Recuerdos de la boda de Felipe y Letizia, los próximos reyes de España

Su boda se realizó en la catedral de Almudena, el 22 de mayo de 2003, con 1.300 invitados al banquete en el palacio real y 30.000 adornos florales por toda Madrid.
Recuerdos de la boda de Felipe y Letizia, los próximos reyes de España

Antes de la boda, que se llevó a cabo en la catedral de Almudena, en Madrid, ambos asistieron a la boda del príncipe Federico de Dinamarca con Mary Elisabeth Donaldson el 14 de mayo. Para entonces, ya todas las obras de adecuación en Madrid habían terminado, pues en rey Juan Carlos de Borbón pidió al entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardon, acelerar las reparaciones pendientes para no entorpecer el recorrido de la nueva pareja. La caravana real salió de Oviedo, ciudad natal de doña Letizia, el mismo día de la ceremonia antes del amanecer.

Esta fue la primera boda que se realizó en el altar mayor de la catedral y ninguna pareja podrá casarse en él después del sonado matrimonio. Se dice que el modisto oficial de la reina Sofía, Toni Benítez, presentó muchos bocetos a la familia antes de elegir el que sería el modelo que luciría la futura reina.

 

SPAIN ROYAL WEDDING
EFE

 

En una declaración, el príncipe explicó las dificultades que se presentaron para acoger en el palacio real a los invitados a su boda que, por razones de espacio, no superaron los 1.400 asistentes, entre los que estuvieron 40 familias reales, miembros del Gobierno español y autoridades del ayuntamiento de Madrid, quienes instalaron pantallas de 45 metros de alto en el Palacio de Oriente para que todos los madrileños allí congregados no se pierdan la boda.

Así pues, esta fue una boda que suscitó una amplia cantidad de situaciones, entre las que se destacó el viaje pre nupcial de la pareja a la boda del primogénito del rey Hussein de Jordania y la reina Noor.