Próxima parada: Chicago y sus grandes atractivos arquitectónicos

Bienvenidos amantes del arte, aficionados a la arquitectura y ochenteros empedernidos. Bienvenidos todos.
Próxima parada: Chicago y sus grandes atractivos arquitectónicos

Si tu y yo somos contemporáneos, es decir, si llevas unas cuatro décadas en este mundo, quiere decir que en 1986 eras un adolescente y, por consiguiente, cuentas a Ferris Bueller como uno de tus ídolos. Ferris Bueller's Day Off, traducida a español, según Wikipedia, como Un experto en diversión, es una película sobre un día: un día en el que Ferris (Matthew Broderick) finge estar enfermo y decide, mejor que ir al colegio a presentar un examen de matemáticas, pasar el día con su novia y su mejor amigo. La película es una oda a la vagancia y una declaración de amor a la ciudad de Chicago.

 

Art Institute

Los protagonistas hacen una parada, como debe hacer todo quien pise Chicago, en el Art Institute, un museo que en la vida real, antes de entregarle su vida a las cámaras, le sirvió a John Hughes, director de la película y genio ochentero, como refugio de juventud. En la película se ven obras, entre otros, de Picasso, Modigliani, Pollock, Hopper, Kandinsky, Toulouse-Lautrec, Matisse y Monet. Allí mismo Ferris y su novia se besan frente a un vitral fantástico de Chagall, y Cameron, el mejor amigo, se pierde en los puntos de la Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte, de George Seurat. No pasan, no cometas el mismo error, por el salón de las miniaturas ni se detienen frente a American Gothic, de Grant Wood, una de la piezas insignias del museo.

 

Wrigley Field

Es el momento de dañarte la ilusión: para vivir un día como el de Ferris Bueller vas a necesitar varios días. Sobre todo si incluye una parada en Wrigley Field, hogar de los Chicago Cubs (un partido de béisbol dura en promedio tres horas y sencillo). En el 2014 el mítico estadio cumple cien años, por lo que bien vale la pena visitarlo y ver perder a los Cubs, una tradición de la ciudad. Una particularidad de Wrigley Field es su enorme tablero de resultados, que es manual y que está tan alto que ningún bateador lo ha golpeado jamás. Sí: manual en pleno 2014. Fíjate en las banderas para determinar el papel que tendrá el viento en el partido. Chicago es apodada la ciudad de los vientos con razón. En el caso del béisbol, el viento puede ser la diferencia entre un home run y un out

 

Sears Tower

Cuando Ferris Bueller subió al Skydeck de la Willis Tower, se llamaba Sears Tower, era el edificio más alto del mundo y no tenía los balcones de vidrio que hoy permiten estar suspendido a más de 400 metros de altura sobre la calle. La vista no ha cambiado tanto. Era y sigue siendo espectacular. Y hablando de miradores espectaculares, sería irresponsable no mencionar el del John Hancock Center, edificio ubicado sobre la «milla magnífica», calle bautizada con justicia.

 

Downtown

Los tres protagonistas dejan el carro (un Ferrari) en un parqueadero del centro de la ciudad, lo que marca el comienzo de su vuelta por Chicago. En una de las escenas más memorables de la película, Ferris canta Twist and shout en un desfile y en el fondo se puede ver el Flamingo, una escultura de Alexander Calder. Así es Chicago: hay arte, en todas sus formas, en cualquier esquina. Una de esas obras de las que debe estar pendiente es la Cloud Gate, conocida como «el fríjol», hoy símbolo de la ciudad. Ferris sin duda habría pasado parte de su día, como pasamos todos los que por ahí pasamos, procurando tomarse una foto en el reflejo de la escultura. Lástima que no existía en los ochentas.

 

 

A dónde ir

 

8341641_xl

Más allá de Ferris Bueller 

Los dos grandes atractivos de la ciudad son la arquitectura y el agua (el majestuoso lago Michigan, por supuesto, y el río que tiñen de verde para el Día de San Patricio). Una buena manera de formarse una idea de Chicago es tomando un crucero enfocado en la arquitectura. Otra es pasear (ojalá en verano porque el frío es tremendo), caminando o en bicicleta, por la orilla del lago Michigan. Puedes también tomar la línea café del «L» para dar una vuelta en transporte público. Uno de los momentos memorables cuando fui a Chicago fue la visita a Robie House, una de las casas diseñadas por Frank Lloyd Wright en el área de Hyde Park. Considerada una obra de arte, es un ejemplo como pocos de arquitectura pura estadounidense, una de las residencias más importantes del país y una muestra perfecta del estilo y la genialidad de Frank Lloyd Wright.

 

 

Tips de viaje

 

CityPASS

Es bueno comprar el CityPASS, que permite visitar cinco atracciones sin hacer filas y con descuentos. Incluye el Art Institute, el Skydeck y el famoso acuario.

 

Bon appétit

Prueba la versión chicagüense de la pizza y el perro caliente. La deep-dish pizza es de masa muy gruesa y el perro caliente tiene trozos grandes de vegetales.

 

Antes de: 

Estudia la agenda cultural de Chicago, la cual suele estar hasta el tope de música, teatro y exposiciones, para que encuentres lo que te gusta y te programes. 

 

Agenda de viaje

Del 13 al 15 Junio 

 

21856295_xl

Chicago Blues

Es el festival musical más grande de Chicago. Más de medio millón de personas se reúnen en el Grant Park, junto al lago Michigan, durante tres días a oír buen blues gratis. Por esa tarima pasaron Bonnie Raitt, Ray Charles y B.B. King.

 

4 Julio

7187961_xxl

Una rueda en Chicago

Si estás en Chicago el día de la independencia de Estados Unidos, ve a ver los fuegos artificiales al Navy Pier, sobre, ¡dónde más!, el lago Michigan. El Navy Pier tiene un atractivo adicional: una rueda de Chicago.

 

Fotos: 123RF