Un toque zen

En un mundo en el que las prisas marcan nuestro día a día, la cultura oriental fija la mirada en la tranquilidad y el sosiego.  
Un toque zen

Su mobiliario llama la atención por estar enriquecido con diseños que o recargan el ambiente, y a pesar de ocupar su espacio la atmósfera que transmiten es diáfana. El perfecto equilibrio entre exotismo y inimalismo crean un área apacible y en sintonía.

No tiene porqué convertirse en un fiel seguidor del "feng shui" ni ser n experto en artes marciales para intentar que en su hogar se respire una atmósfera relajada y ágil, traspasada por las formas y colores.

Un toque zen en su mobiliario con seguridad le hará sentir que al legar a casa le invade una sensación de calma y bienestar que tiene que ver con la decoración que le rodea.

Ese placer es el que provocan as líneas suaves, ligeras y delicadas del mobiliario oriental.Una estética que en su estado puro quizá resulte excesiva, pero nspirándose en ella, imbuida de un estilo contemporáneo puede otorgar un gran abanico de posibilidades.

Su elaboración en roble aporta claridad al ambiente y sus líneas abiertas en estanterías y mesas generan amplitud de espacio. Las consolas y cómodas son auxiliares que marcan tendencia.

Las más recargadas en tonos bermellón con dibujos alegóricos a escenas de bailes o luchas han dado paso a delicadas formas asimétricas, a blancos resplandecientes y a sofisticados metalizados en plata.

Para todos los espacios

La firma de muebles Artcromo presenta diferentes diseños, adaptables todos ellos a espacios grandes y pequeños. Muebles funcionales en su colección Shio que con pequeños detalles en la apertura y cierre de puertas cambia por completo el estilo de una vitrina o de un auxiliar para la televisión.

La colección Barglass dibuja un comedor refinado no exento de exotismo. Se presenta en teca natural y permite crear un espacio moderno y cosmopolita muy actual.

Las estanterías son el apartado estrella y gracias a que con ellas se pueden formar diferentes composiciones su punto de ubicación puede ser móvil, según se vayan modificando nuestras necesidades y el deseo de hacer un cambio en la decoración sin que tener que comprar muebles adicionales.

Los complementos son una opción perfecta para crear ambiente. Cojines, cuadros y espejos contribuyen a crear atmósfera. Budas en señal de oración, diseños con simbología japonesa y plantas, no muchas, pero sí mas suficientes: cañas de bambú, helechos, olivos u hojas de palma marcarán el toque definitivo.

Actualice el dormitorio

El universo más privado de nuestro hogar tiene como base en la decoración oriental el tatami como lugar de reposo. En este caso, Artcromo propone una actualización al colocarle sobre una base de teca con bambú natural con un cabecero de estilo contemporáneo.

Si decide no ir tan lejos, apueste por sábanas de estampados relajantes. Siguiendo los dictados de la filosofía zen, distribuya todo de manera ordenada, le ayudará a generar un ambiente libre y diáfano.

Deje libre lugares de paso, los muebles no pueden convertirse en un obstáculo, incluso aunque sea salvable. El acceso hacia ventanas, especialmente, debe de ser directo, sin estorbos que hagan dar un rodeo.Y, ante todo, no intente aprovechar el espacio combinando dos ambientes diametralmente opuestos: en el lugar de reposo, descanso y trabajo, no casan bien. Monte su oficina en otro espacio de la casa.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Tres consejos para aprender a combinar tu ropa

Sobriedad: atuendos en la posesión presidencial