Así nos ven en Costa de Marfil

El periodista marfileño Pierre K. Kouamé piensa que Colombia llegará con vivacidad y confianza a enfrentar a un equipo envejecido y temeroso de los latinoamericanos. No obstante, cree que algunas de sus estrellas llegarán con la idea de resplandecer.
Así nos ven en Costa de Marfil

 

 

Costa-de-Marfil---Pierre-K

 

En los años noventa, los marfileños le temíamos a Valderrama y a Higuita. Eran los dos jugadores que teníamos en la mira, las grandes amenazas. Pero en esa época confundíamos la imagen de Colombia con la de la droga y solíamos atribuir el desempeño de esos futbolistas al narcotráfico. Su destreza en la cancha y frente al balón estaba contaminada, no considerábamos que fuera un juego limpio. 

 

Hoy todo ha cambiado. Cuando hablamos del equipo de Colombia, aparece de inmediato Falcao, que es puro talento y trabajo. Lástima que no estará. A él se le suma el excelente desempeño de la Selección durante las eliminatorias de la Copa Mundo y el lugar que ocupa en la tabla de clasificación de la FIFA. Todo esto ha llevado a que los colombianos sean considerados, por los marfileños, como los favoritos del grupo C. Solo el entrenador Sabri Lamouchi le tiene más miedo a Japón que a los latinoamericanos.

 

La fortaleza de este equipo de Colombia radica, primero, en su defensa, comandada por el muy experimentado Mario Yepes. Enseguida, viene su ataque, animado por Bacca y Rodríguez. Con un juego muy técnico y lleno de vivacidad, la Selección tiene todos los dones para luchar contra el que venga. Sobre todo bajo la gestión del confiable Pékerman.

 

Costa de Marfil es menos capaz. Drogba y Kolo Touré han envejecido y no están en su mejor nivel de competencia. Al entrenador Lamouchi, por su parte, le falta experiencia. Esto hace que los marfileños no tengamos mucha confianza en el equipo –contrario a lo que ocurrió en 2006 y en 2010–. Por esta razón hemos depositado toda nuestra esperanza en Yaya Touré, uno de los mejores futbolistas del mundo actualmente. Además, nos agarramos, con la ilusión que nos queda, de las capacidades de Kalou y Gervinho, y de la certeza de que la experiencia que nuestros jugadores han adquirido en los últimos mundiales tendrá alguna utilidad en los enfrentamientos que se avecinan.

 

Sabemos que no será fácil. Los jugadores colombianos han evolucionado en importantes clubes europeos así que se han entrenado para grandes competencias. Nuestro equipo debe ser muy cauteloso y mantener la concentración sin descanso. Cualquier pisada en falso nos puede hacer mucho daño. Sin embargo, confiamos en que el primer lugar de esta primera fase se juegue entre Costa de Marfil y Colombia. Y esperamos, ante todo, que ese espectáculo nos permita ver a maravillosos jugadores haciendo hermosos goles.

 

Pierre K. Kouamé, periodista deportivo marfileño de StarAfrica.com y Afrik-foot.com.

 

 

Fotos: AFP y cortesía.