Así será el 2010

La moda volverá a los 70, las relaciones amorosas serán más abiertas y el libro electrónico le competirá al portátil. Estas son las tendencias que depara el 2010.
Así será el 2010

Moda: El pasado en presente. Silvia Tcherassi. Diseñadora de modas

Todo parece indicar que en el 2010 los años 80 les darán paso a los 70. Ya vimos cómo en los desfiles de Milán, París y Nueva York, los ‘studs’, las hombreras y los colores neón fueron reemplazados por el romanticismo, la fluidez y una paleta de tonalidades más suave.

La moda parece seguir buscando su futuro en el pasado, pero no nos equivoquemos, no es simplemente un reciclaje, es una nueva toma. Así como vimos en el 2009 elementos indiscutiblemente salidos de la época de Michael Jackson y Madonna, la perspectiva fue totalmente minimalista, purista más que iconoclasta, glamurosa más que rebelde. Lo mismo pasa con esta nueva aproximación a los 70: el dominio del color nude, que con su bella y misteriosa neutralidad será uno de los protagonistas de la temporada.

La prenda del año será el trench coat, que se ha convertido en una pieza básica del vestuario de las mujeres. John Galliano nos mostró variaciones de esta prenda en su colección de Primavera, con un rango que va desde lo más casual hasta lo más elegante. Por su parte, Chistopher Bailey, el genio detrás de Burberry Prorsum, presentó modelos con drapeados elaborados en seda y materiales metálicos, que podrían utilizarse perfectamente para una fiesta.

En cuanto a los accesorios, los zapatos reemplazarán definitivamente a las carteras y a los relojes como los objetos de deseo. Para este año veremos diseños cada vez más extravagantes y con tacones de gran altura. Los zapatos que Alexander McQueen presentó en su colección Primavera verano 2010 y que ahora han sido inmortalizados por Lady Gaga en su video de Bad Romance son un buen ejemplo de esta tendencia. Este también será el año para dos marcas de zapatos que están a la vanguardia: Christian Louboutin y Roger Vivier que, bajo la dirección creativa de Bruno Frisoni, está pasando por un gran momento.

Los proyectos de colaboración seguirán teniendo protagonismo en el 2010. Pero, sin duda alguna, el más comentado será el de la tienda Target y la marca Rodarte, que con sus diseñadoras Kate y Laura Mulleavy demostró que puede trasladar sus conceptos a una múltiple variedad de rangos. Seguramente cada una de las piezas logrará capturar la sensibilidad y espíritu artístico de estas nuevas figuras de la moda americana. Por eso, no tengo la menor duda de que será un hit creativo.

Este año también veremos un avance de lo que será la primera colección femenina de Tom Ford bajo su nombre. Después de lanzar una exitosa línea de fragancias y accesorios, una colección de ropa para hombre y dirigir la película A single man, el texano se reconectará con esas mujeres que puso a soñar durante su época dorada en Gucci. Seguramente esa dosis de sex appeal que caracterizan a sus creaciones les darán una nueva energía a las pasarelas y a los editoriales de las revistas.

Dos noticias están tomando mucha fuerza: el posible retiro de Giorgio Armani y una planeada salida de Karl Lagerfeld de Chanel. Teniendo en cuenta que son dos de las figuras más influyentes y destacadas del mundo de la moda, de producirse estos movimientos significaría un verdadero cataclismo y un efecto dominó impresionante. Según dicen, el candidato más fuerte para reemplazar a Lagerfeld es Alber Elbaz, quien a su vez sería reemplazado en Lanvin por Olivier Theyskens. Y para reemplazar a Armani, muchos proponen a Tomas Maier, el director creativo de Bottega Veneta. Esperemos a ver qué pasa.

Y hablando de talentos, estoy complacida porque, en los últimos años, nuestro país ha producido una nueva generación de diseñadores que parecen no sufrir del Síndrome de Versace, una enfermedad que ataca a los principiantes y que explico en mi libro. A ellos les recomiendo que tomen su profesión en serio, que construyan marca y empresa, y que busquen un estilo propio. Esa será su arma de conquista más importante. Espero que en el 2010 tengan la oportunidad de mostrar todo su talento y su potencial.

Con la buena noticia de que lo peor de la recesión económica ha pasado, espero que nuevos vientos soplen en el mundo de la moda y que estaopuestas únicas, una verdadera valoración de la moda por encima de la simple tendencia, además de un respeto por los talentos creativos y los trend setters.

La moda parece seguir buscando su futuro en el pasado, pero no nos equivoquemos, no es simplemente un reciclaje, es una nueva toma.

La moda retornará a los 70. Impondrá una paleta de colores más suaves y hará del trench coat la pieza básica de toda mujer. Los zapatos serán los nuevos objetos del deseo.

Tecnología. La era del mundo digital. Aldemar Marín. Periodista

Arrancar una década nos da licencia para comernos 12 uvas, sacar las maletas por la cuadra y dejar volar las neuronas mientras imaginamos cómo se va a transformar el mundo que nos rodea. Y en lo que respecta a la tecnología, no podemos hacernos precisamente los de la vista gorda; hoy cualquier aparato que se inventen en Pekín tiene muy seguramente repercusión en Turmequé.

Todo un año tenemos por delante para disfrutar la vida y hacer que la tecnología nos lleve por caminos más amables, pero sin olvidarnos de que son más importantes las caras que los emoticones.

Portátiles

Para este 2010 seguiremos teniendo la avalancha de portátiles que se venden más que equipos de escritorio. Y dentro de esta categoría, harán su agosto, durante todo el año, los netbooks, esos computadores diminutos que funcionan para navegar, leer correo, escuchar música y trabajar herramientas de ofimática.

El mercado irá superando las decepciones que estos aparatos generaron a quienes esperaban que su funcionamiento fuera igual al de un portátil normal, y seleccionará cada vez mejor los segmentos que deben usar este tipo de computadores. Quedarán en manos de estudiantes, empleados de alta movilidad y personas de bajo consumo multimedia. ¡Ojo con el portátil Booklet de Nokia y con la serie Mini de HP!

@TV

Después de la fiebre de los plasmas y los LCD, los Led TV nos meterán de cabeza en la alta resolución. Y se estrenarán masivamente nada menos que en el Mundial de Fútbol. Su tecnología, que arrancó el año pasado, viene a complementar la oferta de televisores que utilizan la misma estructura que las pantallas de los computadores, lo que ofrece una percepción de nitidez y resolución.

LG y Samsung ya lanzaron sus respectivos modelos en Colombia, Toshiba y Philips alistan sus propias versiones. Y también Sony, que seguramente tendrá una respuesta a esta nueva tecnología.

@Internet

Con Facebook y Twitter a la cabeza, las redes sociales continuarán la revolución. Aunque sea para perder el tiempo o para mejorar de verdad nuestras vidas, las redes sociales seguirán en su charán su agosto, durante todo el año, los netbooks, esos computadores diminutos que funcionan para navegar, leer correo, escuchar música y trabajar herramientas de ofimática.

El mercado irá superando las decepciones que estos aparatos generaron a quienes esperaban que su funcionamiento fuera igual al de un portátil normal, y seleccionará cada vez mejor los segmentos que deben usar este tipo de computadores. Quedarán en manos de estudiantes, empleados de alta movilidad y personas de bajo consumo multimedia. ¡Ojo con el portátil Booklet de Nokia y con la serie Mini de HP!

@Democracia

En este año de elecciones y al mejor estilo de Obama, nuestros políticos se volcarán a la red para arañar un pedacito de su enorme capacidad de convocatoria. Y es que Internet no solo ofrece la posibilidad de ser una tarima por excelencia, sino la principal herramienta de comunicación entre candidato y electorado, que idealmente debería conservarse entre elegido y pueblo. Por el lado negativo, tendremos la red inundada de banners con promesas, caras sonrientes y figuras ‘photoshopeadas’ que tratarán de seducir nuestro clic cargándonos con algo de esperanza e ilusión.

@Videojuegos

Después de la pela en ventas que Nintendo Wii le propinó a Xbox 360 y a PlayStation 3, estos dos últimos se levantarán, se sacudirán el polvo, soltarán sus controles tradicionales y contraatacarán con sus sistemas de movimiento. Los participantes vivirán los juegos como si fueran cada vez más reales. En otras palabras, los juegos permitirán una mayor inmersión: un puño de un jugador, será un puño en la pantalla, de la misma forma en que raquetazos, espadazos y demás movimientos emularán cada vez mejor a los movimientos naturales. Atención con Project Natal de Xbox y Motion Controler de PS3.

@Naturaleza

La preocupación por el planeta será para muchas compañías una prioridad, aunque sea sólo como parte del mercadeo. Planes de reciclaje, esquemas de ahorro de energía y de conservación del medio ambiente estarán a la orden del día.

@El libro digital

Mención aparte merece el libro digital, gadget que promete revolucionar el mercado tecnológico este año y –por qué no– acercar a millones de personas al hábito de la lectura. Primero fue el iLiad de iRex, luego le siguieron el Reader de Sony, el Bookeen Cybook. La nueva sensación es el Kindle, desarrollado por la tienda virtual Amazon y que fue lanzado en Colombia a finales del año pasado. Aunque hasta ahora el mercado en español es más bien reducido, con la proliferación de libros electrónicos la oferta crecerá cada vez más y se convertirá en una seria competencia frente al libro tradicional.

La aparición de Kindle a finales del año pasado fue sólo el anuncio de lo que será capaz de hacer el libro digital.

El libro digital, los portátiles, los televisores en alta resolución y los videojuegos en movimiento seguirán imponiéndose y las redes sociales serán invadidas por la clase política nacional.

Maquillaje: La esencia de lo natural. Franklin Ramos. Maquillador

Quiero empezar este artículo haciendo una recomendación a las lectoras: hay que conocer las tendencias y saber qué pasa en el mundo en materia de belleza, pero lo ideal es adaptar lo que está de moda al estilo de cada una. Muchas de estas tendencias son pensadas especialmente en el mercado femenino de países europeos o norteamericanos, pero siempre destaco que la mujer latina y, en especial, la colombiana, gozan de un sinnúmero de cualidades para resaltar su belleza. Estas serán las tendencias y unos trucos para estar a la vanguardia en 2010, un año para mostrar el rostro lleno de luz y una mujer radiante.

Pieles. La tendencia natural definitivamente llegó para quedarse y por eso la primera recomendación es escoger una base muy acorde con el tipo de piel, siempre cuidando la aplicación ligera para no caer en excesos. Su apariencia natural sólo se destacará con toques de brillo localizado y se volverá al concepto de ‘menos es más’, para presentar las pieles carentes de producto y ‘semidesnudas’. Esto se logra con bases de texturas líquidas o cremosas que den un look fresco y juvenil.

Polvos. Se usan sueltos y traslúcidos para no cargar la piel y a veces de textura satinada para resaltar los pómulos. Hay que evitar caer en excesos porque igual que con la base, el abuso de polvos puede crear y destacar líneas de expresión no deseadas (arruguitas).

Ojos. La nueva gama incluye colores como dorado, plata, bronce, púrpura, gris y negro, con texturas brillantes y semisatinadas. Tonos que encajan de manera perfecta en el estilo de la mujer latina. Su aplicación se hará de forma unicolor y sólo en el párpado móvil. No hay que olvidar que los tonos cálidos son ideales para las morenas y los fríos para las blancas.

Rubor. Se une a la tendencia de las sombras para los ojos, con tonos bronce, dorado y algunos toques rosa para darles brillo a las mejillas y un aspecto saludable. A diferencia de la tendencia pasada, se llevará un poco más marcado en la parte central del pómulo y dirigido a la cien en movimiento ascendente. Esto ayuda a enmarcar y adelgazar las facciones.

Labios. El brillo seguirá muy presente pero esta temporada se complementará con un toque de tonos rosa, coral y malva. Hay que recordar que los colores claros les dan volumen a los labios. Un consejo para lucir labios sexys: antes de aplicar el brillo, exfólielos con un poco de crema hidratante y azúcar para retirar las células muertas.

Pelo

Las melenas invaden la temporada y es ideal para la mujer latina de cabelleras largas y saludables. Por eso hay que sacarle provecho a esta tendencia, aunque hay que tener en cuenta que todos los estilos no se adaptan a todas las mujeres.

Largo del pelo. Como dije, el pelo largo es la tendencia, pero ojo, hay que seguir ciertos parámetros para lucirlo bien, de acuerdo con la textura del cabello y la estatura de cada mujer. La parte de abajo se usará totalmente simétrica y el movimiento se logrará cortando desde el medio hacia las puntas, para mostrar una melena más compacta. Las capules irán más largas y en trazos diagonales con un corte ascendente, de menor a mayor, y en su mayoría partirán desde los pómulos hacia abajo. No se usarán cortos ni degrafilados, pero si usted es de las que no puede vivir sin capul, opte por llevarla un poco más larga y en forma de cortinas.

Coloraciones. Para lucir melenas saludables y brillantes, las tonalidades naturales serán las protagonistas. No sacrifique su pelo. Pero si quiere salirse del esquema, recuerde que el color se usa localizado y con efecto raíz. Las tonalidades serán cálidas, dos o tres tonos por encima de la base natural, siempre con el propósito de no agredirlo, ni exponerlo a tratamientos muy frecuentes. Para esto hay que seguir esta línea de colores: café, dorado, bronce y trigo, en caso de base rubia, pero en general se llevarán tonalidades otoñales.

Deportes.  César Augusto Londoño. Periodista

El 2010 será de contrastes. Se jugará el evento más importante, el Mundial de Fútbol, donde seremos simples espectadores, y protagonizaremos los Juegos Suramericanos: Medellín será sede, lo que implica un reto deportivo y organizacional, y Colombia querrá imponerse a Brasil, su más fuerte rival. De todos modos no habrá una gran figuración deportiva, pues este año estará enfocado hacia la preparación de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde aspiramos a tener un récord de participación con cien deportistas.

El fútbol tendrá un panorama poco alentador y las tramas abundarán en la Federación y la Dimayor. Los 72 mil millones de pesos del nuevo patrocinio y el fracaso de la selección generarán una guerra de poderes que tendrá como objetivos las cabezas de Luis Bedoya y Ramón Jesurum, quienes buscarán quedarse con sus cargos a toda costa. Nuestro país venderá menos jugadores al exterior y nuestros equipos no protagonizarán las copas internacionales, mientras las angustias económicas seguirán; a pesar de que sus finanzas recibirán una inyección económica de Postobón, el mundial alejará a la gente de los estadios.

En automovilismo, un Juan Pablo Montoya más maduro superará la actuación del 2009. Su progreso en la categoría será evidente por la mejoría técnica de su equipo. Colombia tendrá sorpresas con pilotos como Sebastián Saavedra y Óscar Tunjo, que presentan un gran nivel. El patinaje anda golpeado por perder la supremacía en el Mundial de China. Sin embargo este año se podrá recuperar el título, aprovechando que el mundial será en Venezuela y que la cercanía geográfica nos favorecerá. Cecilia Baena, Jerci Puello y Diego Rosero seguirán brillando.

Nuestro ciclismo, venido a menos, se ilusionará con Rigoberto Urán. Aunque es gregario, tendrá en el Tour de Francia la posibilidad de demostrar su liderazgo. La que volverá a ganar títulos será Mariana Pajón en bicicrós. Ella estará en el Mundial de Suráfrica y en cinco paradas de la Copa Mundo. Muchos ya le cuelgan la medalla de oro en Londres. Hay que destacar que la Vuelta a Colombia cumple 60 años. Con el nuevo presidente en la Federación de Ciclismo esperamos un acontecimiento de época, con la presencia de figuras internacionales que realcen este aniversario.

Por los lados del golf, la PGA llega por primera vez a Suramérica con el Pacific Rubiales Open. La cita será en marzo, en Bogotá. Con 90 jugadores extranjeros, el torneo será un banquete irrepetible. Por otro lado el tenis mostrará dos caras: Alejandro Falla no podrá meterse entre los primeros 50 jugadores y Mariana Duque intentará superar la barrera de las 100. Igual nuestro tenis seguirá alejado de la élite mundial.

