Los momentos más díficiles del alcalde Gustavo Petro

En sus 27 meses de mandato, tuvo pocos momentos de tranquilidad. Estos son algunos instantes que pasarán a la historia de su frustrada alcaldía.
Los momentos más díficiles del ex alcalde Gustavo Petro

Su llegada al Palacio Liévano, el 1 de enero de 2012 marcó el inicio de lo que sería un mandato polémico. Antes de asumir el cargo había casado peleas con los medios de comunicación, con empresarios y gremios por sus propuestas en cuanto al ordenamiento territorial, la estatización de empresas de servicios públicos, manejo de la movilidad, entre otros.

 

En dia de posesion

 

Veinte días después de su posesión, Petro adoptó a una perrita callejera que llegó al Palacio Liévano. La llamó Bacatá y se convirtió en el símbolo de su defensa por el movimiento animalista. Uno de sus primeros actos de gobierno fue justamente prohibir las corridas de toros en la Plaza de Santamaría.

 

Gustavo Petro - Adopcion de perrita llamada Bacata

 

En agosto de 2012, Petro pasó un trago amargo por cuenta de una cirugía que te tuvieron que practicar de urgencia para que le removieran un hematoma subdural. Esa acumulación de sangre entre la pared del cráneo y el cerebro fue ocasionado por un golpe en la cabeza, del cual se especuló mucho. Estuvo incapacitado varias semanas, y volvió a trabajar usando una gorra.

 

Gustavo Petro - Entrega de equipos de la policia01

 

Sus decisiones administrativas para conjurar una crisis con el sistema de recolección de basuras le trajeron un fuerte enfrentamiento con órganos de control, hasta que la Procuraduría ordenó su destitución el 9 de diciembre del año pasado. Desde ese día, Petro se montó en el balcón del Palacio Liévano a promover la movilización ciudadana para protestar en contra de la decisión.

 

LAN_7838

 

El 13 de enero de este año, Petro recibió la confirmación de la decisión de destitución por parte de la Procuraduría. Pero no se resignó. Siguió llamando a la movilización ciudadana y empezó a hacer una fuerte campaña para que se llevara a cabo el proceso de revocatoria de su mandato.

 

gustavo petro foto ignacio prieto9 - copia

 

La campaña para que se adelantara la revocatoria tomó mucha fuerza. Petro quería dejar su suerte en manos de los electores, a pesar de que unos meses atrás había interpuesto varios recursos legales para evitar que se convocara.

 

LAN_7796

 

Sus detractores también tomaron impulso y arrancaron, aunque tímidamente la campaña para votar a favor de la revocatoria del mandato. Entre tanto, Petro interponía recursos legales en los altos tribunales y en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para evitar su destitución.

 

RUEDA DE PRENSA DEL MOVIMIENTO CENTRO DEMOCRÁTICO EN BOGOTÁ (1)

 

El pasado 4 de marzo, Petro vivió una dura de sus jornadas más duras: intentó dialogar con cientos de usuarios de Trasmilenio en el portal de Suba, quienes protestaban por el mal servicio. Ese día puso a prueba su capacidad de comunicarse con el pueblo. Al final de la jornada quedaron heridos, destrozos y la imagen cada vez más deteriorada del alcalde de la ciudad.

 

LAN_5835

 

Después de recorrer intrincados vericuetos legales, esta tarde el presidente Juan Manuel Santos decidió no aceptar las medidas cautelares, que a media noche había emitido la Comisión Interamericana de Derechos Humanos pidiendo detener la destitución del alcalde. De esta manera, de un plumazo, Petro fue formalmente sacado de su cargo.

 

Juan Manuel Santos - Gustavo Petro01

 

A pesar de su poder de convocatoria a sus electores y de declarar una y otra vez que la destitución obedecía a un complot de la derecha y de las mafias de la contratación, Gustavo Petro, quien había sido elegido con 721.308 votos de los bogotanos dejó de ser el alcalde. En su reemplazo, el gobierno nombró a Rafael Pardo Rueda.

Fotos: El Espectador