Los nueve momentos más escandalosos de esta campaña presidencial

Esta contienda no solo será recordada por la polarización de los colombianos sino por la carga de escándalos y pugnacidad entre las toldas del uribismo y del Gobierno. Un recorderis antes de votar.
Los nueve momentos más escandalosos de esta campaña presidencial

COLOMBIA ELECCIONES

1. El lío por los 12 millones de dólares

El primer escándalo que sacudió las campañas electorales, antes de la primera vuelta, fue la denuncia divulgada por El Espectador y Daniel Coronell, en su columna de Semana, de que asesores cercanos al presidente Juan Manuel Santos recibieron 12 millones de dólares por servir de intermediarios en negociaciones con un grupo de narcotraficantes que buscaban un sometimiento a la justicia. El capo Javier Antonio Calle Serna, alias Comba, sostuvo ante la Fiscalía que varios ‘narcos’ reunieron el dinero y se lo entregaron a Juan José Rendón, el principal estratega político de la campaña del presidente-candidato.

Rendón, por su parte, negó haber recibido ese dinero y dijo que, si se comprobaba que se había entregado, seguramente lo habría recibido Germán Chica, el entonces alto consejero presidencial para asuntos políticos. J.J. renunció a la campaña de Santos con el argumento de que no quería convertirse en “un instrumento de los enemigos de la paz que pretenden minar la credibilidad del Señor Presidente”. Germán Chica negó haber recibido tales dineros y, a través de su abogado, anunció una demanda penal por injuria y calumnia contra su exsocio, el asesor venezolano.

El senador electo Álvaro Uribe aprovechó la ocasión para criticar al mandatario. “Presidente Santos, ¿qué dice de este concierto para delinquir, dónde está el dinero de sus asesores? La entonces candidata conservadora Marta Lucía Ramírez sentenció: “Qué mal huelen los acercamientos de los amigos del presidente Santos con Comba y los narcos. ¿Quién recibió los US$ 12 millones?”. Óscar Iván Zuluaga, en un comunicado público, criticó duramente al jefe de estado.

 

ALVARO URIBE VELEZ

2. La acusación, sin pruebas, de Álvaro Uribe

“Que la fiscalía investigue que el señor J.J Rendón le habría entregado una suma fabulosa a quienes manejaban las cuentas de la campaña del presidente Santos para saldar deudas del 2010”, dijo el expresidente Álvaro Uribe durante una entrevista en W Radio desatando una tormenta política. Rendón le respondió ese mismo día, en una entrevista en semana.com, con un desafío: “Reto al presidente Uribe a que demuestre lo que ha dicho. Y si su fuente resulta falsa que se disculpe públicamente. Son muy graves sus afirmaciones”.

Después de insistir que la Fiscalía no le daba las garantías necesarias y de negarse a asistir a las citaciones, el expresidente acudió al ente acusador pero no presentó las pruebas. Dijo que solo se las daría a la Procuraduría y, más adelante. Ante la insistencia del presidente candidato Santos y otros sectores del país, Uribe dijo que no tenía pruebas sino unas informaciones de fuentes confiables.

 

Sepulveda

3. Aparece el Hacker

No terminaba de amainar el escándalo por los asesores de la campaña de Juan Manuel Santos que trabajaron – en su época –  para Uribe Vélez, cuando apareció otro. La Fiscalía confirmó la captura de Andrés Sepúlveda, un hacker que trabajaba para la campaña de Óscar Iván Zuluaga y que presuntamente había espiado a los negociadores de paz del gobierno en La Habana. Mientras la campaña uribista negaba los vínculos e insistía en que Zuluaga no conocía a Sepúlveda, la revista Semana y el periódico El Tiempo revelaron videos en las que se observaba al candidato del Centro Democrático solicitándole información reservada y de inteligencia al hacker.

El Centro Democrático respondió diciendo que el video, que mostraba a Zuluaga en la oficina de Andrés Sepúlveda y en la que se escuchaba al asesor Luis Alfonso Hoyos opinando sobre información de inteligencia, era un montaje. En principio Zuluaga aseguró que él nunca había entrado en la oficina de Sepúlveda, luego admitió que había estado allí, “pero solo para saludar”. Y, finalmente, en uno de los debates presidenciales, confirmó que era él mismo quien aparecía en el video. La Fiscalía confirmó, antes de la primera vuelta, que el video no era un montaje.

 

4. Y usted, ¿prestaría a sus hijos para la guerra?

Esa era la pregunta que Juan Manuel Santos dirigía a varias madres en un comercial que empezó a emitirse por televisión después de la primera vuelta. Todas ellas negaban su deseo de que su hijo muriera en la guerra. El comercial tuvo varios detractores que argumentaban que Santos intentaba vender la idea de que él era indispensable para lograr la paz y que, en el proceso, estaba demeritando los esfuerzos de las Fuerzas Militares colombianas. La Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares (Acore) le envió una carta abierta al presidente en la que afirmaban que el mensaje era “lesivo y humillante”. A pesar de las duras críticas, el candidato-presidente sostuvo que no retiraría el comercial del aire.

