Receta del día: sandwich de queso y pollo

Con espinaca salteada con champiñones. ¡Perfecta para tener un almuerzo ligero!

Foto: Archivo Cromos

Ingredientes

(4 porciones)

 

1 pechuga de pollo deshuesada sin piel

2 cucharadas de aceite vegetal

1 cucharada de cebolla cabezona finamente picada

½ cucharadita de ajo finamente picado

1 cucharada de perejil finamente picado

Sal y pimienta

 

Espinaca y champiñones salteados:

½ libra de hojas de espinaca cortadas en pedazos pequeños

2 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharada de cebolla cabezona blanca finamente picada

4 unidades de champiñón cortados en tajadas

1 cucharada de crema de leche

Una pizca de nuez moscada

Sal y pimienta

 

Salsa de queso crema con cebollín:

½ taza de queso crema

1 cucharada de cebollín finamente picado

1 cucharadita de mostaza

Sal y pimienta

8 tajadas de pan integral

½ libra de jamón bresaola tajado

½ libra de queso emmental tajado

 

Preparación:

1. En una sartén caliente el aceite y sofría la cebolla y el ajo por tres minutos. Condimente la pechuga con perejil, sal y pimienta. Ase el pollo por seis minutos por cada lado. Deje enfriar. Corte en tajadas delgadas.

2. En otra sartén caliente el aceite de oliva. Sofría la cebolla por dos minutos. Agregue la espinaca, champiñones, crema de leche, nuez moscada , sal y pimienta al gusto. Cocine por tres minutos.

3. Mezcle en una vasija el queso crema, la mostaza, cebollín, sal y pimienta. Unte esta mezcla en una de las superficies de las tajadas de pan. Ponga sobre la base del pan tres tajadas de jamón. Siga con una tajada de queso. Coloque encima una cucharada de la espinaca y champiñón y finalice con otra tajada de queso. Cierre el sándwich con otra tajada de pan.

4. Ponga los sándwiches a calentar en una plancha antiadherente especial para sándwiches o arepas. Córtelos por la mitad y sirva con papa chip o francesa.

 

LA ESPINACA

Esta hoja de color verde es originaria del este del Mediterráneo y de Asia central. Sus tiernas hojas suculentas y nutritivas se pueden consumir crudas, cocinadas y fritas. Las encontramos crudas en ensaladas, mezcladas con otros vegetales y con frutas como manzana, naranja y durazno. Calientes son deliciosas salteadas, en croquetas, tortillas y como relleno de muchas preparaciones, especialmente en pastas, pasteles y empanadas. Además le dan color y sabor a salsas frías y calientes. Existen diversas variedades que se diferencian por su forma y tamaño. Unas son rizadas, otras lisas y onduladas. Cuando encuentre el termino "alla florentina", significa que lleva espinaca. Son ricas en vitaminas A, B y C y en minerales.