Nuestros pesistas tendrán en el Mundial de Turquía de septiembre la oportunidad de ratificar su nivel. Y lo lograrán. En atletismo la gran chance la tendrá Fernando López en el mundial de marcha de México, donde se podrá subir al podio. El 2009 se despidió con cinco campeones mundiales de boxeo para Colombia. El buen momento se mantendrá entre los hombres y mejorará entre las mujeres, que lograrán aumentar las dos coronas mundiales obtenidas el año pasado.

En disciplinas en las que Colombia no es potencia, varios colombianos nos darán satisfacciones como en el judo con Yuri Alvear, la lucha con Jackeline Rentería, los bolos con Clara Juliana Guerrero y los clavados libres con Orlando Duque. Por eso nuestro panorama puede sorprender. Aunque el Estado sólo invierte el 0,001 por ciento del Presupuesto Nacional en el deporte y la empresa privada aparece después de que se dan los buenos resultados, aquí seguirán forjándose figuras que, pese al abandono y la escasez, lograrán salir adelante con triunfos significativos para el país.

Economía: Año nuevo, apretón viejo. Mauricio Reina. Periodista

Con la virtual desaparición de las tarjetas navideñas, lo único que uno encuentra al volver de vacaciones es el extracto de la tarjeta de crédito. En él están detallados los excesos de fin de año con una precisión que raya en el sadismo: los regalos navideños, los pasajes aéreos y hasta la botella de champaña que usted decidió pagar en medio de la enajenación de las doce campanadas. Si el extracto trajera sólo el registro de los excesos, vaya y venga, pero además trae el valor del pago mínimo del crédito, que es equivalente a lo que en otros meses habría sido el pago total.

Ante lo abultado de las cifras, usted sólo tiene dos opciones: arrojarse por la ventana o planear el manejo de su bolsillo en este nuevo año. Como usted no ha pagado aún el seguro de vida (que también viene en el extracto de la tarjeta de crédito), desecha la opción de la ventana y queda inerme ante el misterio de lo que le deparará la economía en el 2010. Algunos dicen que lo peor de la recesión ya pasó y que ahora viene la recuperación, pero otros dicen que el fin de año no fue muy bueno y que las cosas no van tan bien como se pensaba.

Ante tanta ambigüedad, lo mejor que usted puede hacer es tratar de analizar cómo evolucionarán sus ingresos y sus gastos en el año. Los ingresos de los asalariados y los independientes estarán asociados al crecimiento de la economía, pues de él dependen en gran medida el ritmo de los negocios. Al respecto hay una noticia buena y otra mala. La buena es que el 2010 será un poco mejor que el año pasado: mientras en el 2009 la economía prácticamente no creció (la cifra definitiva sólo se conocerá a fines de marzo), este año crecerá cerca de 2 por ciento.

Como es difícil que en esas condiciones haya ascensos laborales y reajustes salariales importantes, lo más probable es que sus ingresos laborales sean apenas ligeramente mayores que en el 2009, siempre y cuando usted o alguien muy cercano no pierda su empleo. Esa es la noticia mala: un crecimiento de 2 por ciento es menor que el que pronostica el Gobierno, lo que muestra que la recuperación económica es más débil que lo que se esperaba. En ese contexto, el desempleo en Colombia debe seguir aumentando por lo menos hasta la mitad de este año, lo que golpeará especialmente a las regiones y los negocios que más dependen de las remesas, la cosecha cafetera y las exportaciones a Venezuela.

Los ingresos provenientes de las inversiones que usted tenga probablemente tampoco registren un desempeño memorable en el 2010. Los intereses de las cuentas de ahorro y los CDT se mantendrán en los precarios niveles actuales, por lo menos hasta la mitad del año, y sólo aumentarán tímidamente en el segundo semestre, cuando el Banco de la República empiece a preocuparse más por la inflación que por el crecimiento económico. Entre tanto, las acciones no tendrán el mismo dinamismo que tuvieron en el 2009, cuando los mercados bursátiles emergentes como el colombiano tuvieron un desempeño excepcional, mientras el dólar deberá rondar los 1.900 pesos durante la primera mitad del año.

Mientras se da este precario comportamiento de los ingresos, los gastos de los hogares colombianos aumentarán cada vez más. La inflación en el 2010 será un poco mayor que la del año pasado, porque el crecimiento económico presiona los precios hacia arriba y porque la oferta de alimentos sufrirá los rigores climáticos del Fenómeno del Niño. De otro lado, la gente seguirá destinando una proporción cada vez mayor de sus ingresos a cubrir los costos de sus deudas. Una familia colombiana promedio dedica hoy más de la quinta parte de su ingreso a pagar intereses o amortizaciones, casi el doble de lo que dedicaba siete años atrás.

Todo esto quiere decir que en el año nuevo hay que mantener la vieja austeridad. Aunque el 2010 será un poco mejor que el 2009, este año se caracterizará por un bajo crecimiento, la persistencia del desempleo y un aumento paulatino de la inflación, que jalonará las tasas de interés en el segundo semestre. En ese contexto, lo más razonable que usted puede hacer es reducir sus deudas, ajustar sus gastos a lo que permitan sus ingresos y cuidar mucho su empleo, mientras aparecen señales de una recuperación más sólida y estable.

Tal vez mantener apretado el cinturón no sea una manera muy sofisticada de empezar el año, pero sin duda es la más responsable. Y si no que lo digan los estadounidenses, que hoy en día recurren a los descuentos y las ofertas como no lo hacían desde la Gran Depresión. Si lo hacen ellos, que siguen siendo la mayor potencia del mundo, ¿no lo podemos hacer nosotros que tenemos un ingreso por habitante 14 veces menor?

La cultura, In Crescendo. Guido Hoyos. Periodista

¿Dejará la cultura de ser la eterna cenicienta del presupuesto nacional? Al menos por este año, sí, gracias a la celebración del Bicentenario de la Independencia. Igual pantalla robará el XII Festival Iberoamericano de Teatro. Y si todo sigue como sucedió el año pasado, el cine también será noticia y continuará abriendo caminos, dentro y fuera del país, con una nueva generación de realizadores que cuentan historias sobre nuestra realidad.

Pero el calendario es más amplio y se puede vaticinar que los carnavales, encuentros literarios, musicales, teatrales y folclóricos seguirán vivos y creciendo, a pesar de las dificultades económicas, como lo han hecho siempre. El año lo abrió el Festival Internacional de Música de Cartagena, un ejemplo de que la empresa privada puede comprometerse de lleno con la financiación de la cultura y hacer equipo con el apoyo del Estado.

Las noticias que llegan del Ministerio de Cultura son positivas en cuanto a presupuesto. Este año tendrá el más alto desde que fue creado: 90.000 millones de pesos, lo que permite vaticinar un fortalecimiento del desarrollo de programas, de planes concertados permanentes con entidades culturales de todo el país y la ejecución de sus políticas culturales.

Pero el Ministerio quiere celebrar y por eso su plan más visible será la conmemoración del Bicentenario de la Independencia. La gran fiesta será el 20 de julio, con el Gran Concierto Nacional y en el que participarán artistas nuevos y consagrados, en más de mil municipios. La obra Simón Bolívar: poema épico y musical, una pieza escrita por William Ospina y dirigida por Omar Porras, recorrerá los teatros del país para mostrar otra visión del Libertador.

Paralelamente a esta conmemoración, el Ministerio continuará su trabajo en el desarrollo de las políticas de lenguas nativas y de red de bibliotecas, con recursos garantizados y exención de impuestos como estímulo a la industria editorial. En julio se realizará el Tercer Congreso Iberoamericano de la Cultura, en Medellín, donde la música será el eje central. En octubre, la capital paisa será además sede de otro evento: la Bienal Iberoamericana de Arquitectura.

El 2010 será la prueba de fuego para el Festival Iberoamericano de Teatro, pues es el primero que se efectúa sin su fundadora, Fanny Mikey, a quien le rendirán homenaje en esta edición. El reto es inmenso pues no sólo será desarrollar un evento tan grande como lo fue en ediciones pasadas, sino sorprender a un público acostumbrado a que cada programación supere la del año anterior. Y será también un desafío porque los organizadores deberán demostrar que el legado de Fanny se mantiene intacto, abierto a la renovación pero alérgico a las intervenciones políticas.

La duodécima edición del Iberoamericano será una fiesta teatral en la que participarán más de 60 compañías de 35 países. Como siempre, el festival brindará la oportunidad de ver obras, lenguajes y expresiones que no es fácil tener de manera simultánea en Bogotá, algo que lo convierte en el evento internacional del año ‘hecho en Colombia’.

En cuanto al cine, este año puede ser importante para mostrar los frutos seis años después de la creación de la Ley de cine, en 2003. El Ministerio anunció que aportará 2.378 millones de pesos para una industria que sigue desarrollándose. Algo que reforzará la presencia de películas colombianas en festivales internacionales, donde antes éramos sólo espectadores y ahora somos protagonistas.

Por eso, los festivales de cine del país también serán un escenario importante: el de Cartagena cumple 50 años con la misión de reencontrar su norte; y otros como el de Santa Fe de Antioquia o el más nuevo, el Internacional de Cali, deberán crecer con planeación.

Las artes plásticas tendrán protagonismo con importantes exposiciones internacionales. Una será la del artista estadounidense Man Ray, a mediados de año en el Museo de Arte del Banco de la República. Esta entidad también presentará por primera vez una muestra en conjunto con el Museo del Oro, llamada Hábeas Corpus. La exposición hará un recorrido por las pinturas y objetos que han utilizado el cuerpo como su base, a lo largo de la historia y en culturas de todos los continentes. También en el Museo del Oro estará Dragones del emperador, que reunirá 350 objetos de diferentes dinastías chinas.

Pero los nuevos lenguajes colombianos serán los que cierren el año en el 42 Salón Nacional de Artistas, que después de realizarse en Cali en 2008, esta vez se trasladará a Cartagena. La muestra abarcará varios espacios y reunirá lo mejor de la edición 13 de los Salones Regionales.

Estos son sólo algunos ejemplos del crecimiento de las manifestaciones artísticas que en los últimos diez años han adquirido más importancia que en cualquier otra época. Por esto, el 2010 será un año de consolidación de eventos, políticas y quizás el comienzo de una década definitiva para la cultura del país.

Medio ambiente. Un seco porvenir. Juan Mayr Maldonado. Ex ministro de Medio Ambiente

El agua se agota. ¿Sorpresa? No debería serlo. Esto es algo que sabíamos que iba a suceder desde hace más de una década. Y además es tan sólo uno de los múltiples retos ambientales que enfrentará Colombia durante el año 2010. Los demás también están relacionados con la ausencia de políticas ambientales preventivas y con los procesos de desarrollo y crecimiento económico, la expansión urbana y de la frontera agrícola.

