro de la habitación del paciente y limpiar las áreas que han entrado en contacto con ellos, tal como lo recomienda OMS en el protocolo entregado para el manejo en casa de pacientes infectados. Se debe considerar que “el manejo inadecuado de estos desechos podría desencadenar un efecto de rebote y otras consecuencias en la salud humana y el medio ambiente, por lo que su gestión y disposición final de forma segura es vital como parte de una respuesta de emergencia efectiva””, dice la docente.

Montes asegura que evitar que recicladores u operadores del aseo se contagien, los ciudadanos deben tener un adecuado manejo de sus residuos, rociar desinfectantes sobre las bolsas que los contienen y manteniéndolos en casa en recipientes cerrados. Además, recomienda, que el personal siga las indicaciones de cuidado en torno a la manipulación de los materiales que, probablemente, estén contaminados. (Lea también: El debate del tapabocas para todos: una explicación sin pasiones)

 

* Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus

*Apóyanos con tu suscripción. 

Comparte en redes: