Tom Hanks debuta con éxito en Broadway a sus 56 años

La obra de teatro 'Lucky Guy' no solo es la más taquillera de la temporada, sino que ya le valió a Hanks la nominación a mejor actor principal en los premios Tony.
Tom Hanks debuta con éxito en Broadway a sus 56 años

Mientras su padre trabajaba como ayudante de escenarios en obras teatrales, Tom Hanks iba todas las tardes a clases de teatro. Al terminar el bachillerato, donde recibió el premio a mejor actor, se matriculó en la Universidad de Bellas Artes de Oakland, California, dispuesto a continuar su formación en las tablas.

Lo curioso es que a pesar de que prácticamente su vida giraba en torno al teatro, le tomó 34 años hacer su debut.

Parecerá ilógico, pero todo indica que este californiano conoce muy bien el refrán según el cual las “cosas buenas le pasan a la gente que espera”. En estas tres décadas ha participado en más de 40 películas, es uno de los tres actores que ha ganado dos premios Oscar consecutivos a mejor protagonista –Filadelfia (1993) y Forrest Gump (1994)– y el único intérprete masculino en hacerlo en la segunda mitad del siglo XX, sin contar que sus trabajos han superado los 4.500 millones de dólares en taquilla.

Y ahora, un mes después de haber hecho su debut en teatro con la obra 'Lucky Guy' (hombre con suerte), una de las producciones más rentables de la temporada con 3,6 millones de dólares recaudados según The New York Times, Tom Hanks entró en la lista de los nominados a los premios Tony en la categoría de mejor actor principal. Aquí interpreta a Mike McAlary, un reconocido columnista neoyorquino, ganador del Pulitzer por sus trabajos sobre corrupción policial y quien murió de cáncer de colon en 1998 a los 41 años. 

La razón por la que Hanks aceptó dejar las cámaras de lado por un tiempo y atreverse a actuar frente a un público en vivo y en directo todas las noches, es más personal que estratégica. La escritora de esta obra, Nora Ephron, quien falleció hace ocho meses sin poder verla montada, fue amiga de Tom Hanks por más de 20 años. Durante la mitad de ese tiempo trabajaron juntos en secreto en la realización del guion y en la puesta en escena. Así que, más que un trabajo, 'Lucky Guy' es un homenaje a su amiga y la realización de un sueño que se planteó en equipo.

Los críticos de The New York Times, LA Times y Huffington Post han coincidido en que Hanks es impecablemente sencillo y sin pretensiones, se mantiene fiel al personaje y no sufre de delirios de celebridad. “Se nota la experiencia y se entiende por qué es uno de los mejores actores que hay”, comentó al Daily News el también actor Dennis Miller.

Hanks tardó más de treinta años en subir por fin a un escenario. Pero valió la pena la espera. Su trabajo en el cine le dio la experiencia; su amistad con Nora Ephron, el compromiso; y su paciencia para encontrar el momento oportuno, el éxito de su debut. En total contravía con el título de la obra que ha significado su estreno en las tablas, queda claro que lo de Tom Hanks no ha sido suerte, sino talento.