Verónica Orozco: "por primera vez estoy mostrando todo lo que soy"

La actriz bogotana regresó a las tablas para interpretar a Lupita en /Mentiras El Musical/, obra que se presenta en el Teatro Nacional La Castellana.  
Verónica Orozco: "por primera vez estoy mostrando todo lo que soy"

Hombres en escabeche sería la obra teatral de preparación para ser parte del elenco de Mentiras El Musical. Luego de aceptar la invitación de Jaime Sánchez Cristo y Daniel Mickey para presentarse al casting, que era completamente vocal y a capela, Verónica obtuvo el papel que había soñado desde el momento que tuvo la oportunidad de ver la obra: Lupita, una mujer llena de vida y alegría, cualidades de la personalidad de la actriz.

Para interpretarla actoralmente leyó y releyó en casa sus líneas  esperando así que las ideas llegaran intuitivamente. Y todo fluyó, un día de ensayo ella se acercó al director de la obra Jorge Hugo Marín para decirle: “yo no sé porqué siento que Lupita tiene que ser costeña, es una mujer picante y muy descomplicada”. El sí inmediato de Hugo permitió que este papel fuera más de su propiedad con la idea de dejarlo todo en el escenario.

Teniendo más claras las características de esta costeña, no tuvo descanso apropiado durante dos meses pues los ensayos debían ser con la banda, los músicos, sus otras compañeras de escenario, el director y la producción terminando cada jornada a las tres de la mañana. No obstante fue enriquecedor para ella porque se alimentó mucho de los demás con el apoyo y la enseñanza.

Pero la obra no sólo le exigía actoralmente, la música romántica y llena de sentimiento de los años 80 sería base clave durante cada cinco minutos en el escenario y, como Verónica creció escuchándola con sus hermanas y mamá, no hubo dificultad alguna para saberse las letras y ejemplificar a una diva de la época. “Cuando era pequeña soñaba con tener el pelo como el de Daniela Romo y cantar las canciones que me han encantado desde siempre en un escenario grande lleno de personas aplaudiéndome”, comenta.

Por esa razón, considera que la música es lo más emocionante de la obra porque los asistentes se conectan muy fácil con la historia recordando algún momento de su vida que fue marcado por la música para planchar. Su satisfacción con lo que ven y oyen lo reflejan con risas, chiflidos y aplausos generándole más vida a esta actriz que por estos días reparte su tiempo con sus amores, su hija, la actuación y la música.