Johnny Depp, un indio encantador

El reconocido actor se reencontrará con sus admiradores en El llanero solitario, interpretando al inseparable amigo del héroe de antifaz y sombrero. ¿Seguirá siendo la sombra del jinete o tendrá un rol más protagónico?
Johnny Depp, un indio encantador

Un pueblo con un alguacil; un pueblo con una cantina y un banco; un pueblo con una banda de forajidos y un justiciero que donde pone el ojo pone la bala. Un pueblo con blancos por un lado e indios por el otro. Estos son los ingredientes del típico western estadounidense encarnado en El llanero solitario, clásico personaje que Disney revivirá en el cine de la mano de Johnny Depp y Armie Hammer. ¿A quiénes interpretarán los dos actores? ¿Uno será un bandido y el otro un oficial de estrella dorada en el pecho? En algún punto de  Texas, de entre el polvo del desierto, se erigen dos hombres de procedencia diferente. Uno se parece a Gerónimo, el líder de la resistencia apache del siglo XIX, y el otro a un pistolero que no quiere revelar su verdadera identidad. Aunque físicamente son opuestos, comparten un objetivo en común: enfrentar a los que desafían la ley y el orden. A Depp ni con todo el maquillaje de Hollywood podría acercarse a la apariencia del clásico jinete. Esto desde el principio lo supo el director Gore Verbinski, que no dudó en darle el papel de Toro, el fiel compañero de aventuras de El llanero solitario desde que debutó en 1933 como radionovela hasta transformarse en serie, película y cómic.

_MG_9773A finales de los sesenta y principios de los setenta el cómic de El llanero solitario fue popular en Colombia. Los distribuía Ediciones Laida, de España.

 

Mi bisabuela era nativo-americana. Tiene lógica, porque yo nací en Kentucky, un lugar que está repleto de cherokees y creeks”, dijo Depp recientemente cuando se le preguntó por su papel de indio, que en los años cincuenta protagonizó el canadiense Jay Silverheels. “Me recuerdo viendo el programa, con Silverheels y Clayton Moore, cuando era solo un niño y pensar: ¿por qué El llanero solitario le dice a Toro qué hacer? Me agradaba Toro y, aun a esa edad, sabía que a él siempre le tocaba la peor parte”. Dicho lo anterior ¿de qué se trata esta nueva versión del personaje creado hace décadas por George Trendle? Al volver a su pueblo, el inexperto John Reid es nombrado por su hermano Llanero de Texas. Y en su afán por combatir el crimen, inesperadamente una banda de delincuentes asesina a su hermano. De la sangrienta redada el nuevo alguacil sobrevive gracias a la ayuda de un pintoresco nativo llamado Toro. A partir de entonces ambos establecen una unión para combatir al crimen. Reid pone la astucia de su arma, y la suspicacia y el humor corren por cuenta del indio. Y en esa búsqueda de los culpables, se topan con una trama de corrupción estatal que involucra al alcalde del pueblo.

_MG_9770

 

“Cuando surgió la idea para el filme, pensé en Toro y en lo que podría hacer para reinventar esta relación, para quitar un poco de la fealdad que se ha lanzado sobre los nativos americanos no solo en El llanero solitario, sino en la manera en que han sido tratados a lo largo de la historia del cine”, declaró Depp. ¡Y qué mejor manera de representar a los indios que un galán que, a pesar de tener cincuenta años, sigue luciendo como El joven manos de tijera!“Esta es la historia de uno de los personajes más misteriosos de los remotos años del oeste. Es un tipo fabuloso, un hombre que atemoriza a los criminales y da esperanza a aquellos que quieren hacer de la tierra su hogar. Es conocido como El llanero solitario”, se escucha en la introducción del programa de televisión que se emitió entre 1949 y 1957, primero en blanco y negro y, más tarde, en color. Con la participación de Johnny Depp en el elenco actual, ¿habrá que mantener el sentido de la introducción? Por lo visto en los avances y por lo manifestado por el actor de Piratas del Caribe, en esta ocasión seguramente los aplausos se los llevará él. No obstante, hay que esperar hasta el 12 de julio para saber si Toro dejará de ser la eterna mano derecha de El llanero solitario.