Dalí y Rabanne, juntos en una exposición en Estados Unidos

La colaboración del pintor Salvador Dalí con el diseñador Paco Rabanne se ha convertido en uno de los reclamos artísticos de abril en Los Ángeles.
Dalí y Rabanne, juntos en una exposición en Estados Unidos

Se trata de la primera vez que este trabajo de Clemmer se presenta en EE.UU., según confirmó hoy la organización, y en él se repasan dos décadas de imágenes que sirvieron como preludio de la que sería la revolución sexual.

La exhibición 'Jean Clemmer Collaborations Salvador Dali/Paco Rabanne' incluye referencias a los "tableaux vivants" (cuadros vivientes) de la casa de Dalí en Port Lligat (1962), así como reportajes fotográficos de moda para revistas.

Obras de desnudos con accesorios diseñados por Paco Rabanne ("Nues", 1968) y montajes visuales con proyecciones sobre cuerpos de mujer ("Metamorphosis", 1974) se pueden ver en esta colección que se muestra de forma limitada desde el pasado 6 de abril y que tomará por completo la galería durante el próximo fin de semana.

Las reproducciones en exposición están a la venta por precios que oscilan entre 4.800 y 5.700 dólares y están disponibles las últimas instantáneas autografiadas por el fondo que gestiona la obra del difunto Jean Clemmer (1926-2001).

Clemmer fue el único fotógrafo que retrató la única incursión como director de cine de Salvador Dalí, el filme 'Le Divin Dalí', cuyo metraje fue destruido por el fuego.

El primer encuentro entre el fotógrafo y el autor surrealista fue en 1962 cuando Clemmer, intrigado por la obra de Dalí, se presentó en la puerta de su casa en Cataluña.

Dalí lo despachó de un vistazo y le invitó a regresar ese mismo día por la noche, así lo hizo Clemmer que para la jornada siguiente tenía el primer encargo del español: llevar a su casa una modelo.

Clemmer encontró a una turista alemana dispuesta a quitarse la ropa para ser la musa de Dalí por un día y comenzó así la relación artística entre ambos con los "tableaux vivants".

Rabanne seducido por la llegada del hombre a la luna y la exploración espacial, desarrolló colecciones futuristas de moda y terminó por sintonizar con Clemmer y Dalí, quien apodó al diseñador como el "segundo genio español más grande".

"Clemmer, Dalí y Rabanne formaron una trinidad de influencia que vendría a definir algunas de las señales más revolucionarias que transformaron el paisaje cultural de los años sesenta", afirmó la responsable de montar la exposición, Laura Whitcomb, autora del libro "Dali : The Paradox of Fashion".

 

Temas relacionados