Burbujas para celebrar

Ninguna bebida como un burbujeante vino para festejar y brindar una buena ocasión. Aunque la más afamada es la champaña, bautizada por la región donde se produce, hay otras opciones.

La llegada de 2010 nos traerá varios motivos para celebrar, pues, además de darle la bienvenida al nuevo año, estaremos dejando atrás la primera década del nuevo milenio. Igualmente, y a partir de la próxima semana, no pocos países latinoamericanos estarán conmemorando los primeros 200 años de Independencia, incluido Colombia.

No hay quizá ninguna bebida más apta para hacer sonar los cristales que un vino espumante. Los hay de distintos orígenes, pues se elaboran en la mayoría de los países productores, aunque el más célebre, sin duda, es el proveniente de la región de la Champaña, en Francia. Desde el punto de vista de las regulaciones internacionales del comercio, sólo los espumantes de la Champaña pueden usar el nombre de dicha denominación de origen. Los demás deben conformarse con el nombre genérico de espumante o con sustitutos como cava (en España) o sparkling (en los países anglosajones), Crémant (espumantes de otras zonas de Francia distintas a la Champaña).

Un espumante es un vino seco, blanco o tinto, sometido a una segunda fermentación. Hay dos maneras de lograrlo: en la misma botella o en cubas de gran capacidad. El primer método se llama tradicional o champenoise, y el segundo, charmat.

Por lo general, las uvas empleadas para la elaboración de los vinos espumantes son Chardonnay (blanca) y Pinot Noir y Pinot Meunier (tintas). Sin embargo, la mayoría utiliza la cepa Chardonnay. Cuando se emplea solamente esta variedad, la bebida resultante se denomina blanc de blanc (blanco de blanco). Cuando se utiliza la variedad Pinot Noir, el espumante recibe el nombre de blanc de noir (blanco de negro).

A la hora de elegir, el consumidor debe resolverse entre los siguientes tipos, clasificados dependiendo de la cantidad de azúcar que contengan:

Brut nature o brut zéro (menos de 3 gramos de azúcar por litro)

Extra brut (menos de 6 gramos de azúcar por litro)

Brut (menos de 15 gramos de azúcar por litro)

Extra sec (12 a 20 gramos de azúcar por litro)

Sec (17 a 35 gramos de azúcar por litro)

Demi-sec (33 a 50 gramos de azúcar por litro)

Doux o Dulce (más de 50 gamos de azúcar por litro).

El más vendido y demandado es el brut. En cuanto a los colores, estos varían de verde pálido a amarillo. También se producen espumantes tintos y rosados. Los espumantes pueden beberse solos o en compañía de varios tipos de alimentos. Más adelante incluiré algunos tips para alcanzar un mayor disfrute de la experiencia.

Antes, veamos por qué escoger un espumante como bebida elegida para estas celebraciones. Por lo general, son vinos con un contenido alcohólico menor que la mayoría de los vinos secos. Esta característica permite que puedan disfrutarse sin agotar el paladar.

También es frecuente, en la mayoría de los espumantes ofrecidos en el mercado, captar una mayor cantidad de acidez, lo que genera una sensación refrescante en la boca. Un papel similar lo ejercen las burbujas.

La temperatura ideal de servicio debe ser de entre 5 y 7 grados. Evite, en lo posible, meter la botella en el congelador. Debido a la presión atmosférica en el interior del envase, el contenido puede explotar, causando posibles daños en el electrodoméstico. La mejor forma de alcanzar la temperatura deseada es en una hielera con agua y hielo.

Los precios varían de manera considerable. Un espumante chileno o argentino de bajo precio puede costar entre $15.000 y $20.000. Uno francés puede alcanzar, fácilmente, los mil euros por unidad.

Maridajes posibles

El espumante combina con una gran cantidad de platos, con excepción de carnes rojas, cerdo, pescado a la brasa, pasta con salsa en base de tomate y el chocolate. Tenga en cuenta algunos maridajes: entremeses como fois gras, ostras, camarones fríos (extra brut, brut, blanc de blanc y blanc de noir); langostinos, cangrejo y langosta (brut, blanc de blanc y blanc de noir); Mariscos de concha (brut, blanc de blanc y blanc de noir); comida de mar con salsas ligeras (brut, blanc de blanc y blanc de noir); comida asiática (extra brut, brut, blanc de blanc y blanc de noir); aves (extra dry, brut, blanc de blanc y blanc de noir), frutas y postres (extra sec, sec y demi-sec).

Temas relacionados