Presidente descarta prohibición de consumo de licor en hogares durante cuarentena

Noticias destacadas de Política

Ante la propuesta lanzada por la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, a raíz de los casos de violencia intrafamiliar, el primer mandatario señaló que era muy difícil controlar el consumo de bebidas, pero que había que ser ejemplares con las sanciones a la violencia doméstica.

El presidente Iván Duque Márquez descartó este martes la prohibición del consumo de bebidas alcohólicas en los hogares colombianos durante la cuarentena decretada que se extenderá hasta el próximo 27 de abril. Según el primer mandatario, si bien el decreto de aislamiento preventivo obligatorio ya prohíbe el consumo en espacios públicos y que no hay dudas de que el alcohol es un acelerador de la violencia doméstica, el principal problema es hacer efectiva dicha medida.

“Usted llega a su casa a las 12 a almorzar y se toma una cerveza. ¿Cómo hay yo para evitarlo si la tenía comprada desde hace dos semanas y la tiene en la nevera? El problema no es solamente que el trago sea un acelerador de esos comportamientos, porque lo es (…) lo que tenemos que hacer es sancionar ejemplarmente la violencia doméstica”, comentó el jefe de Estado en entrevista con Blu Radio.

Le puede interesar: Aislamiento obligatorio hasta el 27 de abril: un esfuerzo adicional por la vida y la salud

En ese sentido, invitó a la ciudadanía a denunciar actos de violencia intrafamiliar. “El vecino que escuche que le están pegando en la otra puerta a la señora, debe también denunciar. Por eso no cerramos ninguno de los servicios de comisaría de familia en el decreto”, manifestó Duque, quien trajo también a colación que uno de los espacios de mayor riesgo para los niños en el país es el hogar.

Anunció que este martes se conocerá una campaña de concienciación, encabezada por la primera dama María Juliana Ruiz y el Instituto Colombianos de Bienestar Familiar (ICBF), para que quede claro que “los derechos de los niños se respetan y no dejaremos de ser implacables ante cualquier denuncia de abuso o agresión a un niño”.

El presidente, sobre el mismo asunto de consumo, consideró que son buenas las medidas de restricción de compra de licor, como la que se ha adoptado en Bogotá de solo permitir una botella, pero admitió que resulta complejo regular en todo el territorio nacional “porque los patrones de consumo cambiar de municipio a municipio y hay que dejarles un margen a los alcaldes y gobernadores”.

“Me parece bien, lo que pasa es que, de nuevo, muchas veces las familias que quieran pasarse de vivas se distribuyen y terminan con cuatro botellas de aguardiente a las 4 de la tarde. Hay que buscar el sentido de responsabilidad”, dijo.

Comparte en redes: