Philippe Claudel repasa su vida en 'Aromas'

'Aromas' es una autobiografía en la que el escritor y cineasta francés se desnuda con los principales recuerdos olfativos de su vida.
Philippe Claudel repasa su vida en 'Aromas'

Discreto por naturaleza y con tendencia a esconderse tras sus obras literarias o cinematográficas, Claudel sintió el deseo de hacer una colección de los olores que habían marcado su vida.

"El perfume tiene ese poder de hacer remontar el tiempo de forma extremadamente rápida e intensa", asegura Claudel. Elaborada al cumplir cincuenta años, la lista a preguntas como "¿quién soy?, ¿qué he dejado detrás?, ¿cómo he llegado hasta donde estoy?, ¿cómo me relaciona con los demás y con el mundo?", debían ser respondidas por muchos aromas.

Al final se quedó con 63 y los ordenó alfabéticamente para su publicación. Así, los textos que los evocan parten de 'Abeto', 'Acacia' y 'Aftershave' para acabar su rememoración en 'Vejez', 'Verdura' y 'Viaje'.

"Cada letra tiene un aroma; cada verbo, una fragancia. Cada palabra trae al recuerdo un lugar y sus olores. Y el texto que tejemos poco a poco, al azar duplicado del alfabeto y la memoria, se convierte en el maravilloso y perfumado río, mil veces ramificado, de nuestra vida soñada, de nuestra vida vivida, de nuestra vida por vivir, que nos lleva y al mismo tiempo nos revela", escribe Claudel.

Su particular viaje le transporta al mundo de la infancia a través del tónico de después de afeitarse de su padre, de la crema solar de su madre, del jersey de su tío, de la cocina de su abuela o de la canela de los pasteles, de las sábanas limpias o del heno del campo, del establo o de la tinta de su pluma escolar.

Pero también continúa su trayecto olfativo por la adolescencia con el olor de las primeras fiestas en los garajes, el aroma de las cabelleras de sus primeras novias, de los gimnasios o de los cigarrillos de las marcas francesas gitanes o gauloises.

En la madurez con el aroma del sexo femenino, con el perfume a carne tierna, cremas y talco"de su hija dormida cuando era bebé o del olor de las prisiones, adonde fue durante doce años (1988-2000) para impartir clases, al margen de su trabajó como profesor de escritura de guión en el Instituto Europeo del Cine y del Audiovisual de la Universidad de Lorena

"La felicidad, el bienestar está en las cosas cotidianas, en las cosas pequeñas", por lo tanto aconseja a guardar los aromas que se viven a diario para lograr ¿por qué no?, una autobiografía cada uno.