Videojuegos y agua, dos elementos buenos para la salud

Según científicos, los videojuegos y el agua benefician al cuerpo en momentos de rehabilitación y dieta. Descubra por qué.
Videojuegos y agua, dos elementos buenos para la salud

En el Hospital Universitario de Burgos de España se encuentran algunas consolas de videojuegos para los pacientes con fines terapéuticos, pues, según un estudio publicado en Society for Personality and Social Psychology, algunos pacientes con trastornos de la alimentación, problemas en la movilidad de sus brazos, esguince de tobillo, dolor, miedo, entre otros, pueden recuperarse de manera física, lúdica y anímica.

“La eficacia de estas terapias con videojuegos, comparada con técnicas clásicas, es prácticamente la misma. Lo que cambia es la adherencia al tratamiento. Como los pacientes se divierten, están más motivados para seguir procesos de recuperación largos”, detalla Sergio Fuertes, especialista en medicina física y rehabilitación del Hospital Universitario de Burgos. Esta técnica terapéutica es tan positiva que uno de los objetivos es que varios hospitales alrededor del mundo la incluyan dentro del tratamiento, porque además, puede seguir practicándose en casa.

Por otro lado, un equipo de científicos alemanes ha demostrado por primera vez que, como asegura la tradición popular, beber agua adelgaza.

Una investigación de la clínica universitaria Charité de Berlín publicada en la revista American Journal of Clinical Nutrition asegura que beber agua refuerza los efectos de una dieta de adelgazamiento.

"Pese a que en las dietas normalmente se ha recomendado beber mucha agua, hasta ahora no había ninguna recomendación con base científica", indicó la responsable del equipo de investigación, Rebecca Muckelbauer.

A partir del análisis de unas 5.000 referencias de distintos bancos de datos de artículos científicos, los expertos pudieron comprobar que beber agua efectivamente acelera los procesos de adelgazamiento cuando se está realizando una dieta.

El estudio destaca la conclusión de una serie de datos sobre el éxito de una dieta en un grupo de personas mayores que aumentaron su consumo medio de agua.

Las personas estudiadas que aumentaron beber un litro de agua al día adelgazaron entre uno y dos kilogramos más que el grupo de control, que mantuvo sin cambios la cantidad bebida.

El efecto adelgazante del agua en combinación con una dieta puede deberse, apuntan los científicos, a la simple sensación física de haberse llenado tras beberla y a la aceleración del metabolismo que conlleva. 

 

Foto tomada de: Flickr

Usuario: Pimkie