¿Una jugada maestra?

Para contrarrestar el trabajo de Dago García en Caracol, RCN ha contratado a Fernando Gaitán, el creador de Café y Betty la fea, para que encabece el equipo creativo del canal y recupere la sintonía perdida. ¿Cómo le irá?
¿Una jugada maestra?

El canal RCN acaba de mover una ficha decisiva para su futuro en el ajedrez de la televisión: nombrar al libretista Fernando Gaitán como vicepresidente de producto, algo que en palabras simples significa que el famoso escritor esté al frente de las historias con las que el canal pretende seducir y sorprender a una audiencia que ahora le es muy esquiva. ¿Jugada maestra? En la televisión cualquier movimiento, por bueno que sea, tiene sus riesgos. Pero, al mismo tiempo, sin riesgos es imposible hacer buena televisión.

El creador de Café y Yo soy Betty la fea, dos telenovelas con las que se ganó un lugar importante en el género del melodrama nacional y mundial, enfrentará dos grandes retos: impulsar historias que no son propias y levantar el rating del canal en la apetecida franja del prime (7 a 10 de la noche). Desde el año pasado, tan pronto terminó Pura sangre, el canal empezó a perder puntos valiosos de sintonía que se fueron a su competencia directa: el Canal Caracol.

Gaitán, un creador que se toma su tiempo para escribir sus historias y con una disciplina que rara vez lo traiciona, deberá seguir un modelo que su colega Dago García consolidó precisamente en Caracol como vicepresidente creativo, un cargo similar al de Gaitán en RCN. "Ha sido un período de aprendizaje desde el otro lado: lo administrativo y las decisiones ejecutivas", dice Dago, quien al mismo tiempo ha contado con una ventaja: hablar el mismo lenguaje de los creadores.

Los intentos de RCN por recuperar la sintonía de la que gozaba hace más de un año han sido fallidos. Producciones como El penúltimo beso, Las trampas del amor, Inversiones el ABC y la recién estrenada Verano en Venecia no han llenado las expectativas del público. Las excepciones han sido El último matrimonio feliz y La Guaca.

De ahí la gran responsabilidad de Gaitán de respaldar con su visto bueno las historias que el canal decida producir de ahora en adelante. Dago García, su rival directo en el Canal Caracol, lo ha sufrido en carne propia, pues hace más de dos años las fichas estaban del lado de RCN. Según Dago, los canales no han sabido reflexionar sobre los momentos en que les ha ido bien y mal, con lo cual se hace muy difícil sostenerse durante un buen tiempo. "La idea debe ser tener conciencia sobre las equivocaciones para no repetirlas", opina el libretista

El reto es más complicado para Gaitán si se tiene en cuenta que está en el momento preciso para entender qué están haciendo mal. ¿Qué quiere el público? Es quizás la gran incógnita pues si algo caracteriza a los televidentes colombianos es su variedad de gustos. Por eso la carga de humor, música y drama en las telenovelas, y la combinación con un género ya inventado como el melodrama.

La llegada de un tercer canal pondrá de nuevo las fichas en el tablero y como dice Dago, ese será también un momento para aprender a jugar desde un lugar ganado por cada canal. Ese día se sabrá si habrá un ganador o si la sintonía se repartirá de manera equilibrada. Mientras tanto, la jugada de Fernando Gaitán será continuar con la estrategia de mover las fichas con sumo cuidado antes de proyectar una jugada maestra con la que vuelva a dar un jaque mate. Eso es, al menos, lo que espera de él RCN.