Tonya Hurley, una escritora que entiende a las mujeres

La novelista estadounidense Tonya Hurley, cuyos libros han sido un éxito a nivel mundial, estuvo en Colombia y conversó con CROMOS acerca del dilema que implica pertenecer al género femenino.
Tonya Hurley, una escritora que entiende a las mujeres

Su éxito empezó con un libro que contaba la historia de una adolescente que era ignorada por el resto de su clase. Parecía invisible en ese mundo de niñas populares y hermosas que acaparaban a los hombres deportistas y atractivos. La novela se llamó Ghostgirl (Niña fantasma) y se convirtió en una exitosa saga que vendió millones de copias por todo el mundo. Las jóvenes se identificaron de inmediato con ese personaje que reflejaba lo que ellas sentían y pensaban de la vida.

Su literatura es muy precisa a la hora de describir la condición del género femenino. Sus historias hablan de adolescentes, pero cualquier mujer puede conectarse con sus personajes, que deben llenarse de coraje para enfrentarse a los desafíos que les pone la sociedad. “Aún hoy las mujeres deben luchar, todavía no estamos en las mismas condiciones que los hombres –asegura Hurley a CROMOS–. Sin embargo, vivimos un momento emocionante de cambio, en el que cada vez más mujeres, con determinación, llegan a posiciones de poder”.

El encanto de sus novelas radica en que Hurley empodera a sus personajes femeninos, pero sin caer en clichés o en consejos ligeros. Es sincera consigo misma y con sus lectoras, por eso mientras que los libros de superación personal dicen “La belleza va por dentro”, ella escribe: “Debía reconocer que había hecho un esfuerzo desmesurado por lograr que él se fijara en ella. Aquella historia acerca de la belleza interior no era más que una bobada. La ‘belleza interior’ no sirve para que te inviten a las mejores fiestas con la gente bonita”.

Hurley escribe como una feminista moderna, menos beligerante pero igual de interesada en darles herramientas a las mujeres para que crean en sí mismas y puedan alcanzar lo que se proponen. “A mí no solo me interesa entretener –asegura–. Yo quiero ayudarles a las mujeres de alguna forma para que puedan salvarse a sí mismas. Mis obras son oscuras, pero también son realistas y la gente se puede relacionar con ellas. La vida no está envuelta con un bonito moño y ese es su encanto”.

A Colombia vino a presentar su más reciente libro, Blessed (Bendecidas), en el que tres jóvenes ponen las manos sobre el fuego por un hombre y se embarcan en una batalla que cambia su destino. “Esos tres personajes están basados en las historias de tres mártires que conocí en México –cuenta–. Lucy se sacó sus propios ojos para ser menos atractiva ante a los hombres pues no quería casarse tan joven. Cecilia es la patrona de la música, fue decapitada por haberse negado a contraer matrimonio y siguió cantando durante tres días después de que le cortaron la cabeza. Agnes, por su parte, no quiso casarse a los 13 años, así que fue obligada a desnudarse y enviada a un prostíbulo; mientras caminaba su pelo creció hasta sus tobillos para cubrirla y protegerla”.

Hurley trae estos personajes a la sociedad actual con la idea de que sean útiles para las mujeres que lean la historia. Son personajes femeninos fuertes, seguros de sí mismos y con el poder para sobrepasar los obstáculos que se les atraviesen. Hurley -quien adora leer biografías, disfruta cineastas como Tim Burton y Wes Anderson, y escribe mientras oye épicas bandas sonoras de películas– pone sobre el papel su propio punto de vista sobre la femineidad y termina siendo una aguda lectora de la mujer.