Selfies reemplazan los famosos candados del amor en París

La administración local de la Ciudad Luz puso en marcha una iniciativa para sustituir el tradicional símbolo del amor eterno por autofotos.
Selfies reemplazan los famosos candados del amor en París

La propuesta de sustituir los famosos candados por autorretratos es una iniciativa de la administración local de París, que basa su iniciativa en la amenaza que representa el peso de los candados para la estructura del puente. Muestra de esto es que cada cierto tiempo, la alcaldía se ve obligada a retirar los cerrojos.

 

ESPAÑA-CANDADOS ENAMORADOS

Funcionarios en una de las jornadas en las que son retirados miles de candados.
 

La idea es que los autorretratos se publiquen en la página nolovelocks.com o en la red social Twitter bajo la etiqueta #lovewithoutlocks, mismos medios en los que se ha dejado claro a los usuarios que los puentes parisinos «no pueden resistir tanto amor».

Para apoyar esta nueva costumbre, a partir de hoy se han instalado carteles en puentes y lugares públicos, que invitan a las parejas a hacerse una foto e inmortalizar su amor a través de Internet.

FRANCE-TOURISM-OFFBEAT-ARCHITECTURE-INTERNET-FILES

Una imágen que invita a inmortalizar la pasíon con una foto en lugar de amarrar un candado en un puente de la ciudad. 

 

El creador de la propuesta de sustituirlos por fotos fue el concejal de Cultura, Bruno Julliard, quien después del desprendimiento de 2,4 metros de barandilla del Pont des Arts debido al peso de los candados el pasado junio recibió el encargo de la alcaldesa, Anne Hidalgo, de encontrar solución a este problema.

Pero la propuesta de las autoridades locales, según avanzan los medios franceses, va más allá y estudia a largo plazo poder cambiar las actuales barandillas por instalaciones que no permitan colgar los candados en ellas.

 


¿De dónde viene esta moda de sellar el amor con un candado?

 

CANDADOS DE AMANTES EN EL PUENTE TUMSKI

 

No se sabe exactamente a qué se debe esta moda, que parece venir de Europa del este y que en París hizo acto de presencia desde 2008.

Tengo ganas de ti, novela rosa del italiano Federico Moccia y cuyos personajes colocaban un candado en el Ponte Milvio de Roma, intensificó una moda que no ha parado desde entonces. ¿Estás de acuerdo?


Fotos: EFE / AFP