¿Cómo prevenir la gastritis en tu mascota?

Debes estar muy pendiente de sus comportamientos, si algo cambia, consultar al médico y seguir las instrucciones respecto a su alimentación al pie de la letra. Sigue estos consejos.

Foto: iStock.

Así como los humanos, las mascotas pueden sufrir de gastritis, una enfermedad que si no es tratada a tiempo podría desencadenar en un cáncer o una úlcera. Los hábitos alimenticios y el constante cuidado y observación, son cruciales para que esto no suceda.

Por eso, para evitar este tipo de afectaciones en las mascotas, Carlos Cifuentes, veterinario de Pet Food Institute, da algunas recomendaciones que previenen que tu perro o gato sufra de esta enfermedad y mantengan un sistema digestivo saludable, pues la nutrición y los hábitos alimenticios, están directamente relacionados con el bienestar de las mascotas:
 
Vigila a tu mascota

En la mayoría de casos, la gastritis surge cuando la mascota ha consumido algún tipo de material tóxico, no digerible o comida en descomposición y en otros casos algunos medicamentos también la generan. Si esto sucede, tu mascota presentará síntomas como apatía, pérdida de peso, vómito (con sangre y/o mucosa) o buscará arrastrarse en el suelo intentando enfriar su estómago.
 
Escoge comida saludable

La comida que le das a tu mascota es fundamental para evitarle irritaciones en el colon, y cambios en la flora bacteriana. Además de darle una porción acorde a su raza y edad procura que la comida sea libre de conservantes con pocos colorantes; sigue correctamente las instrucciones de tu veterinario de confianza.
 
Sobre este tema, Cifuentes recomienda que “al momento de cambiarle la comida lo hagas de forma gradual evitando cambios bruscos en su dieta”.  Así mismo sugiere que “siempre al cambiar el tipo de comida o la marca consultes con el veterinario para generar el menor impacto posible en tu mascota”.

Procura ayudarlo a ejercitarse y edúcalo

Otra causa común de la gastritis en perros y gatos es el estrés; jugando con tu mascota, sacándolo a pasear, permitiendo que interactúe con otras mascotas y manteniendo un equilibrio emocional en su entorno, podrás evitar que tenga una vida estresante.