Actualidad Panamericana: "Decimos verdades dolorosas con vaselina"

Con noticias falsas, el portal Actualidad Panamericana ha engañado periodistas, se ha burlado de políticos y ha hecho reír a los colombianos
«Decimos verdades dolorosas con vaselina» Actualidad Panamericana

En los primeros días de enero de este año, circuló por las redes sociales una noticia cuyo titular anunciaba: «Unión Europea pide a colombianos dejar de pedir que les regalen cosas». El encabezado en sí causaba desconcierto, pero el cuerpo de la noticia era descabellado: «Kamilla Koons, directora de relaciones culturales de la Unión Europea, recomendó mediante una circular diplomática que los colombianos que viajen por razones de turismo o trabajo dejen de pedir regaladas las cosas, cuando en realidad pretenden comprarlas. Los europeos prefieren un lenguaje sin eufemismos y el abuso del verbo "regalar" hace que los colombianos sean percibidos como mendigos».

 

Parecía una desfachatez que una entidad de esa talla dedicara tanta atención al hecho de que los colombianos usemos expresiones como «¿Me regala un café?», pero el texto seguía con tal precisión el estilo periodístico tradicional que muchos lo consideraron cierto, incluida la mesa de trabajo de Blu Radio, que pasó más tiempo discutiendo acerca de la forma de hablar de los colombianos –delicada, hipócrita y pretenciosa– que poniendo en duda la noticia. Más tarde explicarían que se trataba de una noticia falsa.

 

La nota era un texto satírico escrito por los creadores de Actualidad Panamericana, un portal colombiano de parodia que empezó a funcionar en enero de 2014 y que tiene un aviso legal que explica: «Actualidad Panamericana es un sitio web satírico cuyo único fin es el entretenimiento. Todos sus contenidos son ficción». En los últimos diez años, los creadores de la página han construido amistades a punta de carcajadas. Son rápidos, burlones por naturaleza, y valoran el poder de la risa. «Hasta Uribe y el Procurador se deben reír», aseguran.

 

El humor siempre ha sido un punto de encuentro. Por eso, cuando uno de ellos se lanzó a crear un blog de noticias falsas, al otro día los otros quisieron participar. Ahora el equipo está conformado por ocho personas y a diario reciben unos diez correos de seguidores interesados en escribir. Guardan el anonimato porque se divierten más en la sombra y porque tienen trabajos diferentes a la página, ya que el dinero que producen solo alcanza a pagar el dominio de Internet. Dentro del equipo hay desde periodistas y diseñadores, hasta animadores y escritores, y todos aportan ideas en la escritura de cada nota.

 

Actualidad P

Así luce una de las más recientes noticias que publicó el portal. Ver la nota completa aquí

 

A partir de las siete de la mañana discuten ideas en un chat comunal; esa es su oficina. Cuando se elige un tema, cada uno debe robarle minutos al día para cumplir con la cuota mínima de tres notas diarias. En la frecuencia está el éxito, y este ha sido tal que algunos medios tradicionales, conscientes de que sus noticias son maravillosas fuentes de clics, las suben a sus portales aun sabiendo que son falsas, y luego se disculpan por la equivocación. Notas como «"Tigre" Castillo demanda a "Tigre" Falcao por uso indebido de apodo» han llegado incluso a medios extranjeros, como Olé de Argentina.

 

La página –que ya cuenta con un promedio de 400 000 usuarios únicos al mes– es la prolongación de un fenómeno mundial de portales de noticias ficticias pensados para hacer parodia a partir de contextos y personajes reales, como The Onion en Estados Unidos, El Mundo Today en España, y Deforma en México, entre otros. «Es una forma de decir verdades dolorosas con vaselina», explica el equipo de Actualidad Panamericana. Los fundadores del portal crecieron con el humor de Jaime Garzón y Eduardo Arias, y siempre se sintieron atraídos por esa forma de burlarse de la sociedad.

 

Que las personas caigan en la mentira habla de la ausencia de una mirada crítica del lector y de la costumbre de solo leer los titulares en una cultura supuestamente híperinformada. Pero estas noticias además permiten que nos atrevamos a reflexionar sobre la sociedad, ponen en evidencia cosas que vemos que ocurren pero que callamos y dan pie a la autocrítica. Al fin y al cabo, el texto que se burlaba del uso del verbo «regalar» llevó a discutir sobre la importancia del lenguaje como reflejo de lo que somos los colombianos.

 

No todos los han aplaudido. Hay quienes abogan por un periodismo honesto y creen que el portal se presta para confusiones. Otros consideran que las noticias falsas no tienen ningún mérito. Con respecto a esto, los creadores de la página opinan: «Algunas voces en contra se deben a que estamos dejando a la gente en ridículo. Otras creen que es un ataque. En Colombia no hay una cultura preparada para este tipo de humor, somos muy susceptibles. Desde Garzón, tal vez por miedo, nadie ha hecho parodia seria, y quienes vivieron esos tiempos la añoran».