"El aislamiento preventivo obligatorio se extenderá hasta el 27 de abril": Iván Duque

hace 12 horas

“La astrología sirve para comprender nuestra vida”: Ricardo Villalobos

Treinta mil cartas astrales leídas, más de doscientos artículos dedicados a la interpretación de los planetas y una mirada intuitiva las 24 horas del día. Sin ánimo de imponer su visión, Ricardo Villalobos comparte su experiencia en el mundo de los astros a un escéptico que reniega del destino.

Ricardo Villalobos.Foto: Daniel Álvarez.

La vida es un misterio y la intuición un poder. Me siento del tamaño de un grano de arena ante las curvas de esa avalancha que es la existencia. Dispongo de dos caminos para enfrentar su impredecible azote: aferrarme a ideas que, aunque poderosas, son difíciles de explicar, como la religión o la astrología; o andar sin pronósticos bajo el cielo del escepticismo. Lo digo sin miedo a herir susceptibilidades: ¡qué pereza recurrir a un dios en las buenas y en las malas! Y en mí no hay lugar a explicaciones basadas en signos zodiacales, fechas y planetas.

Procuro simplificar lo enigmático. No complejizo el pasado, el presente ni el futuro. El destino, para mí, es un invento cultural que se puede arrugar y desechar. No está en la jurisdicción de nadie ni debe ser una preocupación permanente. Bastante tengo con tener que soportarme, como para andar pisando las baldosas flojas de los credos.

Si tengo que elegir entre adherir a una religión o a la astrología, prefiero lo segundo. ¿Qué significa ser Aries? ¿Qué es una carta astral? Leo el horóscopo de los periódicos solo para jugar a enterarme de lo que me está pasando. Me doy licencia de alegrarme cuando leo un buen porvenir y reniego ante la falta de coincidencias. Con la astrología estoy dispuesto a interactuar. Puedo dedicarle tiempo para tener nociones de lo que significa, preguntar por la relación de los planetas y las personas.

El azar me dio la oportunidad de entrevistar a Ricardo Villalobos. Mi mamá católica dice que Dios me envía a todas las personas que conozco, y un amigo, que en sus ratos libres estudia con intensidad la astrología, afirma que en mi carta astral está dibujada la cita con el hombre que les voy a presentar. 

Soy escéptico y respetuoso. Voy a la cita, convencido de mi posición frente a la astrología. Intuyo mi salida de la oficina de Villalobos: tendré las mismas convicciones con las que entré. Incluso me iré con la certeza de que la astrología y yo no somos compatibles. Por supuesto, la intención de ese encuentro no era que él me disuadiera. La tarea era entablar una conversación para, luego, compartir a los lectores la experiencia de un hombre que, a partir de datos personales, realiza perfiles psicológicos, para después hablar del bienestar sentimental y económico de sus clientes.

Soy escéptico y ateo, pongo la astrología en el nivel de los credos. Para iniciar, ¿puede explicarme qué es?

La astrología es un conocimiento que nos ayuda a cuestionarnos, a confrontarnos, a entender el orden, a comprender la vida. Resuelve preguntas elementales como ¿qué debo hacer? ¿me conviene lo que hago? ¿agarro para la derecha o la izquierda? Los egipcios condensaron las dudas en tres preguntas ¿quién soy? ¿de dónde vengo? ¿hacia dónde voy? En nuestra cultura, la gente se olvidó de cuestionarse, porque solo les interesa acumular dinero.

¿Cree en dios?

Me acojo a las enseñanzas de los tibetanos. Ellos tienen una frase que reza: “Tres meses antes de nacer, uno elige a los padres que necesita para vivir”. La repito para decir que cada uno de nosotros tiene caminos, todos tenemos misiones, unas son tangibles, unas son más completas, otras son espirituales.

¿La astrología y la religión chocan?

La astrología es más antigua que todas las religiones. Las religiones se apoyaron en la astrología para erigirse, sobre todo la católica. Gran parte de las iglesias europeas tienen el zodiaco por todos lados. La Semana Santa es una semana que se va moviendo, porque siempre cae en Luna llena, que es la primera luego del equinoccio.

¿Se considera vidente?

Hay gente que nace con dones espirituales. El sábado, en una conferencia, le dije a una señora: “usted ve más que yo, no sé para qué viene a preguntarme”. Los seres humanos somos más espíritu que materia, sino que nos convencieron de que son más importantes las cosas materiales que las personas.

¿Está bien si digo que ustedes son portadores del don de la sabiduría?

Los astrólogos somos orientadores, estamos del lado de la gente. Entiendes cuando tienes conocimiento, te liberas.

Antes de empezar esta entrevista, me dijo que los atributos de los signos están inspirados en la naturaleza. ¿Puede desarrollar esa idea?

El hemisferio norte marca los procesos terrestres. Eso significa que los cambios estacionales tienen un impacto sobre los procesos biológicos terrestres. La sabiduría viene en la primavera y en el verano. Aries, el primero del zodiaco, es un signo de la primavera. A los arianos no les importa los comienzos. En cambio, los tauro, que es el segundo signo de la primavera, nacen para ver los colores de la estación. Son amantes de la naturaleza, de lo verde, se preocupan por el planeta. Los géminis llegan en un periodo de movimiento, de la versatilidad, del viento, de las cosas circunstanciales.

¿Nacer a determinada hora es negativo?

Todo es bueno para la misión que cada uno elige. De las 6:00 a.m. a las 8:00 a.m., el sol es joven y frágil, ¿qué hacen los animales a esa hora? Pues buscan alimento, porque vienen de un ayuno de doce horas. Entonces, a las personas que nacen a esa hora se les llama ‘los que nacieron a la hora de la panza vacía’. Y tener vacíos en la vida no significa que vivas con  hambre, eso se puede leer en otros ámbitos, como el psicológico, o puede inspirar a los que tienen esos vacíos.