Tal como lo pronosticó el Ideam desde hace una década y hoy es una realidad, la disminución en los caudales hídricos tiene que ver con el fenómeno de El Niño y particularmente con la deforestación de nuestras cuencas. Luego que 2009 fuera un año de grandes precipitaciones que superaron los promedios históricos y ocasionaron múltiples catástrofes, deslizamientos e inundaciones, el 2010 pinta como un año extremadamente seco. Durante el primer semestre los colombianos veremos alertas por la disminución de los caudales de ríos y quebradas. Estos llegarán a niveles mínimos, incluso hasta secarse, lo que afectará el abastecimiento de acueductos de poblaciones y ciudades capitales. Las zonas más perjudicadas estarán en la región Andina y la costa Caribe. También veremos a los gobernantes haciendo llamados urgentes para que los ciudadanos racionalicen el uso del agua. La razón para que esto suceda es que el Gobierno bajó la guardia en el campo ambiental y las inversiones antes dedicadas a la protección y restauración de cuencas abastecedoras fueron transferidas en los últimos años a la construcción de obras de infraestructura, ignorando las experiencias del pasado cuando se hicieron grandes inversiones para la construcción de acueductos a los cuales nunca llegó una gota de agua. La plata se fue en tubos y contratistas, pero no se garantizó la salud ambiental de las cuencas abastecedoras.

Así están las cosas hoy en día y la historia se repite. Tal vez lo más grave de esta situación que sufriremos los colombianos (probablemente hasta el mes de abril) es la afectación del precio de los alimentos, puesto que las actividades agropecuarias se verán seriamente impactadas. El aumento en el precio de la canasta familiar, como ya se sabe, golpeará nuevamente a los más pobres. Y tampoco se debe descartar la posibilidad de un racionamiento eléctrico que nos devolvería a las épocas del apagón con sus serias implicaciones.

El otro gran desafío ambiental del 2010 estará en el modelo de desarrollo económico, hoy especialmente centrado en la inversión extranjera para minería e hidrocarburos, la única que aumentó 16% durante 2009 con relación a 2008 y que suma 98% de los capitales que llegan al país. Es así como gran parte del territorio nacional se encuentra concesionado, hecho que afecta reservas forestales, páramos y zonas de alta sensibilidad ambiental. Esta decisión política de apostarle a la extracción de los recursos naturales para el crecimiento económico plantea además un reto que va mucho más allá de lo ambiental: el respeto por los derechos de los pueblos indígenas y afrocolombianos. Y no hay que olvidar que muchos de los prospectos mineros y de hidrocarburos están localizados en territorios étnicos, que paradójicamente resultan ser las zonas mejor preservadas de nuestro país.

En un informe divulgado la semana pasada por el relator especial de Naciones Unidas para Pueblos Indígenas, se hizo un llamado al Gobierno nacional para “armonizar la política pública de desarrollo económico del país, en especial en lo que se refiere a los denominados megaproyectos relativos a la extracción de recursos o infraestructura, con los derechos colectivos e individuales de los pueblos indígenas” y enfatiza que no deben alentarse proyectos de inversión, infraestructura, extracción y explotación de recursos naturales, sin previa, amplia y legítima consulta y participación de estos pueblos. Los antecedentes en este campo no son buenos y han llevado a la generación de conflictos que terminan por lo general en manos de los jueces y de la Corte Constitucional.

Agua, ausencia de políticas ambientales preventivas, extracción de recursos naturales, expansión urbana y de la frontera agrícola y un Ministerio de Ambiente, Vivienda y Ordenamiento Territorial debilitado para atender la gran demanda en materia de licenciamiento ambiental, conforman el panorama del ambiente de este año que apenas comienza.

El Gobierno bajó la guardia y las inversiones antes dedicadas a la protección y restauración de cuencas abastecedoras fueron transferidas a la construcción de obras de infraestructura.

La agenda verde de 2010 estará marcada por la escasez de agua. Por eso las políticas económicas que se tomen este año servirán para enfrentar el impacto ambiental en nuestro país.

El último que salga… que apague el equipo. Alejandro Marín Carvajal. Experto en música

¿Qué o quién hace a un artista inolvidable? ¿Sus canciones? ¿Su estrategia de mercadeo y de promoción? ¿La gente? ¿La radio? ¿Cómo llega un artista a superar la barrera de lo masivo y lo popular, para convertirse en una marca de la casa?

Antes de hacer el balance mundial de la industria del entretenimiento para esta década que comienza, es mejor arrancar con las buenas noticias que nos depara 2010 en materia de conciertos. Arrancaremos el año muy bien, con Coldplay, Metallica, Franz Ferdinand y Matisyahu. Luego vendrán actos alternativos muy importantes como NOFX y veremos nuevos discos de Juanes, Alerta Kamarada, Estados Alterados, V For Volume, The Black Cat Bone y muchos más. Esperemos que esos esfuerzos de la escena alternativa tengan alas, que podamos ver una banda nacional triunfar en América Latina y que bellísimas cosas que suceden en el underground salgan finalmente a la luz como Flaco Flow y Melanina, Benny B, Skampida, Voodoo Souljahs y Profetas.

Ahora sí, contestemos las preguntas. Estoy leyendo la primera página de Rock&Roll de la edición de enero de la revista Rolling Stone Estados Unidos. El titular, lejos de soprenderme, me abruma:

“Jackson, Beatles salvan el negocio –casi–”

De nuevo las ventas de los cd –como era de esperarse– cayeron en 2009. Esta vez 19 por ciento, afirma la revista Rolling Stone. Si miramos hacia atrás, esa caída ha sido del 45 por ciento desde el 2000 hasta la fecha.

