Siga en vivo el debate de control político al ministro de Hacienda

hace 1 hora

¡Es hora de ir al baño!

Está en la etapa donde sigue controlando sus esfínteres, los accidentes ocurren y hay que seguir acompañándolo en el proceso.
¡Es hora de ir al baño!

Algunos padres cuentan orgullosos que lograron quitar el pañal a sus hijos antes de que cumplieran los 18 meses, edad en que el infante se va dando cuenta del funcionamiento de sus evacuaciones y tiene la capacidad de avisar cuando necesita ir al baño. Pero pocos adultos se dan cuenta que el aprendizaje continúa y que los ‘errores’ son parte de un aprendizaje que incluso puede extenderse hasta los 5 años de edad.

Accidentes como orinarse en la cama, limpiar mal su colita y mojar su ropa de vez en cuando son situaciones normales que deben manejarse con prudencia, amor y mucha paciencia.

 

Accidentes nocturnos

La enuresis más frecuente es la nocturna. Consiste en la emisión incontrolada e involuntaria de orinar durante el sueño en niños de 5, 6 y 7 años. Algunas causas se deben a un retraso en la maduración del control del esfínter urinario o por un mal aprendizaje.

Es un problema muy frecuente y tiene solución, pero en realidad, muy pocos consultan con un especialista. A medida que el pequeño crece la enuresis puede ser fuente de conflictos, pero los adultos no deben olvidar que este es un proceso en el que el afecto y la comprensión son esenciales para reforzar la conducta positiva de los hijos. Es importante no avergonzarlos cuando se orinen en la cama, mucho menos compararlos con sus hermanos mayores, familiares o amigos. Hay que crear un ambiente de confianza y seguridad para que el menor aprenda sobre la higiene y el control de sus esfínteres.

 

Buenos hábitos, buenas maneras

Ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Procura que el niño orine en promedio seis veces o más al día.

2. Bríndale líquidos frecuentemente y repartidos así: ingerir más bebidas por la mañana, menos por la tarde, poco por la noche y nada antes de acostarse.

3. En general el niño no debe permanecer más de 10 horas de sueño sin vaciar la vejiga.

4. Es útil crear un calendario miccional, en donde se registren las noches secas y húmedas. Esto ayudará a observar la evolución del niño una vez establecido el tratamiento.

5. Al niño se le debe enseñar a limpiarse de adelante hacia atrás y a lavarse muy bien las manos después de ir al baño. Motívelo para que pierda el miedo al sanitario y felicítelo cada vez que lo haga.

 

Consejo Mi bebé

Nunca regañes, castigues o ridiculices al niño si se orina en la cama o en su ropa. Toma siempre una actitud tranquila y conciliadora.  

 

Foto: Google con derecho a reutilización

Temas relacionados

 

últimas noticias

Cinco recomendaciones para practicar sexo oral

Tres antojos para empezar septiembre

Apps para usar en amor y amistad