¡No estimules en extremo a tu bebé!

La sobrestimulación crea bebés intranquilos que luego se convertirán en niños con problemas de atención y de hiperactividad.

¡No estimules en extremo a tu bebé!

Diversos estudios han puesto de manifiesto que una adecuada estimulación en los bebés puede ayudar a mejorar su capacidad de memoria, su capacidad analítica, su motricidad y a tener un desarrollo óptimo y mejores desempeños en el futuro en sus estudios y en su vida profesional. Sin embargo, ante las modas y las falsas creencias que siempre andan merodeando el mundo de los bebés, expertos en estimulación como Ángela Pulido, de Baby Station, advierten que si la estimulación no se hace de manera correcta se corre el riesgo de una sobrecarga o sobreestimulación de los bebés, “lo que traerá como consecuencia niños hiperactivos, un caso cada vez más común entre los niños de 4 a 8 años, niños inquietos que tienen un déficit de atención y que están demandando siempre una multiplicidad de estímulos”, explica la experta. 

Con los primeros contactos y cuidados de los padres con su bebé, el recién nacido irá construyendo su personalidad y su idea del mundo. Por eso se aconseja que los padres jueguen un papel determinante en esos primeros meses. 

Sin embargo, hay padres que quieren ver a su bebé sentado desde los tres meses cuando esto aún no es propio de su etapa, hay también padres que sobrecargan de colores y de información la habitación del bebé evitando que tenga un reposo tranquilo o que están todo el tiempo agobiándolos con música. “La sobreestimulación está muy relacionada a la manera cómo los papás piensan el desarrollo de su bebé y refiere una actitud que de algún modo tapona la oportunidad de cada bebé de ir adquiriendo confianza en sí mismo y de aprender a generar recursos propios para enfrentarse al mundo que lo rodea”, añade la experta. 

Idea de juego de 6 meses a los 2 años

Entre los 6 meses y los 2 años es indispensable desarrollar las habilidades sensoriales, aprenderán temas de organización a través de rompecabezas básicos, manualidades y bloques de madera, para que de los 4 en adelante la motricidad fina lo ayude a componer, contar, leer y a ser creativo a través de juegos de memoria, tableros y títeres, entre otros.

Recuerde que no es prudente saltar etapas y sobresaturar al bebé, esto causará confusión y repercutirá en hiperactividad. Siempre apláudalo, sonríale y abrácelo, generará lazos afectivos únicos que perdurarán por siempre. 

Por último genere el hábito de la lectura aún desde la gestación, lea para el bebé durante por lo menos 10 minutos diarios y cuando empiece a reconocer objetos (después del primer año) muéstrele los gráficos de sus cuentos favoritos. Acompañar esta técnica con música relajante los ayuda a dormir bien.

 

Foto: Flickr.

774875

2016-04-20T10:02:26-05:00

article

2016-06-21T17:31:41-05:00

redaccioncromos_252851

cromos

Redacción Cromos

Estilo de Vida

¡No estimules en extremo a tu bebé!

37

3502

3539

Temas relacionados