Brecha digital: niñas usan internet de un Taco Bell en EEUU para ir a la escuela

Noticias destacadas de Cromos

Una foto de dos menores que se sentaron afuera de un local de comida rápida de la cadena para tener acceso a wifi y poder hacer sus tareas escolares en California, Estados Unidos, ha puesto de relieve la desigualdad educativa.

La imagen de las niñas, con las caras cubiertas por gráficos en forma de corazones para proteger sus identidades, inundó las redes sociales tras ser compartida en Twitter por el senador estatal Kevin de Leon.

Las niñas se ven sentadas en un andén de concreto con pequeñas laptops en sus piernas, mientras empleados de Taco Bell les hablan.

El restaurante está ubicado en la comunidad agrícola de Salinas, no lejos de Silicon Valley.

Le puede interesar: ¿Sabías que lavar los jeans contamina los mares?

“Dos estudiantes sentadas afuera de un Taco Bell para usar el Wi-Fi y así poder ‘ir a la escuela’ online”, escribió de Leon en el tuit la semana pasada. “Esto es California, hogar de Silicon Valley... pero donde la brecha digital está más fuerte que nunca”.

Añadió que 40% de los latinos en el estado carecen de acceso a internet, y aseguró que los niños en edad escolar merecen algo mejor.

En respuesta a una solicitud de AFP, Taco Bell dijo que la escena era “un duro recordatorio de las desigualdades básicas que enfrentan nuestras comunidades” y que el dueño del restaurante de Salinas estaba buscando formas de ayudar a los estudiantes.

Tras ver el tuit la semana pasada, el distrito escolar de Salinas dio a la familia un aparato de wifi portátil, según el portavoz Richard Gebin.

El distrito espera dar 2.500 de estos aparatos a familias, dijo a la AFP.

Lea también: Berrinches de tus hijos: aprendiendo a manejarlos

“Este es un gran paso para cerrar la brecha digital en nuestra comunidad escolar”, dijo Gebin.

Una campaña en GoFundMe lanzada por una mujer de la zona para ayudar a las dos niñas y su familia había recibido más de 145.000 dólares hasta el jueves en la noche.

“Ningún niño debería tener que sufrir para recibir educación”, dijo un donante identificado como Jose Espinal.

Comparte en redes: