Tratamientos para lucir una sonrisa blanca y luminosa

Los dientes blancos son sinónimo de salud, higiene y cuidado. ¡Toma nota!

Unos dientes amarillos son reflejo de la vejez. Por eso tener los dientes blancos les ayuda a las personas para que su apariencia se rejuvenezca y que su rostro se ilumine. Contrario a lo que muchos piensan, los tratamientos son cortos y, realizados bajo la supervisión de un especialista, otorgan muchos beneficios.

Técnicas para todos

- Blanqueamiento casero

Consiste en tomar unas impresiones de los dientes para realizar unas fundas transparentes. Adicionalmente, se le entregan al paciente unas jeringas de blanqueamiento con concentraciones especiales, de acuerdo con la intensidad de color que se desea obtener y que el especialista decide según el estado de los dientes del paciente. Este procedimiento se realiza durante las noches y se controla cada ocho días hasta conseguir el color ideal.

- Blanqueamiento Láser

Se realiza en el consultorio a través de un aparato especial que emite una radiación de haz de luz amplificada, que viene con la forma de la boca y maneja tiempos que son programados automáticamente por el odontólogo. Los resultados son inmediatos y se tiene mayor control en el proceso de blanqueamiento.

- Técnicas combinadas

Al realizar una sinergia entre el blanqueamiento casero y el blanqueamiento láser, se asegura el control y la efectividad del proceso con el láser, y una estabilidad en el color con el casero.

- Aclaramiento diente no vital y aclaramiento intracameral

No son muy populares y se usan para dientes que han sido tratados con endodoncia. Son de restricción alta puesto que puede afectar la raíz de los dientes.

Pide une cita si…

- Tienes los dientes pigmentados por el consumo de bebidas oscuras (café, vino), cigarrillo o por envejecimiento natural del diente.

- Se recomienda en pacientes que han terminado el desarrollo dental.

- Personas que tienen pigmentos de nacimiento intrínsecos al diente se pueden mejorar siempre y cuando sea un color no muy intenso. Cuando la pigmentación es muy marcada se obtienen mejores resultados con el uso de coronas o carillas para cambiar completamente el color.

- En pacientes que por traumatismos dentales perdieron el color natural del diente y requieren técnicas especializadas de blanqueamientos internos (sin tocar para nada el diente por fuera).

- No es recomendado para pacientes que presentan xerostomía (poca saliva en la boca), mujeres embarazadas y lactantes, pacientes con restauraciones defectuosas, cuellos expuestos y fracturas dentales.

- Tampoco en pacientes con pigmentaciones extremas de origen interno como trastornos de la formación del esmalte o la dentina o como consecuencia de la toma de medicaciones durante el desarrollo dental. En estos casos se requiere de un tratamiento multidisciplinario para resolver el problema.

 

Foto: Google etiquetada para reutilización. 

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Cinco curiosidades sobre los zurdos

¿Es malo quedarse en la cama todo el día?

Sexo oral en la primera cita ¿sí o no?