La Guaira y Curasao fueron los puertos hasta donde llegó la belleza de las candidatas

Las reinas llegan a tierra firme.
La Guaira y Curasao fueron los puertos hasta donde llegó la belleza de las candidatas

Día 4.  Con rumbo a la Guaira, Venezuela, las reinas y el equipo de producción empezaron las sesiones de fotografías a las 6:30 de la mañana.  La terraza del salón VIP The Waves en la proa del barco fue la primera locación. Aunque a esa hora la marea estaba alta y el movimiento tan fuerte del barco mareó a varias de las candidatas, al momento de posar no demostraron ni una señal de malestar, las ocho ¡se lucieron!Luego se cambiaron el vestido de baño de Leonisa por diseños del vallecaucano Andrés Otálora con accesorios de Astrid Lozano, para tomarse fotos en el casino del Monarch. Aquí la idea era recrear una noche de juego en mesas  de cartas y con la máquinas de monedas. Fue una sesión divertida tanto para las reinas que tuvieron que simular que ganaban sin tener en realidad fichas,  y para los pasajeros que estaban jugando en ese momento, y que las tuvieron como amuleto para la buena suerte.Luego del corte de almuerzo, todo el equipo se dirigió  al teatro Broadway, donde interactuaron con actores miembros de la tripulación. Día 5. A las ocho de la mañana el Monarch atracó en Curasao. La emoción del grupo era muy alta porque fue el primer puerto donde nos pudimos bajar. Las calles, las casas de colores,  el puente que atraviesa el puerto, el centro de la ciudad y el letrero de Curasao fueron las locaciones para la mañana, donde detuvieron el tráfico mientras posaban con los vestidos blancos de la diseñadora colombiana Beatriz Camacho.A las 2:30 de la tarde fue el segundo llamado para fotografías con vestidos de baño de Leonisa, pero esta vez en la popa del barco con Curasao de fondo, ya que el Monarch zarpó rumbo a Panamá. Luego de esta última sesión de fotos del día las candidatas asistieron a una cena especial con el capitán del crucero, Dimas Alexander.