Diario de una soltera: propósito 2020, conseguir marido

Noticias destacadas de Columnistas

Cuando la soledad asalta, es inevitable preguntarse ¿por qué no consigo novio? Así que inicié el 2020 con el propósito de encontrar pareja. Si otros pueden, ¿por qué una no?

Hay días de días. Instantes donde una se siente muy valiente de estar sola y resolver cosas sola, incluso salir airosa de una situación como un carro varado o una llanta pinchada, y sin llamar al seguro. ¡Uy! saca uno pecho, porque la verdad siempre vi esos asuntos de mecánica automotriz como temas masculinos. Nada que hacer, ellos son los que saben resolver mejor eso, o por lo menos muchos no se asustan tanto como una. Pero en ausencia de novio, amigovio, tinieblo, pareja de verdad, pues no hay a quien llamar y le toca a una solucionarlo como sea. Así que resolver ‘eso’ que es muy de ‘machitos’, me hace sentir muy machita. 

Pero hay otros días donde el sentimiento de soledad y soltería se unen para atacar de frente con la pierna izquierda de Beckham y hacer un golazo. Entonces cuando no hay más compañía que el silencio, Dios y tú, la mente empieza a hablarte y a decirte, por qué no llega alguien.

Hace poco, quería ver algo ligero por Netflix y hallé una película mexicana que se llama Solteras. La protagonista, una chica, de apenas 30 años, pero que ya tenía el síndrome de quedarse vistiendo santos. La película me agarró y comenzó a divertirme hasta que llegó a la mitad, pues ahí sentí que empezó a desdibujarse. 

La chica protagonista comienza la historia con novio y asistiendo a la boda de una amiga. En medio de la ceremonia, nuestra soltera en cuestión, le echa vainazos a su pareja, de ‘quiubo a ver, nosotros ¿cuándo?’. La lora que da, la lleva a un berrinche tan tremendo, que el novio la deja. Así que la posterior tusa, la deben sufrir con ella, sus amigos y familiares cercanos. Pero todo cambia, cuando en plena reunión familiar, donde ella, por supuesto, es la amargada de la noche, se topa con su fea y desabrida prima, que al evento asiste con un churro, con el que es imposible pensar que encaje como pareja. Pero efectivamente es el novio, y la toma de la mano, la besa con amor y le demuestra que está ¡e na mo ra do! (así, lentamente para poder digerirlo). Nuestra soltera, absorta en el asombro, le exige a la prima, que le diga cómo hizo para levantarse a semejante hembro, porque que hay gato encerrado, lo hay. Entonces, frente a semejante presión, le confiesa que hizo un curso intensivo para atrapar marido, tan efectivo que toda soltera debería pagar por ello. Y hasta ahí cuento, porque hasta ahí me gustó. Y para no seguir spoileando la peli, debo decir que de pronto, en serio, un curso para conseguir pareja debería ser institucionalizado, pero un curso con un manual efectivo, exigente, con niveles básico, intermedio y master, con materias, habilitaciones, logros y exámenes donde se pierda y se gane, con maestros cuchilla, con pruebas, dejándote al final como una soltera que todos quieran atrapar y que no se raje, no.

Cuando se está demasiado tiempo soltero o soltera, es cierto que volver al tema de las citas, es un poco agobiante y en mi caso, la torpeza es evidente. Si soy yo, como que no funciona. Si me paso en opinar, hasta de la novela de la noche, puedo resultar abrumadora, si digo algo cínico, asusto, si no me pongo escotes, entonces qué vendo, y así sucesivamente. Entonces cuando vi esta película, me llegó una revelación, un descubrimiento divino. Las solteras torpes necesitamos urgentemente un curso, un Hitch que nos sacuda, nos saque de la bobería y nos encamine hacia la conquista.

Te recomendamos leer:

Diario de una soltera: Ellos sí son sexys

Diario de una soltera: los besos de mi perro

Diario de una soltera: no seré feliz, pero ¡qué carajo!, tengo marido

Diario de una soltera: lo que extraño del amor

Diario de una soltera: ¿Me quedé o lo decidí?

Diario de una soltera: "tú lo tienes que atraer"

Diario de una soltera: ser la protagonista

Diario de una soltera: tengo una vida esperándome

Diario de una soltera: ¿Y si uno se casa para ser feliz?

Diario de una soltera: ¿cómo perder la cordura y fracasar en el intento?

Diario de una soltera: ¿por qué te importa mi dinero?

Diario de una soltera: ¿mesa para dos?

Diario de una soltera: …y a ellos no los bajan de gays y malos polvos

Diario de una soltera: ¿con o sin éxito?

Diario de una soltera: "feminazi" no, femenina sí

Comparte en redes: