¿Tu bebé tiene cólicos?

Durante los primeros meses de vida algunos bebés lloran incontrolablemente, presta atención a esto.
¿Tu bebé tiene cólicos?

¿Qué es el cólico y por qué se presenta?

Un cólico es un tipo de dolor producido por un espasmo de una víscera como puede ser el intestino, la vesícula, un uréter, la vejiga, etc. Sin embargo, se ha dado en llamar “cólico” a toda causa de llanto de un bebé, por eso a mi juicio, los pequeños lloran por diversas causas, no necesariamente por un dolor abdominal. Lloran porque tienen frío, calor, porque están orinados y/o con materia fecal en el pañal que les irrita la piel; lloran porque tienen el pañal apretado, los picó una pulga, un zancudo; lloran porque se sienten solos, porque tienen reflujo gastro-esofágico que les irrita la boca del estómago y les produce agrieras, incomodidad y mucho dolor. Se irritan porque tienen hambre, porque les duele un oído, la garganta, etc. Lloran cuando tienen fiebre y se sienten enfermos. Lo que comúnmente se conoce como “cólicos del lactante” realmente yo lo llamaría “llanto persistente del recién nacido”, causado por alguna o varias molestias de las anteriormente mencionadas.

¿A partir de que edad se manifiestan y cuándo terminan?

Puede presentarse desde el mismo momento del nacimiento y persistir generalmente los primeros 4 a 6 meses de vida. Vale la pena resaltar que estos "cólicos" generalmente comienzan después de las 5 p.m. y es muy difícil lograr calmar al bebé. El lactante posiblemente llorará durante horas o incluso días.

¿Existe algún secreto para prevenir los cólicos?

El “llanto persistente del recién nacido”, es más frecuente en el primer hijo. Si los padres están angustiados y estresados el niño se sentirá más inquieto y por lo tanto se mostrará más sensible a llorar incontrolablemente. Un buen consejo es darle un baño con agua tibia de unos diez minutos, el baño relajará al bebé y lo hará sentir más tranquilo. Es muy importante consultar con el pediatra sobre todas las posibles causa del llanto del bebé y tener en cuenta que la tranquilidad que sientan los padres será transmitida al pequeño. Tenga en cuenta que todos los lactantes sanos lloran y que los momentos de llanto varían de una persona a otra. Recuerde que estos síntomas son normales y que irán desapareciendo paulatinamente sin dejar ningún tipo de secuelas en el infante.

Consejos para ayudar y calmar al bebé

Muchos bebés se calman cargándolos, dándoles tranquilidad, seguridad y amor. A través de todos estos sentimientos de cariño el pequeño sabrá que cuenta con su madre en todo momento y lugar.

Sobrealimentar al bebé o alimentarlo muy rápido puede producir sobre distención del estómago, otra causa de dolor abdominal.

No olvides que el cólico NO es la causa principal de llanto de un bebé. 

 

Foto: Istock.

Temas relacionados