Los famosos con los que las colombianas soñaron ser infieles durante el 2013

Deportistas, actores y políticos destacados con los que las mujeres del país tuvieron una fantasía.
Los famosos con los que las colombianas soñaron ser infieles durante el 2013

Diciembre es el mes perfecto para hacer balances del año. Por lo tanto, AshleyMadison.com le preguntó a 4.650 colombianas con cuál de los hombres que se destacaron durante este año tuvieron una fantasía.

Estos fueron los resultados:

  7a06e48d005733e0ecc548adeaae5097640 Archivo Cromos  

En el primer lugar, con un porcentaje de 27% se encuentra James Rodríguez, el joven futbolista que se robó más que el corazón de las colombianas, con la técnica y estilo de juego que mostró durante todo el año, hoy es el hombre más deseado por las infieles del país.

 

 

774071f80c3685a02f63314f576f8379 Archivo Cromos

  En el segundo lugar y también de la selección Colombia se encuentra Falcao García, el 19% de las mujeres encuestadas aseguró que tanto su comportamiento en la cancha como fuera de ella, unido a un cuerpo de sueño,  lo convierten en la tentación del 2013.

 

 

56b0c17b2a3c205d55a010c1c493d4d9 Archivo Cromos

  En el tercer lugar, con un 14%, las mujeres colombianas definitivamente no olvidan a Rafael Novoa, quien a pesar de que está felizmente casado y se estrenó como papá, continúa siendo objeto de deseo para las amantes colombianas.

 

 

EMMANUEL-ESPARZA-(1)640 Cortesía: Prensa Caracol

En el cuarto lugar y aunque no es colombiano, se coló en el ranking por protagonizar unas candentes escenas en la televisión nacional, se trata de Emmanuel Esparza, el actor de origen español que con un  11%, confirmó que está haciendo bien su papel de amante perfecto.  

 

 

51c0b35360a5b038a7f92de37be297d7 Cortesía: Oscar Pérez - El Espectador

Y finalmente, en el quinto lugar entre los hombres más deseados del país se encuentra Germán Vargas Lleras, al parecer su carácter fuerte y el sutil encanto del poder lo convierten en un amante ideal con el 9% de la votación.

 

¿Faltó alguno?