Así nos ven en Japón

El comentarista deportivo radicado en Japón, Sean Carroll, piensa que pese a la ausencia de Radamel Falcao, la selección Colombia tiene muchas herramientas que le permitirán sobresalir: su director técnico, sus estrategias y sus jugadores.
Así nos ven en Japón

Sean Carroll_Japan

Falcao: ese es el nombre que escuchamos desde Japón los que hablamos de fútbol. Falcao que corre, Falcao que patea un balón, Falcao que se adelanta, como un predador a su presa, seguro de dar en el blanco, seguro de intimidar.

Por eso hay sentimientos encontrados con el anuncio de que el «Tigre» no participará en el Mundial. Es una noticia que nos favorece como equipo, por supuesto, pues representa uno menos para temer en la cancha. Pero también representa uno menos para admirar en ella. Nos vamos a perder del espectáculo de verlo jugar.

No debemos bajar la guardia, sin embargo, ante la selección colombiana. Aún tienen herramientas poderosas para vencer. Es bien conocido el pedigrée de su entrenador, José Pékerman, y la calidad de jugadores como James Rodríguez y Freddy Guarín. Sabemos de la habilidad que tiene el equipo para el ataque y conocemos su sólida defensa. Estos elementos hacen que Colombia sea el oponente más difícil que debemos enfrentar dentro del grupo C. Solo hay que ver su fuerza, su técnica, su pasión y su disciplina táctica.

Este equipo representa una amenaza, claro, pero Japón tiene con qué defenderse. Todos nuestros jugadores combinan sus esfuerzos para lograr, en equipo, mucho más de lo que lograrían sumar cada una de sus individualidades. Uno para todos y todos para uno: de ahí el beneficio general. Esta unidad y una excelente habilidad técnica llevarán a que Japón alcance el éxito en este campeonato.

Pero no somos suramericanos. En este punto Colombia nos lleva una ventaja. Tenemos miedo de la altura y del clima de Brasil. Tenemos miedo de no poder jugar nuestra estrategia de presión y pases rápidos en esas condiciones. Por eso, al comienzo, los japoneses intentarán no correr ningún riesgo en el campo, sosteniendo el balón y evitando que el equipo contrario lo recupere, por tanto tiempo como sea posible. 

No es una desventaja que Colombia lleve 16 años sin ir a un mundial. Todo lo contrario. Debe ser una motivación. Sobre todo en este mundial en el que hemos escuchado tanto sobre las estrellas que irán. Los conocemos a todos muy bien, por eso es muy difícil que haya sorpresas, y los colombianos tienen todas las oportunidades para llegar muy lejos. Esperemos, en todo caso, que podamos vivir un fútbol emocionante; ya sea con Colombia, ya sea con Japón, ya sea con los otros treinta equipos que estarán presentes en este campeonato del mundo.

 

 

Sean Carroll , comentarista deportivo radicado en Japón y periodista freelance de medios como The Japan News y Football Channel. 

Fotos: AFP y cortesía.