¿Conoces el síndrome de Asperger en los niños?

Un especialista nos explica de qué se trata y la importancia de no confundir con trastornos como el autismo.

Luis Alberto Rengifo, psicólogo pediatra responde a las preguntas más comunes sobre el síndrome de Asperger

¿Qué es?

El síndrome o trastorno de Asperger es un conjunto de condiciones mentales y de conducta que se consideran una forma de autismo.

Se caracteriza porque el niño muestra dificultades en la interacción social y en la comunicación, y presentan intereses en áreas que suelen ser muy restringidas. Estas son otras características:

Egocentrismo inusual, con muy poca preocupación por los demás.
Interacción torpe con sus compañeros.
Ingenuidad.
Intereses muy limitados que persigue obsesivamente en soledad. Por ejemplo: la recolección de cifras sin ningún valor práctico o social.
Tiene una rutina rígida y sistemática.
Lenguaje formal o presumido, con dificultades para captar un significado que no sea literal.
Falta de comunicación no verbal, evita mirar a los ojos del otro.
Falta de conocimiento de los límites y de las normas sociales.
Ritualiza actos y no soporta el menor cambio porque genera una gran ansiedad.

 

¿Es cada vez más común?

En el caso de este síndrome no es que sea cada vez más frecuente, sino que se han evidenciado con mayor claridad sus síntomas y se puede diagnosticar mejor gracias a varias investigaciones. De hecho, los estudios iniciales se remontan a 1943.


¿Es lo mismo que 'autismo'?

No. El trastorno de Asperger se diferencia del autismo infantil temprano en el que se observa retraso en el desarrollo del lenguaje. No hay retardo, y –aunque la aparición del síndrome se sitúa en la infancia temprana– sus características se hacen notorias en fases más tardías del desarrollo, cuando las habilidades de contacto social desempeñan un papel más central en la vida de la persona.

 

¿Qué comportamientos no debemos confundir con el síndrome de Asperger?

Hay que ser muy cuidadosos de no asignarlo a ciertos síntomas similares. Todos los seres humanos poseemos algunas conductas de los desórdenes de comportamiento, pero no es sinónimo que poseemos un síndrome específico.

 

¿Cómo tratarlo con el médico y con el psicólogo?

El tratamiento del síndrome de Asperger está orientado al manejo de los síntomas estresantes y a la enseñanza de las habilidades sociales, comunicativas y profesionales apropiadas para la edad y que no han sido adquiridas de forma natural. Cada intervención se ajusta a las necesidades concretas de cada caso. Aunque no existe un único tratamiento específico, el programa suele incluir:

Entrenamiento en habilidades sociales para lograr establecer interacciones más efectivas.
Terapia para mejorar el manejo del estrés relacionado con la ansiedad y las emociones incontroladas.
Entrenamiento y apoyo familiar, especialmente para aquellas técnicas de conducta que se deberán desarrollar en el entorno doméstico.

 

¿Qué consejos se deben tener en cuenta para cuando los niños con este síndrome vayan al colegio?

Lo mejor que pueden hacer los padres es buscar ayuda profesional una vez que se haya confirmado que su hijo posee el síndrome de Asperger. Informar a la institución educativa sobre cuál es la problemática de su hijo y comunicar las condiciones de manejo que deben seguir con el niño según las indicaciones terapéuticas.

 

¿Es más común en niños que en niñas?

Sí. Los estudios de prevalencia han demostrado que el síndrome tiende a ser más frecuente en los niños que en las niñas. No existe una explicación para eso, pues su origen es poligenético y determinado por muchas variables.

 

¿Son niños que en el futuro pueden vivir como el resto de las personas?

Las consecuencias finales de esta condición dependen de la intensidad con que se manifiesta y del grado de aislamiento social en que se han desarrollado.
Pueden encontrar dificultades buscando empleo o estudiando debido a su poca destreza para las entrevistas.
Si consiguen empleo, pueden ser malentendidos y se pueden aprovechar de ellos.
Las personas con Asperger pueden tener dificultades para mantener relaciones de pareja estables debido a sus limitadas habilidades sociales.
Su tendencia a utilizar la lógica a menudo hace que las personas con Asperger alcancen un nivel muy alto en su campo de interés, por ejemplo: astronomía, matemáticas, física, química, medicina, etc.

 

Foto: Istock.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Beneficios de la vela de soya

El arte de desmaquillar

Mochilas hechas a mano

Trece instrucciones para volar en parapente