Trastornos del sueño en los niños

Afectan al 15 por ciento de los niños entre los 6 y 13 años. Irritabilidad, cambios afectivos y bajo rendimiento escolar son algunas de las consecuencias.
Trastornos del sueño en los niños

La dificultad para quedarse dormido, despertarse varias veces a mitad de la noche, tener sueños inquietantes, levantarse muy temprano y poner resistencia a la hora de irse a dormir son algunos de los signos que indican que algo no está bien con el sueño de los niños.

Y aunque no necesariamente puede tratarse de insomnio, es recomendable consultar al pediatra, pues durante la infancia el sueño es fundamental para el crecimiento y desarrollo del organismo.

Las causas de los problemas de sueño en los niños son varias.

Influye el entorno, el comportamiento de los padres, el contexto social y la situación psico afectiva del pequeño y de la familia, pero también, explica la psicóloga clínica Sandra Beltrán, hay alteraciones que forman parte de la inmadurez funcional propia de cada edad.

Por ejemplo, cuando comienzan a salir los primeros dientes es habitual que un niño tenga más dificultades para dormir. Por su parte, entre el primer y tercer año de vida muchas veces estos trastornos se presentan debido a la hiperactividad motora, es decir, a la avidez de conocer.

Sin embargo, dice Sandra Beltrán, también es importante detectar cuándo los cambios familiares producen un efecto nocivo en el ciclo de sueño de los niños. Muchas veces esto sucede con la llegada de un nuevo hermanito, la separación de los padres o el desarrollo de problemas de salud como reflujo, otitis e, incluso, epilepsia.

Además de detectar a tiempo el insomnio o cualquier trastorno de sueño, resulta fundamental consultar con el especialista.