¿Qué opina de los pronósticos de los signos que se encuentran en periódicos y revistas?

Antiguamente se le llamaba horóscopo, muchos periódicos le cambiaron el nombre. En su elaboración participa la imaginación de quien interpreta, basándose en las cartas que tira. En la carta astral no hay espacio para las especulaciones. Por eso se pregunta el signo, la hora en la que nació, el día, el año, si no, siempre haríamos generalidades.

¿Cuántas cartas astrales ha leído?

Más de treinta mil.

¿Qué ha encontrado en esas treinta mil? ¿Hay hallazgos generalizables?

Cada persona es un universo particular. Son millones las variables en una carta astrológica.

¿Compra el Almanaque Bristol?

El Bristol condensa saberes de la tradición popular. Se ampara en la Luna, nuestros antepasados hacían de ese satélite su gran aliado. El Almanaque Bristol condensa saberes de orden astrológico en un sentido colectivo.

¿Ve la Luna todos los días?

Hace parte de mi cotidianidad. Ya no me sorprendo con lo que encuentro. Siempre que me pasa algo, yo voy a mi carta astral y miro. Haciendo la lectura puedo decir cuánto dura el conflicto. Me sirve para mantener la calma, para no buscar culpables.

¿En este momento sabe en qué parte está?

La gente a uno siempre le pregunta cosas, yo les digo que bajo la fase creciente menguante es ideal hacerse intervenciones quirúrgicas. Cada tiempo de la Luna cuenta con unos planteamientos para la vida. Su ciclo dura entre 28 y 29 días. Ahora la Luna va creciendo hasta el 12 de diciembre, que es cuando logra el plenilunio. Al empezar a descender, los líquidos de las plantas presentan cambios en sus dinámicas. El funcionamiento de las células es distinto.

¿Qué hay de la Luna llena?

Es la plenitud de todas las energías, la coronación de los esfuerzos. La Luna llena es apenas para las personas que tienen practicas espirituales. Las culturas ancestrales se ampararon en ella, porque las noches eran mucho más claras.

¿El pasado, el presente y el futuro está en la carta?

Sí, todo está en un orden, así uno no lo entienda.

¿Qué ofrece usted de diferente al leer la carta astral?

La lectura que yo hago es producto de muchos años de verificación. Lo que enseño a mis alumnos lo he verificado. Cada astrólogo tiene su manera de hacer las cosas, a alguien que lleve 20 años estudiando yo le hago la venía. Lo mío es la interpretación de la carta astral en dos escenarios: las inclinaciones y los ciclos.

—¿En qué día naciste?

—Un 19 de abril.

— Sucede que naciste bajo el signo de aries, en la frontera con tauro. ¿A qué hora?

— A las 11:00 a.m.

— Aries con ascendente cáncer son tus grandes signos. Tienes tres referentes estelares que marcan tu existencia. Uno es el signo, el otro es el ascendente y finalmente está el ángulo del sol con respecto al lugar bajo el cual se nace. Con base en eso, elaboro tu perfil psicológico.

¿Cuál es el mío?

Tienes cuatro elementos de juicio que marcan tu historia. El primero: eres un hombre Aries; es decir, tienes capacidad de lucha, capacidad de afrontar, de meter la ficha, meter el pecho y el alma a las cosas. Al nacer en la frontera con Tauro, quieres lo seguro, lo sólido, lo compacto, te gusta la estabilidad. Tienes hombros suficientes para ser apoyo de otros. Por tu ascendente Cáncer, tienes una sensibilidad espantosa, te afecta todo.

¿Qué tiene que ver la hora de nacimiento?

Es el reloj biológico de las 24 horas, y cada persona, según la hora en que nace, tiene un impulso para la vida. A eso se le llama la impronta natal. A las 11 a.m., el sol alumbra mucho, lo que indica que brillas, a pesar de ti mismo. Quieres pasar desapercibido, pero fracasas. Eso te granjea reconocimiento, logros, méritos y capacidad de visibilidad no buscada.

¿Abundan charlatanes en el medio?

Mis colegas están bien, quizás algunos son más acuciosos que otros. Trato de hacer lo mejor que puedo. En mis clases hago énfasis en la importancia de verificar, no comer crudo, en indagar

¿Qué mitos ha desechado?

Duré mucho tiempo estudiando la progresión de los astros para calcular ciclos. Le di vueltas al tema y encontré unas variables muy especiales que ningún colega maneja, que están relacionadas con los sucesos de la gente, principalmente en los fallecimientos.

¿Les reserva información a sus clientes?

Si alguien te abre su corazón, debes ser muy dulce, cálido, afectuoso. Uno no puede afectar una vida con información inadecuada. Los últimos quince años me la he pasado puliendo el lenguaje.

¿La astrología da luces sobre la muerte?

Todos tenemos un ciclo, algunos colegas se dedican a calcular esos tiempos, pueden estimar los momentos en que existe más complejidad para la persona. Este es un tema álgido, delicado. Yo digo ¿para qué voy a amargar a la gente? Más bien le calculo cómo va a vivir y lo bueno que la va a pasar.

 

También te puede interesar:

Horóscopo para diciembre de 2019: ¿cómo prepararse para el cambio? 

Rituales para fin de año: limpiar la energía del hogar, atraer el amor, la salud y la prosperidad

 

898006

2019-12-31T14:53:06-05:00

article

2020-01-16T12:12:19-05:00

mfranco_250925

cromos

Carlos Torres Tangarife

Astrología

“La astrología sirve para comprender nuestra vida”: Ricardo Villalobos

75

11931

12006

Temas relacionados