MARTA LUCÍA SUEÑA CON SER LA DAMA DE HIERRO

Fue la encargada de ejecutar la primera fase de la política de seguridad democrática de Álvaro Uribe. De su carrera de modelo le quedan el porte y la elegancia, hoy enarbola las banderas conservadoras.
Marta Lucía Ramírez y sus diez momentos más importantes
Nació: 4 de julio de 1954
 
Estudió: Derecho
 

Filiación política: Partido Conservador

 

Bella y muy estudiosa

No le gusta mucho que le recuerden hoy su corto paso por el modelaje, pero esta mujer se destacó por su belleza cuando era estudiante de derecho de la Universidad Javeriana. Dejó las pasarelas para meterse de cabeza en el derecho comercial, las finanzas y la gerencia empresarial. El primer cargo que ocupó fue la dirección de Incomex. En el gobierno de César Gaviria tuvo la iniciativa de crear el Ministerio de Comercio Exterior en 1991, aun así la nombraron viceministra, el ministerio se lo ganó Juan Manuel Santos.
 
Su primer ministro
El gobierno conservador de Andrés Pastrana le dio la oportunidad de ser ministra y fue precisamente de la cartera de Comercio Exterior, como reconocimiento a su experiencia. Tuvo un breve paso por la embajada de Francia en Colombia que fue interrumpido en 2002 para convertirse en la primera mujer en ocupar el cargo de Ministra de Defensa.

 

La primera mujer ministra de defensa

Su nombramiento, el 7 de agosto, fue noticia internacional. Era la segunda mujer en América Latina, después de Michelle Bachelet en Chile, en ocupar esta cartera, desafiando el mundo masculino de las armas y la conducción de la guerra. Su imagen, con impecable sastre y maquillaje discreto marchando entre uniformes verde oliva y brillantes estrellas y soles, hizo historia.

 

1. Vice ministra de Comercio exterior

 

 Sus Batallas en el ministerio

Su paso por esta cartera no fue fácil. Fue artífice de poner en marcha la política de seguridad democrática, la principal bandera de Álvaro Uribe. Intentó modernizar el ministerio y organizar las compras y los métodos administrativos. Una de las peleas más duras que dio fue crear nuevos indicadores para evaluar a las Fuerzas Militares. Propuso medir su rendimiento por el control territorial que lograra recuperar cada brigada, reducción de extorsiones. Algunos dicen que esa fue la razón por la que salió de manera sorpresiva del cargo.

 

Todos querian con Marta Lucía 

Martha Lucía dice que se enteró de su salida de dicho ministerio por terceros, y con ese sinsabor en la boca se fue unos meses a Francia y regresó tentada por varias ofertas para obtener una curul en el Senado. Le aceptó la propuesta a Juan Manuel Santos y llegó al Congreso por el partido de la U. Fue una decisión acertada ya que para ser su primer cargo por elección pública, fue elegida con la cuarta votación más alta: 68.405 votos.

2. nombrada ministra de defensa

 

Una mujer independiente

Como senadora lideró una disidencia dentro del partido de la U, dando muestras de independencia. Manifestó que no estaba de acuerdo con la manera como se manejaban las finanzas, y se opuso abiertamente al proyecto de segunda reelección de Uribe. No le quedó otra opción que renunciar al Senado y empezó a buscar su precandidatura presidencial.

 

Arranca su carrera por la presidencia

Fuera del Senado quiso ganarse un lugar en el Partido de la U, pero frente a las intenciones del entonces ministro de Defensa Juan Manuel Santos de cerrarle el paso a una consulta interna, Martha Lucía abandona también el partido. Mostraba así su carácter y su ánimo de no rendirse ante las componendas.

 

No hay quinta mala

En agosto de 2009 se reunió a Sergio Fajardo, Luis Eduardo Garzón, Antanas Mockus y Enrique Peñalosa con el fin de formar una coalición de aspirantes independientes conocida como Los Quíntuples, que pudiera presentarse con un candidato único a la presidencia. Al mes se apartó del grupo para someterse a la consulta interna del partido Conservador para elegir aspirante a la presidencia.

 

5. Los quintuples

 

 
Con la falda bien puesta 
 
Aceptando las ofertas del Partido Conservador, Martha Lucía se somete a la convención en la que se decidiría entre elegir como candidato propio o mantenerse en la Unidad Nacional y apoyar la reelección del presidente Santos. En una sorpresiva votación, esta bogotana arrasó pese a la férrea oposición de los grandes caciques del partido como Efraín Cepeda y Roberto Gerleín y derrotó a viejos zorros de la política como Pablo Victoria y Álvaro Leyva.
 
 
La dama de sangre azul
 
Su candidatura, pese a todos los pronósticos ha crecido en las últimas semanas hasta marcar cerca de 11% en las últimas encuestas. Martha Lucía, se perfila como una mujer luchadora, independiente y segura de sus fortalezas y convicciones ideológicas.