La obsolescencia del cd es inevitable. Podemos predecir que no solamente no habrá cd para cuando esta nueva década termine, sino que tampoco habrá tiendas interesadas en el negocio de venderlos.

Pero la preocupación del mercado no sólo es esa. Lo tenaz es que durante el 2009 los dos artistas más vendedores fueron Michael Jackson y los Beatles. Artistas con un catálogo impresionante y por encima de todo, inolvidable. La pregunta es: ¿tenemos grandes artistas nuevos o seguiremos dependiendo del ‘catálogo de clásicos’?

La muerte de Jackson generó en 2009 ventas de 7 millones de álbumes, 10.2 millones de descargas, 1.3 millones de dvd y 72 millones de dólares en taquilla por la película This is it. Los Beatles hicieron el resto de la tarea, al vender en septiembre más de dos millones de copias de sus obras remasterizadas y un millón de unidades del juego Rockband Beatles.

Jim Caparro, ex presidente de Island/Def Jam, le asegura a Rolling Stone que la música de Jackson ha “soportado la prueba del tiempo”, y es más osado al afirmar que “lo malo aquí es que no hay nuevos artistas cuyas carreras hayan trascendido los hábitos en constante cambio de los actuales consumidores.”

¡Wow! Un momento: ¿Quiere decir el señor Caparro que la nueva música y que los nuevos artistas son malos? No. Pero sí quiere decir que no son lo suficientemente buenos para derribar los muros del tiempo y eludir los vientos del olvido, como lo hizo Jackson.

La situación se complica aún más. Tower Records quebró: su marca está de salida en nuestro país. Virgin Megastore también quebró, y las grandes superficies en Norteamérica redujeron en un 20 por ciento a presencia física de góndolas destinadas a la exposición y despliegue de cd.

iTunes, ese oasis de la industria, empieza a sentir de frente los vientos de crisis: en el 2009 –sigo citando a la Rolling– la participación de iTunes en el mercado bajó del 68.3 por ciento al 67.1 por ciento, en particular por la competencia directa de Amazon como tienda de archivos de mp3.

Pero la caída de iTunes no es solamente culpa de un competidor directo y frentero como Amazon. La culpa la tiene también Spotify, un servicio de trasmisión de canciones en tiempo real, y otros servicios de este mismo tipo como Grooveshark, que brindaron entretenimiento en línea a más de seis millones de personas en Europa y quién sabe cuántas personas más en el mundo entero.

¿Nos enfrentamos al fin de la piratería y al comienzo de una nueva era? Es probable que así sea. En el momento en que los dispositivos digitales puedan emitir una señal en vivo de cualquiera de estos servicios de streaming… ¿para qué un mp3 en mi computador, si lo puedo oír en perfectas condiciones sin tener que descargarlo? En cinco o seis años los torrents serán historia.

Con la muerte de Michael Jackson no solamente terminó una era musical en la que las canciones significaban algo tan importante que el tiempo no se atreve a tocar, sino que terminó para siempre la era de la radio y, por supuesto, la era del “catálogo”.

No habrá “amigos” que visitar en las tiendas de discos y no habrá discos, salvo por lujosas cajas recopilatorias con valores agregados: el afiche, el dvd, los bonus tracks.

Pero lo que más asusta no es que no haya discos, sino que no haya éxitos, y que la generación actual no logre hacer de sus artistas fenómenos inolvidables.

Mientras tanto, soñemos con el futuro inmediato. Soñemos con que Muse vuelva el próximo año –aunque probablemente no pueda porque no tenemos estadio dónde hacer nuestros conciertos-; con que Roger Waters sople las velitas de los 30 años de The Wall con nosotros, y con que Placebo y Pixies logren pisar nuestro suelo en 2010.

Amor: La metamorfosis de la pareja. Jorge Llano. Sicólogo

Carolina tiene 21 años y ya lleva a cuestas un currículo de relaciones nada despreciable: historias que se mueven entre la felicidad y la tragedia, aciertos y amantes para olvidar, y lo más importante, una lucha entre dos amores que no tienen nombre de hombre: una lucha entre el amor romántico y el amor moderno que le da vueltas en la cabeza. Dos maneras de vivir las relaciones de pareja: una propia de los protagonistas de los cuentos de hadas, de esos que viven felices y comen perdices, y otra un poco más liberal, esa que llena las portadas de las revistas y de la que todos hablan en los pasillos, en donde el amor no siempre se toma su tiempo, donde todo pasa rápidamente, e incluso, donde caben más de dos.

Pareciera cosa de la juventud, sin embargo, sus padres divorciados –mamá de 39 y papá de 51– comparten la misma sensación de aún no encontrar su lugar en las relaciones de pareja. La mamá perdió su novio por internet gracias a una francesa más lanzada y desinhibida en la web. El papá sigue con su novia joven que le pide espacio y apertura mental. Y ella, Carolina, se siente demasiado tonta cuando se porta como princesa de cuento infantil, y se desconoce cuando se deja llevar por el flow de todas esa nuevas posibilidades que le pone la vida moderna en bandeja de plata, un poco menos románticas pero cargadas de libertad. Los tres sufren, se angustian y hacen parte de los nuevos modelos de amor, que a veces disfrutan en medio de cierta incomodidad cargada de nostalgia por los amores de antaño.

