Ella es Sor Cristina, la ganadora de La Voz

Luego de cautivar al jurado, enamorar al público y compartir escenario con Kylie Minogue y Ricky Martin, la novicia se coronó como la gran triunfadora de la versión italiana del programa que premia la mejor voz.
Ella es Sor Cristina, la ganadora de La Voz

No one de Alicia Keys fue la canción con la que Sor Cristina Scuccia, una monja de 25 años, logró seducir y dejar con la boca abierta a los miembros del jurado de La Voz Italia, integrado por: J-Ax, Noemi, Piero Pelu y Raffaella Carrá.

 

En esa ocasión, los cuatro entrenadores hicieron girar sus sillas para ver quién estaba detrás de la imponente voz y, por supuesto, no dudaron en preguntar si realmente era una novicia. «Soy una monja totalmente verdadera- respondió Scuccia, quien pertenece a la congregación de las Ursulinas de la Sagrada Familia- y dado que el papa Francisco habla de un evangelio de alegría (...) creo que voy por el buen camino. Vivo el presente y dejo el futuro en manos de la providencia».

 

Desde el principio, su ingreso al programa no se puso en duda y entró a ser parte de equipo del rapero italiano J-Ax «al ser el primero que se dio la vuelta». Él, por su parte, le aseguro que «Tú y yo somos imbatibles, ¿sabes por qué?, porque somos como el diablo y el agua bendita. ¡Ven conmigo!».

 

Un camino corto y exitoso

En adelante, solo lluvias de aplausos cayeron sobre la siciliana, quien en repetidas ocasiones expreso con seguridad y confianza que se atreve a interpretar «cualquier estilo musical que se me ponga por delante», lo que dejo claro al subir al escenario con la sexi Kylie Minogue e interpretar una de sus canciones más atrevidas, Can't get you outta my head; para después repetir su hazaña junto a Ricky Matin, esta vez, con La copa de la vida (himno del mundial de 1998).

 

Durante la gala final, la monja interpretó un popurrí de bandas sonoras como Flash dance, What a feeling, La vida es Bella, entre otras. Así, Sor Cristina Scuccia se convertió en la ganadora obteniendo el 62 % de los votos, pues como ella mismas dice su éxito fue la «sed de alegría» del público.

ITALY-MUSIC-RELIGION-NUN

 

Fotos: AFP.