La percha del Tino Asprilla en el detrás de cámaras de nuestra portada

  "Cuando llegué por primera vez a la concentración del Parma, nunca había visto tantos carros juntos bonitos. Tomás Brolin tenía un Lotus, Benarrivo tenía un BMW Z1, Sandro Melli tenía un Mercedes convertible S1600. *Yo pensé que había llegado al parqueadero del edificio Mónaco de Pablo Escobar*" Lea más acá [1]     [1] http://www.cromos.com.co/actualidad/articulo-148164-la-indisciplina-sin-plata-no-existe-faustino-tino-asprilla