¿Qué harán las parejas del futuro?

Muchos se resguardan en la creencia que la pareja está mandada a recoger y que el matrimonio es un mal del siglo pasado. Argumentan que las parejas cerradas aburren y que la madurez de quienes las conforman se evidencia cuando sus miembros logran abrirse a nuevas aventuras. Sin embargo, muchos de los que se dejan seducir por la oferta de nuevos modelos de pareja terminan lamentándose cuando observan profundas fisuras en sus matrimonios que difícilmente logran resanar. Si muchos fracasan en el intento por vivir estas experiencias de apertura, ¿será que la cuestión es encontrar un nuevo lugar en la vieja receta?

Si bien el movimiento del mundo va en otra dirección, paradójicamente nuestra parte romántica y sobria nos jala a formar parejas, a volver a intentarlo una y otra vez, a casarnos de blanco, a hacer ritos de compromiso, a mirarnos en los ojos de otro, pero de a dos. Es como una contracultura que lucha por lo perdurable y no se come el cuento de la inmediatez ni el de la velocidad del amor.

Sin embargo, el mundo de afuera, el nuevo, el propositivo y abierto, es una tentación enorme, y esto hace que para muchos sea cada vez más difícil establecer una relación perdurable, pues se pasan la vida pensando cuál de los “pastelitos” será mejor.

En medio de esta oscilación, van apareciendo nuevos modelos de amor en los que, ciertamente, las parejas van encajando. ¿En cuál encaja usted?:

El poliamor

Una de las grandes tendencias será el desarrollo del poliamor, un movimiento que se fortaleció en Nueva York y va más allá de las fugaces relaciones de los swingers. En el poliamor las personas buscan honestidad en sus expresiones amorosas; crean un lazo afectivo entre más de dos personas. Las parejas se comprometen con otras parejas en un amor abierto y multifacético. Dejan de hablar de pareja para darle paso a la trieja y a la tetraeja. Las personas que viven este estilo de vida argumentan compromiso, valores como la lealtad, liberalidad y nobleza, creen firmemente que el matrimonio como institución ya cumplió su ciclo para darle paso a las relaciones amplificadas en donde caben más posibilidades, personas y vínculos.

Las parejas web

Seguramente crecerán las parejas derivadas de internet, pues al parecer las nuevas generaciones cada vez tendrán mayores dificultades a la hora del contacto real con otras personas. Han sido enseñados a que la relación dura lo que la batería de su laptop o lo que el Iphone resista, a que una discusión se termina cuando se apaga el blackberry o se cuelga el skype. Este modelo de interacción de pareja contacto-retirada, de movimiento intermitente, hará cada vez más complejo el desarrollo de la convivencia. Es un vínculo que se estira y encoge, en el que se vende y se muestra lo mejor de cada uno pero se esconde lo cotidiano, lo humano. Lo más importante será lo que se escucha y se ve, no lo que se siente al contacto, ni lo que se huele, ni lo que se saborea. Esto creará otros modelos de pareja, otros canales de encuentro y contacto amarrados a la red y a la supuesta independencia que la web ofrece.

Las parejas abiertas

Esa tendencia ya ha cobrado la vida de muchos matrimonios felices, pues no a todos les va tan bien como lo muestra el cine. Habrá cabalgado grandes distancias, y será mucho menos sorpresivo ver que si bien Juan y María conviven bajo el mismo techo, Juan a su vez tiene una noviecita con la que saca “las paticas del platón”, sin que su esposa tenga derecho a decir nada. Seguramente para ese entonces este matrimonio será catalogado como de “avanzada” a los ojos de sus vecinos, todos deseosos de alcanzar tal estadio de libertad. Ignoran que muchas Marías, que firman esos contratos de pareja abierta, se rasgan las vestiduras en silencio como pago por ser reconocidas como mujeres modernas; Marías que terminan odiando a Juan, pues en sus cabezas latinas el amor es de a dos, no de a tres.

Menos voracidad, más atención en el otro

No podemos negar que algunos salen victoriosos de estos intentos, pero frente a este bombardeo de opciones y satisfacciones de deseos volátiles y precoces, en una sociedad que promueve una individualidad egocéntrica y el hedonismo como bandera, es importante revisar qué es lo que nos mueve a lanzarnos a vivir la pareja de otras maneras: ¿Es acaso la moda y el deseo a pertenecer a los que se califican de avanzada porque no se casa sólo con una, o responde a un deseo individual y auténtico capaz de cargar con las consecuencias de esta elección?

A pesar de todo, la pareja continúa, y se abre paso por ser un espacio psicoespiritual de realización personal, por ser una búsqueda y un camino.

Mucho se habla del daño climático y poco de la ecología del amor, del amor en vía de extinción, del recalentamiento de la individualidad y el egoísmo, y del hueco en la humanidad desconectada, de la pareja amenazada por todos esos factores que tiene poco de culpable y mucho de especie que necesita protección.

Seguramente lo que está en crisis no es el matrimonio o el amor en pareja, son más bien las relaciones asfixiantes, desproporcionadas, castigadoras, involutivas y dependientes, esas que se confunden con el amor. Así que antes de jugar el papel de hombre moderno o mujer de avanzada poniendo en riesgo su relación de pareja, pregúntese qué tipo de amor vive. Seguramente con un replanteamiento de la receta, hecha a cuatro manos, seguirá enamorado del amor, del suyo, del de siempre.

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial