Camarones y champiñones

Sobre tortilla de arroz
Camarones y champiñones

Ingredientes: (4 porciones)

1 cucharada de aceite de oliva

2 tazas de arroz cocinado

1 huevo

Sal y pimienta cayena al gusto

1 ½ cucharadas de aceite vegetal

1 cucharada de cebolla cabezona blanca finamente picada

1 cucharadita de ajo finamente picado

1 cucharada de tomate seco cortado en pedazos pequeños

1 taza de camarones limpios

½ taza de champiñones cortados en pedazos medianos

2 cucharadas de perejil liso picado

½ taza de caldo de pollo

1 cucharada de pasta de tomate

Sal y pimienta

½ taza de queso doble crema rallado

4 a 5 unidades de champiñones cortados en tajadas

Preparación:

Caliente el horno a 350°F (180°C)

1. Mezcle en una vasija el huevo y el arroz. Condimente con la sal y la pimienta cayena.

2. En una sartén antiadherente de 28 cm, caliente la cucharada de aceite de oliva. Añada el arroz y espárzalo con una espátula. Cocine a fuego medio por 8 a 10 minutos o hasta que tenga una consistencia firme y adquiera una forma de galleta.

3. Mientras se cocina la galleta caliente la otra con media cucharada de aceite en una sartén y sofría el ajo y cebolla por 3 minutos. Añada los camarones, el tomate, perejil y champiñones. Saltéelos por 2 minutos. Agregue el caldo, la pasta de tomate, sal y pimienta. Continúe cocinando por otros 2 minutos.

4. Voltee la tortilla de arroz sobre una lata de hornear ligeramente engrasada. Expanda los camarones y champiñones sobre la tortilla de arroz.

5. Coloque encima, de forma decorativa, los champiñones tajados y esparza el queso rallado. Hornee por 10 minutos o hasta que los champiñones se cocinen y el queso se derrita. Sirva acompañando con una ensalada verde.

Arroz, de acompañante a protagonista

Al ser uno de los cereales más sanos y nutritivos, es un alimento obligatorio en cualquier dieta. Trucos con los que no sólo podrá preparar deliciosas y variadas recetas, sino que le ayudarán a consumirlo sanamente.

Dos terceras partes de la población mundial utilizan el arroz como alimento principal debido a su gran aporte calórico, que ayuda a controlar la presión arterial y prevenir la osteoporosis gracias a su alto contenido de silicio.

Pero lo que más atrae de este cereal es que gracias a su tamaño es fácil de digerir y aún más de preparar. El arroz se puede disfrutar en platos fríos, dulces e incluso ensaladas, donde combinarlo con legumbres, verduras, carnes o pescados (ricos en hierro, calcio y zinc) resulta clave para una alimentación balanceada.

Al prepararlo tenga en cuenta

» No mezcle distintos tipos y marcas de arroz, ya que cada arroz tiene su propio tiempo de cocción y absorción de agua. Escoja una sola, así evita el riesgo de que una parte esté bien cocida mientras que la otra queda medio cruda.

» Espere siempre a que el agua esté hirviendo para echar el arroz, de lo contrario se pegará.

» Para que el arroz suelte el almidón es necesario cocinar a la más alta temperatura los primeros cinco minutos, así quedará suelto. Luego bájela al mínimo los cinco minutos finales para garantizar que se seque bien por todas partes.

» Para obtener un arroz blanco y suelto, añada gotas de zumo de limón al agua de cocción.

» Nunca remueva el arroz con un tenedor mientras se está cocinando, lo más conveniente es no volver a moverlo una vez que el caldo o agua comience a hervir, porque los granos pueden abrirse y pegarse.

» Si va a recalentar el arroz procure cocinarlo al vapor. Vierta la cantidad que desea en un colador y colóquelo sobre una olla con agua hirviendo.

» Para endulzar el arroz con leche es mejor incorporar el azúcar luego de que el arroz esté cocido, si no, se ablandará demasiado.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Cajas de sorpresas

Tartaletas de auyama con merengue

Opciones para ser expertos en cocina