La historia de una Miss Mundo víctima de violencia sexual, llega a Netflix

Linor Abargil ganó la corona en el 98. Seis semanas antes de recibir el título fue violada y apuñalada. Su experiencia se cuenta a partir de mañana a través del documental "Brave Miss World".
La historia de una Miss Mundo víctima de violencia sexual llega a Netflix

Ver a una reina llorar cuando le están poniendo la corona que la confirma como ganadora es una escena típica, por no decir obligatoria, de los concursos de belleza. Tanto así que ya esas lágrimas parecen falsas. Pero si uno se remite a la coronación de Miss Mundo 1998, y ve la cara de Linor Abargil, lo más seguro es que también se ponga a llorar.

Con 18 años, los ojos de esta israelí brillaban de tal manera que le robaban el protagonismo a la corona de diamantes, zafiros y turquesas, que lucía sobre su cabeza. No podía decirse con exactitud que estuviera feliz, ni realizada, como la mayoría de jóvenes para quienes ser reinas es un sueño. Linor no era una reina común. Nadie en ese salón de eventos sabía que, seis semanas atrás, la mujer más linda del mundo había sido brutalmente violada y apuñalada.

 

Exactamente en el minuto 4:04 Linor es elegida como la nueva Miss Mundo 1998.

 

Su tragedia se hizo pública al día siguiente de su coronación. Linor le contó al jurado su historia y por qué creía que se habían equivocado al elegirla. «Cuando me tocó la entrevista con el jurado, les dije que yo no quería ser modelo porque todo el mundo era hipócrita. En mi cabeza yo no pensaba en la competencia, pero al mismo tiempo quería demostrarme que podía seguir con mi vida a pesar de lo que ese hombre me había hecho. Creo que el jurado vio mis ganas de vivir y por eso me nombró», comentó en una entrevista a The Jewish Chronicle.

Seis semanas antes, Linor estaba en Milán trabajando como modelo  mientras llegaba la fecha de la competencia. Quiso viajar de regreso a Israel para estar unos días con su familia, y contactó a Uri Shlomo Nur, dueño de una agencia de viajes que le habían recomendado. Él le dijo que no había vuelos disponibles hasta Tel Aviv, y se ofreció a llevarla en carro hasta Roma para que desde allí pudiera coger un avión. En el camino, se apartó de la vía, la golpeó, le amarró las manos, la apuñaló y, navaja en mano, la violó varias veces.

Mientras su agresor intentaba asfixiarla, Linor logró persuadirlo de dejarla vivir. «Todo el tiempo me repetía que lo sentía, que lo perdonara; yo lo único que pude decirle fue que no se preocupara, que no le iba a decir a nadie. Y parece que esa frase lo afectó, porque me soltó». En lugar de dejarla botada en la carretera, su agresor la devolvió a Milán y la dejó en la estación de trenes, no sin antes recordarle que nadie debía enterarse de lo que había pasado.

Pero Uri Shlomo Nur no esperaba que aquella jovencita fuera toda una luchadora. Apenas consiguió un teléfono, llamó a su mamá a Israel a contarle. «No te bañes, ve ya al hospital y después a la policía». Estas palabras no solo fueron una prueba de que le había creído, sino la clave para poner a su agresor tras las rejas un año después. La razón por la que llegó a Miss Mundo sin que nadie supiera, fue el acuerdo de silencio al que llegó con la policía de Israel para que Nur no supiera que lo estaban investigando y así poder arrestarlo cuando viajara a Tel Aviv.

 

ISRAEL-MISS WORLD

Uri Shlomo Nur.

 

El agresor de Linor fue sentenciado a quince años de prisión.

«Todo el tiempo me repetía que lo sentía, que lo perdonara, yo lo único que pude decirle fue que no se preocupara, que no le iba a decir a nadie.»

Lo que vino después de su revelación fue tan angustiante como liberador. La historia de una Miss Mundo víctima de violencia sexual fue un boom mediático. Durante el juicio en octubre de 1999, Linor tuvo que revivir su tragedia y contarla mientras miraba directamente al hombre que por poco la mata. Su valentía y determinación por no permitir que su historia se repitiera con otro nombre e incluso, con peores resultados, logró poner a Uri Shlomo Nur en prisión por quince años.

Después de la sentencia, más de diez mujeres confesaron que también habían sido víctimas de este hombre pero no se atrevían a contarlo. Saber esto fue un doble llamado de atención. Si lo hubieran reportado en su momento, a lo mejor ella no habría tenido que pasar por esto. El argumento suficiente para estudiar derecho penal y convertirse en defensora de las mujeres víctimas de agresión sexual.

 

INDIA-ISRAEL-SOCIETY

«Entendí que la corona de Miss Mundo tenía un significado especial, fue el medio para hacer que la gente se interesara en este tema».

 

Para lograr mayor cobertura, se reunió con la documentalista Cecilia Peck con el fin de hacer un proyecto donde mujeres víctimas de agresión sexual contaran su testimonio frente a la cámara y así crear conciencia de que el primer paso para ganarle la pelea a sus agresores es denunciándolos. Cuatro años duró la producción de La valiente Miss Mundo, donde Linor habla cara a cara con estudiantes universitarias, jovencitas africanas e incluso celebridades como Joan Collins y Fran Drescher (protagonista de La niñera) quienes compartieron sus historias de violación.

 

 

«En ocasiones no sabía qué decirles, me daba miedo que se dieran cuenta y no quisieran seguir hablando conmigo». Pero si hay algo que tiene Linor, además de belleza y valentía, es que inspira confianza. «Hay algo en ella que le da credibilidad ante las víctimas. Entienden que ella les cree y eso las ayuda a quitarse el sentimiento de culpa y a exorcizar sus tragedias», comentó Cecilia Peck durante el lanzamiento del documental en Estados Unidos, donde ha tenido muy buena aceptación.

La idea es que este éxito se repita donde se estrene. No por ambición, sino por la razón social que hay detrás de este proyecto. Por eso, mientras va de festival en festival, Linor, quien ya es madre de tres, continúa ejerciendo como abogada. Al tiempo, es la cara visible de cientos de mujeres que, al igual que ella, han sido víctimas de violencia sexual. Su valentía seguirá haciendo historia.

 

Brave Miss World - Theatrical Trailer from Brave Miss World on Vimeo.