Primeros efectos del COVID-19 en la inflación: subió 0,57 % en marzo

Noticias destacadas de Economía

El precio de los alimentos es lo que más está halando hacia arriba la canasta familiar. De otro lado, el comportamiento de los combustibles fue un alivio para el grupo de gasto de transporte.

La crisis por el coronavirus empieza a mostrar sus primeros efectos en la estadística nacional. Según el reporte de inflación del DANE, en marzo la variación del índice de precios al consumidor (IPC) fue de 0,57 % (57 puntos básicos), mientras que en el tercer mes de 2019 la cifra había sido 0,43 %.

En cuanto a variación anual, la inflación fue de 3,86 %, frente a un 3,21 % registrado en marzo del año pasado.

Le puede interesar: Así inyectan liquidez EE. UU. y la UE para aliviar sus economías afectadas por el coronavirus

El director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, resaltó que ambos resultados (de variación mensual y variación 12 meses) están en línea, aunque en el límite, con las expectativas de los analistas reportadas por el Banco de la República.

En la variación del IPC, sin duda, lo que más está generando un impacto es el precio de los alimentos, que aportaron 34 puntos básicos de los 57 que subió el índice en el tercer mes de 2020.

Dentro del grupo de alimentos (cuyos precios subieron 2,21 % en la variación mensual), mirando más a fondo, se puede ver que lo que más está subiendo de precio son frutas frescas, hortalizas y legumbres, papas, arroz, cebolla y plátanos.

Luego del grupo de alimentos, el grupo de gasto que más impactó en la inflación fue alojamiento, agua, electricidad y gas. Oviedo explicó que el efecto de la tasa de cambio, alrededor e incluso por encima d elos $4.000, se pudo evidenciar en este grupo. "(El impacto del dólar) lo estamos viendo en los puntos que aportó el gas natural, debido a que la tarifa de gas natural tiene un componente de transmisión y distribución que se mueve en función de la TRM, y por el lado de la electricidad, que aportó cinco puntos, el componente de generación también tiene una indexación al dólar".

Agregó que se le hará seguimiento al impacto del dólar sobre los productos agropecuarios, debido a que los insumos de la producción se pueden ver afectados por el comportamiento de la tasa de cambio.

En los grupos de variación negativa, se encuentra recreación y cultura (cuyo precios cayeron 0,37 %) y transporte (-0,07 %). Según Oviedo, esto se explica, respectivamente, en el estancamiento de la actividad económica de recreación y cultura en marzo, así como en la reducción de precios de combustibles durante el tercer mes del año.

En cuanto a ciudades, las que más vio impactados sus precios fue Cúcuta, con 1,1 % de variación mensual. La que menos se vio afectada fue Armenia, con una variación de 0,37 %, es decir, 20 puntos menos que el total nacional.

Por niveles de ingreso, los pobres siguen siendo los más afectados. La inflación anual para este grupo de población fue de 4,30 %, seguidos por los considerados vulnerables (4,19 %), clase media (3,86 %) e ingresos altos (3,60 %).

Juan Daniel Oviedo explicó que la metodología de recolección de información para el índice ha tenido algunos cambios, que incluyen consultas telefónicas y presenciales cercanas a los domicilios de los encuestadores. El 89 % de las consultas siguen siendo visitas de forma tradicional; 7,9 % son por teléfono y el valor restante se realiza, por ejemplo, a través de correo electrónico y consultas de páginas web.

Oviedo concluyó recordando que artículos como el gel antibacterial y los tapabocas no forman parte de la canasta básica familiar con la que se calcula la inflación.

* Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus.

Comparte en redes: