Nelson Ned se hizo famoso en la cárcel

Tras la muerte del brasilero Nelson Ned, quisimos recordar el encuentro que tuvo con el músico Gregorio Barrios, registrado por CROMOS en 1973. Reunión de ídolos.
Nelson Ned se hizo famoso en la cárcel

Tomado de: Archivo Cromos - febrero 1973 Fotos: Archivo Cromos

 

(Mano a mano sin música con Gregorio Barrios)

Niñas con ombligos descubiertos, ramos de flores que dificilmente podría cargar el destinatario. Un laberinto de cables, un enredo de micrófonos, relampagueo de flashes electrónicos. En medio de toda una barrera humana se adivinaba la presencia de Nelson Ned Avila Pinto, 30 años, brasileño, cantante de poco más de un metro de estatura, casado, sin hijos.

 

Scanned Document Nelson Ned junto a su esposa

 

Mientras la escena, con todo el bullicio que alcanzaba a soportar la recepción del Tequendama, se desarrollaba en el mejor estilo Fellini. 17 pisos más arriba comenzaba su primer ensayo en Bogotá un hombre identificado con la más fuerte corriente romántica que sacudió el siglo: Gregorio Barrios. 

Aguardamos a que se despejara el enjambre de admiradores y periodistas, para concertar el diálogo entre dos épocas y modalidades tan dispares como la talla de ambos artistas.

El último encuentro entre los cantantes se había llevado a cabo exactamente un mes antes en Sao Paulo, ciudad en la que residen ambos. Un programa, almorzando con las estrellas, los llevó a compartir durante una hora los «planos» y «paneos» de las cámaras de televisión brasileñas. Más de dos millones de televidentes siguieron el diálogo. Cuatro semanas después la escena tuvo lugar en la suite de Bogotá que Nelson Ned comparte con su representante y un guitarrista.

 

Así registraron el encuentro:

 

Scanned Document

 

Gregorio Barrios: ¿Cómo te va, pequeño?

Nelson Ned: Muy bien, Gregorio, acabo de llegar de Sao Paulo, salí esta mañana. Estoy muy contento, la gente de aquí es maravillosa.

Gregorio Barrios: Me sorprende tu español. Lo has aprendido muy rápido.

Nelson Ned: Es cuestión de necesidad. Lo conocía bastante por mis canciones, ahora que tengo que hablar con la gente no tengo más remedio que aprenderlo, para que me entiendan y poder entender lo que me dicen. ¿Cuándo llegaste tu?

Gregorio Barrios: Hoy también, vengo de Lima. Me esperaban hace dos días, pero un pequeño problema de visas retrasó mi llegada. Es la sexta vez que vengo a Colombia.

Gregorio Barrios: Éste es tu primer viaje a Bogotá, ¿verdad?

Nelson Ned: Sí. Me he llevado una gran sorpresa, pensaba que Bogota era una ciudad tropical. Como la música que se conoce de Colombia es «caliente», se equivoca la imagen. No tenía idea de que me conocieran tanto en Colombia. Mis plazas «fuertes» son sobre la Costa Atlántica. Desde Nueva York hasta Buenos Aires. Fue una sorpresa muy agradable.

 

Scanned Document Nelson Ned en concierto en la media torta

 

Gregorio Barrios: Pues tendrás una sorpresa similar cuando vayas a Lima. Allí los únicos discos que se escuchan son los tuyos y los de Roberto Carlos.

Nerlson Ned: Seguramente iré a Lima, los contactos que había para mis presentaciones en televisión no prosperaron por los inconvenientes que hay en Perú para sacar dólares. No hace mucho fui a Venezuela, allí es donde viajo con mayor frecuencia.

Gregorio Barrios: ¿Te acuerdas de tu primer viaje a Caracas?

Nelson Ned: ¡Como para olvidarme! A las dos horas de estar allí, Interpol me puso preso. Fui a dar a una celda porque me confundieron con un cantante también brasileño, Nei Nelson, al que estaban buscando por tráfico de drogas. Lo más cómico fue que el tocayo mide casi dos metros. Me acuerdo de la cara que pusieron los agentes cuando conocieron las descripciones del buscado. No sabían cómo pedir disculpas. Gracias a ese incidente me hice rápidamente popular en Venezuela.

Gregorio Barrios: ¿Cuánto hace que cantas profesionalmente?

Nelson Ned: Que grabo discos, hace tres años. Que canto, diez. Durante seis años tuve que conformarme con asistir a programas de televisión y radio como invitado especial, que es el que no cobra. Cuando gané el Festival Latinoamericano de Nueva York, tuve mi primera oportunidad. Ya con los discos todo fue más fácil. Creo que tuve mucha suerte.

 

Scanned Document Frente a frente: dos ídolos de dos épocas dialogaron ante CROMOS

 

Gregorio Barrios: Has tenido mucha más suerte que yo. Antes era más difícil. Yo tuve que esperar once años antes de que una canción mía tuviera éxito. El tema de Dos Almas. Hoy llevo 33 años grabando y por más que intento incluir nuevas páginas en mi repertorio, la gente insiste en escuchar las conocidas, las llamadas canciones viejas.

Nelson Ned: Yo creo que no hay música vieja. Todo es música y la que le gusta al público no pasa. A ti te conozco desde que era niño. Siempre te admiré, has sido el más importante bolerista que pasó por Brasil. Y el que tú vivas allí prueba al «Rey» de la canción romántica. Mi estilo es exactamente lo mismo, con nuevos arreglos, con nuevas palabras, pero igual de romántico que el tuyo. Recuerdo la primera vez que te vi, tu actuabas en la televisión de Belho Horizonte y cantaste Por el camino verde. Nunca me olvidé de ese tema y la forma como lo hiciste.

Gregorio Barrios: La primera vez que yo te vi fue en Sao Paulo. Tú ibas con tu mamá en un taxi y un amigo nos presentó.

Nelson Ned: ¿A qué hora empieza tu show?

Gregorio Barrios: A las 10:30 de la noche.

Nelson Ned: Estoy un poco cansado, pero procuraré verte esta noche. Si no, a mi regreso de Barranquilla.

Gregorio Barrios: Gracias, Nelson, te dejo descansar.

 

 

 

Scanned Document Visita a Colombia en febrero de 1973