 

5. La loca de las naranjas

Durante el debate que organizó la Casa Editorial El Tiempo y que se transmitió en Citytv, se emitió otro polémico comercial, esta vez de la campaña del Centro Democrático y que en pocos minutos se convirtió en tendencia en las redes sociales. El comercial mostraba a una tendera que contaba su historia de vida, de cómo su marido murió y ella quedó con cuatro hijos para criar y que solo el acceso a la educación le ayudaría a salir de su situación. A medida que avanzaba en sus argumentos, la señora subía la voz, hasta terminar vociferando y lanzando con violencia una naranja mientras afirmaba que solo Oscar Iván Zuluaga podía solucionar sus problemas y los de otras mujeres que pasan por su misma situación. En pocos minutos aparecieron críticas porque se consideraba que el comercial exaltaba la violencia. Las burlas tampoco se hicieron esperar. Sin duda esta pieza–junto al comercial de prestar los hijos para la guerra de Santos- son los que más memes y parodias han provocado.

 

6. Voto por ‘Juan Pa’ y no por ‘Zurriaga’

Casi como respuesta a la loca de las naranjas, el día siguiente apareció un video en redes sociales protagonizado por Ana Mercedes Plata, de 85 años, en el que afirmaba que votaría por ‘Juan Pa’ y no por ‘Zurriaga’. A su estilo, con un par de groserías, la anciana y sus argumentos electorales se volvieron virales en el mundo virtual. Fue tal el revuelo que la revista Semana buscó a la señora Plata para entrevistarla y la emisora La Cariñosa permitió que el candidato-presidente se comunicara telefónicamente con ella. En la conversación, Santos le agradeció a Ana Mercedes Plata su intención de voto y le preguntó por su sobrina, pues tal vez él pueda disuadirla de su posición y hacer que se decida a votar por él y no por ‘Zurriaga’. Un día después de la entrevista telefónica el candidato-presidente viajó a Villavicencio como parte de su campaña política y aprovechó para visitar a Ana Mercedes Plata. La anciana lloró y agradeció la visita presidencial. 

 

COLOMBIA/

7. Los ¿oportunos? anuncios de paz

Apenas 24 horas antes del cierre oficial de las campañas, se conoció desde La Habana un acuerdo de principios para atender a las víctimas del conflicto, en el que las Farc no solo reconocían que habían afectado civiles sino que se generaba un amplio marco para vincularlas al proceso de paz. Pese a las explicaciones del jefe del equipo negociador Humberto de La Calle, de que “no hemos venido a negociar sus derechos, sino a acordar cómo el Gobierno y las Farc les responden de la mejor manera”, el anuncio fue visto como una manipulación de la paz a favor del candidato presidente. Mientras algunos, como la excandidata del polo Clara López, el expresidente César Gaviria y el senador Juan Fernando Cristo, saludaron la medida; otros consideraron que era una acción oportunista por parte del gobierno de Juan Manuel Santos a las puertas de la segunda vuelta presidencial.

Lo mismo sucedió con un nuevo anuncio que se hizo público tres días después, el inicio formal de negociación con el Eln. El excandidato Enrique Peñalosa, por ejemplo, trinó: “anunciar el inicio de negociaciones con el Eln a 5 días de la elección, es seguir abusando de la paz electoralmente”. El candidato Óscar Iván Zuluaga, por su parte, consideró el anuncio como un intento desesperado de Juan Manuel Santos en época electoral. Acusó al candidato-presidente de oligarca y de engañar al país.

 

Cesar Gaviria (6)

8. Los militares y la policía, ¿en campaña?

El expresidente César Gaviria, jefe de campaña de Juan Manuel Santos, fue el que prendió las alarmas sobre las irregularidades en las comunicaciones de las Fuerzas Armadas. Según él, algunos sectores de la Policía y el ejército parecían estar involucrados en apoyos políticos hacia el candidato del Centro Democrático, debido a las propuestas de Zuluaga por subir los sueldos en este sector. El 6 de Junio fue Germán Vargas Lleras, el compañero de fórmula de Juan Manuel Santos, quien acusó con nombre propio a un capitán activo de las Fuerzas Militares en una entrevista para Blu Radio. Afirmó que el capitán Jorge Enrique Orduz, esposo de la congresista electa por el uribismo Tatiana Cabello Flórez, enviaba mensajes a través de las redes sociales insultando al presidente Santos y burlándose de las negociaciones de paz que se adelantan en Cuba.

Aseguró que era muy coincidente que, justo cuando se conocían las denuncias contra los militares por participar en campaña electoral, el ejército decidiera cerrar las cuentas en redes sociales de las unidades militares en todo el país por una supuesta ‘reorganización’. Un tiempo después de estos pronunciamientos, el general Rodolfo Palomino confirmó que cinco policías fueron destituidos por participar en política y que ocho más estaban bajo investigación.

 

9. Choque de expresidentes

Frente a miembros de la reserva de las Fuerzas Militares y faltando tres días para las elecciones, Álvaro Uribe atacó a Juan Manuel Santos. Afirmó que sus actuaciones como ministro de o defensa durante bombardeo al campamento de Raúl Reyes y la operación ‘Jaque’ en la que fueron rescatados Ingrid Betancourt, tres contratistas norteamericanos y 13 miembros de la Fuerza Pública no habían sido adecuadas.  Lo calificó como un “tigre guerrero de papel” y, luego de desmeritar sus labores, afirmó que Santos “es un carnicero con las Fuerzas Armadas y un cordero con el terrorismo”.

Esa frase produjo la reacción inmediata del expresidente César Gaviria, quien la consideró como una caricatura infame y perversa del proceso de paz, que invita a la subordinación de la fuerza pública. Gaviria dijo también que el lenguaje incendiario del expresidente Uribe hace daño a Colombia y a sus valores democráticos: “Uribe sólo piensa en la guerra como opción para Colombia”, afirmó. 

 

Fotos: Archivo El Espectador - EFE