Ad
Redacción Cromos / 29 Apr 2021 - 8:30 p. m.

10 mitos sobre el cáncer del piel

El número de casos de cáncer de piel en Colombia han aumentado, presta atención a sus causas para evitarlo.
Uno de cada 4 casos nuevos de cáncer, es cáncer de piel.
unsplash
Uno de cada 4 casos nuevos de cáncer, es cáncer de piel.
Uno de cada 4 casos nuevos de cáncer, es cáncer de piel.
Foto: unsplash

En los últimos años, el número de casos de cáncer de piel en Colombia ha aumentado. Uno de cada 4 casos nuevos de cáncer, es cáncer de piel. Por tal razón, Bristol Myers Squibb de Colombia, compañía biofarmacéutica de innovación, e ISDIN, compañía líder en cuidado dermocosmético, junto a la Cirujana Dermatóloga, Paola Cárdenas, se unen para transmitir un mensaje de autocuidado para prevenir las lesiones en la piel que podrían ser causantes de cáncer o melanoma, su forma más agresiva.

También puedes leer: Quiromancia: ¿qué significado tienen los lunares en la mano?

Mito 1. A la hora de escoger un fotoprotector lo único importante es el spf (factor de protección solar), si es 100 me protege mucho más:

Muchas veces la decisión de usar un determinado protector solar se basa exclusivamente en el valor del SPF y pensamos que cuanto más alto es, tiene un mejor efecto, pero no necesariamente es así. Existen diversos factores a la hora de escoger un buen protector solar. La recomendación es que el SPF mínimo que debemos usar es de 30, sin embargo un alto índice de este valor no significa que proteja la piel contra los rayos UVA.

El SPF nos habla de la protección contra la radiación UV tipo B. Es importante fijarse si el producto brinda defensa contra otro tipo de radiaciones como la UV tipo A, información que se encuentra en la caja o empaque. Un fotoprotector SPF 50 tiene una protección del 98% frente a la radiación UV tipo B mientras que uno SPF 100 98.4%. Así mismo, es importante fijarse si el producto es amigable con el medio ambiente.

Mito 2. El fotoprotector solo se debe aplicar cuando hay sol:

Los rayos UVA del sol son tan fuertes que pueden penetrar ropa y hasta vidrio. La Fundación de Cáncer en la Piel indica que hasta el 80% de los rayos solares UV pueden atravesar las nubes. Muchas personas sufren serias quemaduras en días nublados porque piensan que no necesitan protección del sol. Los días nublados pueden ser engañosos porque bloquean mucho el calor de la radiación térmica, que la gente usualmente asocia con los altos niveles de radiacion ultravioleta. Por esto no necesariamente sentirá la quemadura.

La arena y el agua pueden reflejar los rayos como si fueran un espejo, por lo tanto, así se use sombrero, gorra, o cualquier tipo de barrera superior al rostro, la piel puede sufrir los mismos daños.

Mito 3. El fotoprotector solo se debe colocar antes de salir:

Uno de los problemas más comunes es el inadecuado uso del protector solar. Independiente de el SPF o factor de protección solar, la frecuencia de uso o replicación debe ser entre dos a tres horas si se esta expuesto, es decir, en promedio tres veces al día como mínimo. Esta aplicación debe realizarse al menos media hora antes de la exposición solar.

Mito 4. Poca cantidad de fotoprotector es suficiente y solo me lo debo aplicar en la cara:

La cantidad de protector solar es determinante en el uso diario y su efectividad. Como medida de referencia se pueden dibujar dos líneas sobre el dedo índice y el dedo corazón, y debe aplicarse en todas las áreas expuestas como son cuello, dorso de manos o brazos y las orejas.

Mito 5. Si soy joven no tengo riesgo, me debo cuidar cuando vaya envejeciendo:

Los daños ocasionados por la radiación UV se acumulan. Se cree que aproximadamente el 50% de la radiación que se recibe en la vida, se acumula antes de los 18 años, pero los daños producidos por esta se ven a medida que la persona va envejeciendo, por lo que el reflejo de lo que se verá en la vida adulta o vejez, es el cuidado que se da en la juventud. De ahí la importancia del cuidado desde la infancia.

Mito 6. Las cámaras bronceadoras no tienen mayor riesgo de producir cáncer de piel:

Los salones de bronceo usan lámparas que emiten radiación tanto UVA como UVB, los dos tipos de radiación UV que penetran la piel. El promedio de radiación UVA emitido por las camas es cuatro veces mayor a las emisiones del sol del mediodía y el promedio de la radiación UVB es casi dos veces mayor a la del sol.

La Organización Mundial de la Salud (OMS o WHO, por sus siglas en inglés) ha clasificado las camas bronceadoras como “carcinogénicas para los seres humanos”.  La exposición a estas camas previo a los 30 años de edad aumenta el riesgo de desarrollo de melanoma en un 75%. La gente joven que acude a las camas de bronceado regularmente es 8 veces más propensa a desarrollar melanoma que quienes nunca las han utilizado.

Mito 7. El melanoma es poco común y solo afecta a las personas mayores:

Estadísticas mundiales muestran que la incidencia del melanoma en personas menores a los 30 años está aumentando de forma mucho más rápida que en otros grupos demográficos. En mujeres, desde 1980 el aumento de diagnóstico ha sido del 50% y entre estas, el melanoma es el segundo tipo de cáncer más común diagnosticado de los 15 a los 29 años de edad.

Mito 8: Se requiere de exposición continua al sol para desarrollar cáncer de piel:

Se cree que casi el 90% de los cánceres de piel son ocasionados por la exposición a los rayos ultravioleta (UV) y a la luz del sol. El incremento intermitente de exposición solar durante la niñez y más adelante en la vida, se relaciona con un aumento en el riesgo de carcinoma de células escamosas, carcinoma de células basales y melanoma.

Se duplica el riesgo de desarrollar melanoma posteriormente con sólo una quemadura solar con ampollas, especialmente si ésta ocurre a temprana edad. Además, sufrir cinco o más quemaduras solares con ampollas entre los 15 y 20 años de edad, aumenta el riesgo de melanoma en un 80% y de cáncer de piel que no sea melanoma, en un 68%.

Mito 9. El cáncer de piel no mata:

El cáncer de piel es la forma de cáncer más común en Colombia y el melanoma es el cáncer de piel más mortífero, aunque mucho menos frecuente. A nivel mundial el melanoma es la principal causa de muerte por cáncer entre las mujeres de 25 a 30 años de edad y la segunda entre las mujeres de 30 a 35. Por lo tanto, es de crucial importancia consultar a un médico en caso de notar cualquier anomalía.

Te puede interesar leer: 10 errores que cometemos en el desayuno y debemos empezar a cambiar

Mito 10. El protector solar es la única protección del requerida para prevenir el cáncer de piel:

También puedes ayudar a prevenir el cáncer de piel buscando la sombra siempre que te sea posible, usando prendas que protejan la piel, evitando la exposición directa a la luz solar entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, y usando sombreros de ala ancha y anteojos de sol que bloquean los rayos UV.

La Fundación de Cáncer de Piel (Skin Cancer Foundation) recomienda examinar la piel de pies a cabeza una vez al mes, buscando cualquier lunar nuevo o cualquier señal de cambios en lunares existentes. Consulte un dermatólogo sin demora si se localiza cualquier cambio que parezca sospechoso.

Recibe alertas desde Google News