Belo Horizonte, epicentro de la bohemia

Reconocida por mezclar en sus calles la tradición y la modernidad, es una de las urbes más fascinantes de Brasil por sus paisajes y calidad de vida.
Belo Horizonte, epicentro de la bohemia

La tercera ciudad más grande de Brasil es conocida afectuosamente como ‘Beagá’, por la fonética de sus iniciales en portugués. Es un lugar encantador, no sólo porque allí se respira bohemia, cultura latente y arte, sino también porque es una urbe ideal para vivir el espacio público y disfrutar de sus miles de bares y restaurantes, degustando una tradicional cachaza artesanal o las apetitosas especialidades de la región. 

Se destaca porque fue la primera urbe planificada del país. A finales del siglo XIX, el ingeniero Aarão Reis tomó como ejemplo la transformación que vivían capitales como París y Washington para diseñar una metrópolis con miras hacia el futuro.  Hoy, sus avenidas están surcadas por árboles frondosos que invitan a recorrer su historia, en medio de indemnes estructuras decimonónicas que contrastan con grandes rascacielos y obras de Oscar Niemeyer, uno de los más reconocidos arquitectos de Brasil. Al caer la tarde, se vive una experiencia deslumbrante: una de las puestas de sol más fascinantes del mundo. Esa es la antesala para dejarse contagiar por la magia de su vida nocturna. 

 

Dónde hospedarse 

 

Ouro Minas Palace Hotel

Av. Cristiano Machado, 4001.

Tel: (5531) 34294001

www.ourominas.com.br

 

Clarion Hotel Lourdes

Rua Bernardo Guimarães, 2032 

Tel: (5531) 30550650

www.clarionhotel.com

 

Mercure Belo Horizonte Lifecenter 

Rua Cicero Ferreira 10 SALA 02 Serra 30220-040

Tel: (5531) 32803700

www.accorhotels.com.br

 

Lugares imperdibles 

 

El Parque das Mangabeiras: una zona verde de dos millones de hectáreas, en donde habita más de un centenar de aves y diversos animales pequeños. 

 

Mercado Central: la principal y más antigua plaza de la ciudad, que mezcla la religiosidad y la cultura popular con la tradición y la actualidad.  

 

El centro: La Plaza de la Bandera, el Palacio de la Libertad y la Plaza del Papa son sitios emblemáticos que deben estar en el itinerario de cualquier viajero.

 

Complejo de la Pampulha: un conjunto de edificaciones, construido entre 1942 y 1944, que está compuesto por la iglesia San Francisco de Assis, el Museo de Arte de Pampulha y el Yate Tenis Club. 

 

Museo de Arte de la Pampulha: luego de una serie de restructuraciones, este antiguo casino pasó a exhibir esculturas de Ceschiatti, Zamoyski y José Pedrosa; además de contar con salas multimedia, biblioteca, café-bar y una infraestructura técnica para albergar obras de arte. 

 

 

Planes nocturnos 

 

Destacado: Por tener con14.000 establecimientos para el ocio, Belo Horizonte se ha dado a conocer como la ciudad de los bares brasileños.

 

Tomarse una cerveza en el bar Mercearía do. Durante el día venden productos de la canasta familiar y en la noche las mesas son puestas sobre el andén para recibir a los visitantes. 

 

•Conocer el Café com Letras, en donde se degustan vinos importados y se sirven ensaladas en un entorno rodeado por libros y obras de arte. 

 

•Visitar Barro Preto, un vecindario tradicional, en donde lo ideal es saborear una buena caipiriña y deleitarse con una tradicional comida mientras se escucha música en vivo. 

 

•Recorrer Savassi, un barrio tradicional que cuenta con cientos de bares, hoteles, clubes y restaurantes abiertos hasta el amanecer. 

 

 

Diversión y entretenimiento 

 

Recorrer a pie el mirador Praça do Papa, desde donde se puede observar toda la ciudad. Es un punto turístico infaltable porque desde allí fue donde el Papa Juan Pablo II, en 1980, bendijo a todos sus habitantes. 

 

Caminar los domingos entre los toldos de la feria Hippie, una de las más grandes de Suramérica, en la que se reúnen más de 3.000 artesanos para ofrecer sus productos. 

Conocer el Parque de la Libertad, un fascinante predio cuyas construcciones que datan de 1895 siguen intactas. Está rodeado por edificios históricos y centros culturales que conforman el Circuito Cultural Praça da Liberdade.

 

 

Restaurantes recomendados

 

Dona Lucinha

Uno de los más reconocidos por sus más de 50 especialidades caseras y típicas de la región. Incluye platos que se han mantenido desde la época en que Minas Gerais fue colonizada.

 

Xapuri 

Es conocido en todo Brasil por la calidad de su comida típica, que se prepara en estufa de leña. Su decoración es rústica, rodeada por plantas, techos de paja y sillas de madera. 

 

Maria das Tranças

Un restaurante familiar de más de 60 años, que hace parte de la identidad cultural de la ciudad. El pollo es la estrella del menú, siempre acompañado de recetas mineiras y una exclusiva selección de vinos. 

 

Foto: Cortesía Buen viaje.