El ilustrador que llevó a Dalí al cómic: Edmon Baudoin

/El pintor Salvador Dalí llegó a la vida del ilustrador francés Edmon Baudoin para la retrospectiva que sobre el pintor catalán realizó el Centro Pompidou de París. /
El ilustrador que llevó a Dalí al cómic: Edmon Baudoin
La razón es la muestra sobre Dalí que el Museo Reina Sofía de Madrid inauguró hoy al público bajo el nombre ‘Dalí: Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas’ y que podrá verse hasta el dos de septiembre. Baudoin, considerado uno de los más prestigiosos autores del cómic europeo, reflexiona en la obra "Dalí", publicada por la editorial Astiberri en 2012, sobre el pintor ícono del surrealismo, aunque reconoció a Efe que antes del encargo "no lo conocía especialmente", pero que tras estudiarlo se quedó "atrapado". "Tras el encargo del Centro Pompidou -relató el autor- lo que más me atrae ahora de Dalí es su humanidad y su extrema timidez, impresiona mucho la dicotomía entre su interior y lo que mostraba al exterior", señaló el francés. En la obra, Baudoin narra de forma cronológica la vida del pintor y alterna datos claves de su recorrido vital, como su amistad con el poeta granadino Federico García Lorca, con reflexiones personales del dibujante y anécdotas de su infancia. A lo largo de sus páginas, el ilustrador aborda también lo que calificó como el "problema sexual del pintor". Un asunto que, según describió, hace que Dalí le conmueva al parecerle una persona muy frágil. Baudoin trató de descifrar los anhelos y miedos del artista, así como los incógnitas de sus cuadros y de su extravagante personalidad. "Lo que ha quedado para el público general es que Dalí era una especie de payaso que vivía para su personaje, pero en realidad era un pintor que trabajaba ocho horas diarias, aunque esto nadie lo veía", puntualizó. Tras la mirada curiosa que esconde Baudoin, muy interesado en la realidad latinoamericana como muestra en su libro "Viva la vida", en el que aborda el tema de las muertes de mujeres en Ciudad Juárez (México), se encuentra también un autor de línea propia y auténtica, como se comprueba en los trazos de "Dalí". "He jugado con mi propio estilo, pero he utilizado las paranoias críticas de Dalí para crear la obra", dijo, al tiempo que reconoció que estar un año entero trabajando con este personaje, al final, esa "paranoia crítica" de la que habla, influyó en sus trabajos posteriores. En su larga trayectoria, el autor francés ha podido experimentar cómo la ilustración es una “manera de expresar” muy extendida a nivel mundial, y ha alegado que la poca importancia que este tipo de literatura tiene en la actualidad se debe a que los editores no tienen cultura del cómic. "Muchos jóvenes desean expresarse a través de la pintura no sé si a través del papel o el ordenador, pero la ilustración es omnipresente en el mundo", señaló. El veterano autor galo, que se declara un enamorado de Madrid, está en la ciudad para asistir a la retrospectiva de Dalí en el Museo Reina Sofía. Una exposición que, a través de una selección de más de doscientas obras, pinturas, esculturas o dibujos, propone repensar el lugar que ocupa el genial catalán en la historia del arte del siglo XX planteando que la importancia de su figura y de su legado, va más allá de su papel de artífice del movimiento surrealista.    
Temas relacionados