Con corona o sin corona soy la misma persona

El cuento de hadas sí existe y es muy bonito, dice la venezolana Dayana Mendoza, al tiempo que reconoce que no se ha dejado vislumbrar y que reconoce la cruda realidad en que vive la mayoría de la gente.
Con corona o sin corona soy la misma persona

¿Cómo han sido estos ocho meses como Miss Universo?

 

Ha sido bien divertido, pero más que eso, muy interesante. Este año comencé viajando. Mi primer viaje fue a Nicaragua y allí no fui ni a un concurso de belleza ni a hacer relaciones públicas. Fui a trabajar con una campaña contra el VIH/sida con la que aprendí muchísimo. Cada vez entiendo más que lo mejor de ser Miss Universo es saber que puedes tomar esta banda, levantar la voz y hacerte escuchar en asuntos importantes en los que puedes ayudar a la gente.

¿No es difícil para Miss Universo hablar de sexo y de condones?

Aunque los latinos no lo creamos, aún hay mucho tabú y machismo en Latinoamérica, motivo por el cual en muchas casas no se habla de sida ni de relaciones sexuales responsables. Es muy importante que los jóvenes se eduquen sobre el uso del condón. Hay hombres que todavía piensan que usarlo los va a hacer menos machos. Eso es una tristeza, pues usar condón es una manera de ser hombre de verdad. Mucha gente no sabe que, además de andar en eventos, Miss Universo trabaja en esta campaña. De hecho, ese es mi trabajo real. El único trabajo de Miss Universo es luchar y educar contra el VIH/sida. Eso es justamente lo que estoy haciendo durante mi año de reinado. Voy a certámenes, camino por alfombras rojas, voy a los estrenos de las películas y esas cosas divinas, pero la mayoría del tiempo asisto a eventos de caridad, recolectando fondos y visitando a personas en los hospitales.

¿Cómo es Dayana Mendoza sin corona?

Con corona o sin corona soy la misma persona. Soy sentimental, soy independiente y tengo un defecto grande: soy perfeccionista. Me gusta pasarla bien, disfrutar cualquier momento al máximo. No me gustan las mentiras y también soy de las mujeres que lloran por todo.

¿Y ha tenido que hacer grandes sacrificios para mantenerse en forma?

No. Gracias a Dios tengo un metabolismo acelerado que heredé de mi mamá, Puedo comer lo que sea. La verdad, para soportar el ritmo de vida de una Miss Universo, como de todo.

¿Dónde es la casa de Miss Universo?

Bueno, cuando no estoy viajando, vivo en un apartamento grande en Nueva York que comparto con la Miss Estados Unidos y la Miss Teen (abre los ojos y se ríe). Tengo mi propio cuarto y es algo que me gusta mucho, pues cuando vivía en Venezuela tenía que compartir la habitación con mi hermanita y ahora ella está feliz porque se la agarró para ella sola.

¿Qué quisiera hacer cuando ya no sea Miss Universo?

Por el momento estoy viviendo el reinado al máximo. Cuando termine miraré qué hacer, pero creo que me gustaría algo en televisión. Por ahí he tenido algunas conversaciones al respecto, pero no he concretado nada. Cuando se acerque la fecha de entregar la corona, les podré confirmar.

El próximo certamen de Miss Universo será el 30 de agosto. O sea que usted estará con la corona casi 14 meses. ¿Qué tal se siente?

Es maravilloso poder mantener el título de Miss Universo por un mes y medio más. Riyo Mori, Miss Universo 2007, también tuvo tiempo adicional durante su reinado. Nosotras no tenemos control sobre la fecha de transmisión del concurso.

Pero ser la mujer más bella del planeta dos meses más es especial, ¿o no?

(Hace un gesto de emoción) Claro que sí. Mi trabajo irá un poquito más allá del verano y estoy feliz. También me parece maravilloso terminar el reinado en las Bahamas.

Dicen que la Señorita Colombia no va ganar en Miss Universo porque se cortó el pelo. ¿Eso sí influye?

No, eso no influye para nada. Allí no están mirando si tienes el pelo largo o corto, lo que realmente importa es la personalidad. Me sorprende que hagan una polémica con eso.

Si es así, ¿por qué no ha habido una Miss Universo con pelo corto?

En Miss Universo no gana la más bella. Las chicas que ganan no lo logran por el pelo ni por belleza, pues todas son muy lindas y es muy difícil escoger a la mejor. Allí se gana por personalidad y por la manera de ser. Todas están siendo observadas por la gente del concurso, y lo que importa allí es su actitud.

¿Y será que esta vez Colombia sí se queda con la corona?

Yo sé que ella los va a representar muy bien en Miss Universo y puede ganar. Con pelo largo o corto es igual, ella se ve lindísima.

¿Qué mensaje les manda a quienes no están conformes con el look de Michelle?

Que en vez de estar criticando si ella tiene el pelo largo o corto, deberían mejor darle gracias a Dios porque tienen una reina tan linda como la Señorita Colombia. Le va a ir muy bien.

¿A usted para qué le ha servido ser Miss Universo?

Para entender la importancia de ayudar a los otros. Siempre había estado concentrada en mi carrera como modelo y nunca había ayudado a los demás. Cuando entendí la verdadera labor de ser Miss Universo, me gustó. Ahora puedo dormir tranquila y cuando pongo la cabeza en la almohada, puedo decir que me siento bien. Ojalá pueda seguir ayudando.

Una pregunta de reina: ¿Cuál es el mensaje de Miss Universo para el mundo?

Que se hagan la prueba del VIH. Está bien tener miedo y estar asustado. A mí también me dio miedo cuando me la hice, pero lo importante es saber el resultado, porque si eres positivo puedes actuar a tiempo y salvar tu vida; y si no, pues lo que vas a hacer es empezar a protegerte más.

Y aquí entre nos, ¿Miss Universo sí es el cuento de hadas que le pintan a uno?

El cuento de hadas sí existe y es muy bonito. Uno aprende muchísimo, pero también hay un trajín bien fuerte. He visto las dos caras de la moneda, pues en un momento veo a las hadas cuando estoy en una limusina o en medio de los flashes de los fotógrafos, pero al rato estoy en la realidad viendo a la gente en los hospitales y sus necesidades.

Temas relacionados

 

últimas noticias