Buen viento para la cinta de Ciro Guerra

El jueves se proyectó la cinta colombiana Los viajes del viento en la versión # 62 del Festival de Cannes. Dos publicaciones estadounidenses se pronunciaron positivamente sobre la película.
Buen viento para la cinta de Ciro Guerra
Como si él supiera que el destino le tenía preparado un buen momento, y como todo buen momento debía hacerse esperar, el protagonista de Los viajes del viento, Marciano Martínez, con paciencia superó los incidentes que se le presentaron para llegar a tiempo a la proyección de su película en el Festival de cine de Cannes.

El vuelo que lo llevaría a la costa francesa fue cancelado. Cuando por fin logró abordar la siguiente aeronave temió llegar tarde a la proyección. Una vez instalado en Cannes se arregló rapidamente y, víctima del destino de nuevo, logró llegar a la proyección principal de Los viajes del viento.

Dos funciones, cada una con 1.200 espectadores, en la sala Debussy en Cannes,  deleitaron a los asistentes que disfrutaron de la bella película del joven realizador colombiano Ciro Guerra. Las opiniones sobre la cinta no se hicieron esperar. La Prestigiosa revista estadounidense Variety publicó en sus páginas una interesante crítica que dejó muy en alto la calidad del largometraje.

"La majestuosidad del paisaje colombiano forma una espectacular vista de una historia simple, en momentos amarga, en momentos dulce. Bañada de bellos escenarios que le inyectan un toque sobrenatural a la historia de un juglar y su joven acompañante. Este trabajo de Ciro Guerra lo llevará a un segundo viaje por lo largo y ancho de Latinoamerica, y aquellos distribuidores de cine inteligentes y aventureros deberían estar dispuestos a aprovechar esta abundancia visual y emocional", dice una de las páginas de la publicación.

Otro medio que se pronunció fue Screen daily.com, "La segunda cinta de Ciro Guerra resulta más épica que la primera, La sombra del caminate. Este drama de  discípulo-maestro tiene un perfil etno musical interesante”.

La proyección del largometraje terminó en una lluvia de aplausos que se prolongó durante 10 minutos, mientras Marciano Martínez interpretaba algunas canciones de la obra.