Diez momentos claves en la carrera de Clara López

Nacida en cuna de oro, desde muy joven se rebeló a su clase y se alineó a la izquierda. Su denuncia inició el escándalo de la parapolítica; apoyó al alcalde Samuel Moreno.
Diez momentos claves en la carrera de Clara López
Nació: 12 de abril de 1950
Estudió: Economía
Filiación política: Polo Democrático
 

1. Cuando apenas empezaba su camino en la política demostró su talante disidente: después de trabajar como secretaria económica en la presidencia de su tío Alfonso López Michelsen hasta 1978, pasó a hacer parte del Nuevo Liberalismo, movimiento creado por Luis Carlos Galán en oposición a su tío. Esa nueva militancia no fue su primer acto de rebeldía: mientras estudiaba economía en Harvard, probó las drogas de moda (como reconoció hace poco), participó en revueltas y soñó con la utopía de cambiar el mundo. Junto a Galán llegó a ser concejala, presidenta del concejo de Bogotá y contralora de la capital.  

 

1Contralora

 

2. En 1986, en plena crisis de los liberales, Clara viró más a la izquierda y se fue a la Unión Patriótica, partido recién creado como fruto de los diálogos frustrados con las Farc durante el Gobierno de Belisario Betancur. El Nuevo Liberalismo apoyó a Virgilio Barco en las elecciones presidenciales de ese año y ella le dio su voto al inmolado Jaime Pardo Leal. 

3. Para las elecciones a la Alcaldía de Bogotá de 1988, Clara López fue la candidata de la coalición de los partidos de izquierda, la Unión Patriótica y el Nuevo Liberalismo. Pero perdió frente al conservador Andrés Pastrana y decidió inscribirse en la universidad de Los Andes para estudiar Derecho.   

 

3Candidata Alcaldia

 

4. Uno de sus principales actos de rebeldía ocurrió en su vida personal. Estando en la UP conoció a Carlos Romero, a quien convirtió en su pareja pese a la desaprobación de su familia, que preferiría verla con alguien de su mismo nivel social. Romero encarnaba todo lo contrario que ella representaba: costeño, pobre –nació en Pescaíto–, estudió en la Universidad Libre y era comunista. Juntos debieron exiliarse en Venezuela, pues se vivían los días del exterminio de la Unión Patriótica en el que murieron más tres mil copartidarios. 

5.Después de ocupar varios cargos en técnicos en dos ministerios y de ocupar el cargo de Auditora General de la Nación, en 2005 Clara López denunció ante la Corte Suprema de Justicia a varios congresistas por sus posibles vínculos con las autodefensas, proceso que dio inicio al escándalo judicial conocido como la parapolítica. 

6. En 2008, fue nombrada por el alcalde de Bogotá Samuel Moreno como secretaria de Gobierno, allí apoyó las primeras denuncias por los falsos en Soacha y lideró el desalojo de las 1.800 familias desplazadas que se tomaron el Parque Tercer Milenio.  

 

6Desplazados Tercer Milenio

 

7.En el primer semestre de 2010, dos acontecimientos fueron cambiando el curso de la carrera política de López: se convirtió en la fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro, por lo cual tuvo que renunciar a su cargo como secretaria de Gobierno de la Alcaldía, y fue nombrada presidenta del Polo Democrático. 

8. En ese cargo, Clara se convertiría en la principal defensora del alcalde Samuel Moreno cuando fue acusado por irregularidades en la contratación pública, en un escándalo conocido como el carrusel de la contratación: “Gustavo Petro creó una comisión de bolsillo para supuestamente investigar a la Administración de Bogotá… Existen pruebas del propósito de las fuerzas más reaccionarias de destruir el proyecto de unidad de la izquierda democrática”, dijo en una salida muy controvertida y que aun hoy le siguen cobrando sus opositores.

9. Cuando Moreno fue expulsado definitivamente del partido, Santos nombró a López alcaldesa encargada por seis meses para terminar el periodo del Gobierno de Bogotá. Su gestión fue tan exitosa, que salió con una aprobación del 78% de la Alcaldía, la más alta registrada por Gallup desde 1994.

 

9Santos Clara Alcaldesa

 

10. Aunque López  habría podido contaminarse con la estela de corrupción que dejó Moreno –como Secretaria de Gobierno estaba muy cerca del alcalde–, ha sabido mantenerse lejos de los escándalos y parece invulnerable. Tanto, que pocos recuerdan que en 2009 el zar anticorrupción Óscar Ortiz la acusó de clientelista: “Quedó en evidencia que la secretaria de Gobierno Clara López llenó de contratos a los amigos de su marido, el exconcejal del Polo Carlos Romero”. Ella se defendió diciendo que uno gobierna con los amigos y que nunca hizo contrataciones amañadas.

Fotos: Archivo El Espectador