Diario de una soltera: …y a ellos no los bajan de gays y malos polvos

Si la soltería en los 40 genera para las mujeres diversos señalamientos, algunos inocentes, agudos, y otros muy ‘mala leche’; en los hombres la cosa está más o menos pareja y hasta peor.

Diario de una soltera: …y a ellos no los bajan de gays y malos polvos
Foto: Pixabay.

Hace poco un amigo me señaló que le parecía que esta columna era injusta con su género, y que no estaba de acuerdo con que yo hablara de la soltería a los 40, únicamente en las mujeres y para mujeres, pues a su edad, sobrepasa los 45, era consciente de que su estado civil levantaba sospecha. Hablamos un largo rato y llegamos a muchas reflexiones.

Me va a leer, así que primero debo agradecerle que sea fan de mi columna y que siempre que se publica, la comparte. Gracias, gracias, gracias.

Y pues bien, entrando en materia, debo decir que a ellos también les rodea una realidad injusta, llena de prejuicios y muchas veces hasta sórdida. Si no eres a los 45 años un solterón atractivo, sexy, millonario, estilo George Clooney en su época, o no tienes ese donaire de celebridad de Hollywood, irresistible, escurridizo, ese halo de donjuán que no se deja casar, ese churro atormentado que no encuentra pareja, etc, etc… eres un solterón que levanta sospecha.

Yo misma he tenido que escuchar en los círculos de oficina o de almuerzos, cuando hablan del fulano de tal, que pasados sus 40, sigue solterísimo. ‘¿Qué será?’, ‘nada le cuaja’, ‘¿será gay?’ dicen algunos, otros: ‘no para nada’, ‘no tiene pinta’, ‘si lo es, no se le nota’, ‘le he conocido novias, pero ¿qué será?, ‘¿qué será?’… Unos más hasta responden: ‘porque feo no es’, ‘pero tampoco churro’, replica otra por allá.

Entonces la sospecha se vuelve tema de conversación: ‘seguro debe ser un tipo muy mamón’, ‘o mal polvo’, ‘para que no le duren las novias, debe ser eso, si, fijo, mal amante’. Y de pronto un sensato del corrillo puede decir: ‘¿y por qué no simplemente pensar que no ha encontrado a la pareja ideal? No debe tener afán, y ya. Así de simple’… Pero esa hipótesis no es atractiva, preferimos pensar que el solterón cuarentón seguro es un gay enclosetado, un tipo raro, un hombre mañoso… y entonces mejor que siga el cuento. ‘Un tipo que lleva viviendo solo tanto tiempo, debe tener sus cosas, sus vainas raras’… ‘uy si, cómo hará para aquello’…‘Debe tener su ralle’.  Y bla, bla, bla… Al pobre hombre que levanta sospecha, le va peor que a la soltera cuarentona. Pues no solo se le cuestiona su virilidad, también su sexualidad, y peor aún, su estado mental.

A una, quizá no la bajen de frígida, amargada, ‘feminazi’ y demás… pero como que hay cierta indulgencia. Las mujeres solteras de 50 y 60 años, ya son solteronas y de pronto ‘pobrecitas’, ‘que vaina las dejó el tren’. Muchas solteras de mi edad, también son prejuzgadas en su sexualidad, y en su orientación, pero son cobijadas por cierta ‘lástima’ social, y un dejo de moralidad, en el que a muchas nos meten en la categoría de monjas, y eso es algo hasta benévolo. Pero ¡ay! del hombre más tímido, silencioso, con pocas habilidades sociales o pocos malabares románticos, cero donjuán, y con una vida rutinaria, de la casa al trabajo y viceversa, que vive solo, o con su mamá, ¡ay de él!, si cae en las lenguas de quienes lo ven sospechoso.

Los prejuicios alrededor de la soltería en ambos géneros van a ser muy difíciles de borrar. La gente está acostumbrada a que los demás construyan su vida, no como desean, sino como se les dicte. Y ni aun así, se salvan. Afuera hay hombres solteros valiosísimos, que no son bichos raros, pero que están lejos del soltero hollywoodense; tipos normales, trabajadores, de pronto, con poca suerte en el amor, eso es todo, con ganas de seguir postergando su soltería, porque sencillamente quieren encontrar a su mujer ideal, eso es todo. Nada más.

Te recomendamos leer:

Diario de una soltera: Ellos sí son sexys

Diario de una soltera: los besos de mi perro

Diario de una soltera: no seré feliz, pero ¡qué carajo!, tengo marido

Diario de una soltera: lo que extraño del amor

Diario de una soltera: ¿Me quedé o lo decidí?

Diario de una soltera: "tú lo tienes que atraer"

Diario de una soltera: ser la protagonista

Diario de una soltera: tengo una vida esperándome

876778

2019-08-19T10:46:15-05:00

article

2019-08-19T11:19:26-05:00

[email protected]

cromos

Luz Martínez

Columnistas

Diario de una soltera: …y a ellos no los bajan de gays y malos polvos

71

5460

5531